- NeoFronteras - http://neofronteras.com -

El LHC es seguro

Contrariamente a las noticias sensacionalistas que circulan, otro estudio demuestra la seguridad del LHC, y su puesta en marcha no destruirá el planeta.

Foto
Una instantánea en el proceso de construcción del Atlas (Ampliar). Foto: CERN.

¿Podría un agujero negro creado en el LHC destruir el mundo? Suena sensacionalista y realmente lo es. Según la Física conocida eso es imposible. Steve Giddings, profesor de Física de UC Santa Barbara se ha molestado junto Michelangelo M. Mangano del CERN en escribir un artículo al respecto, dado el sensacionalismo de algunos medios sobre este asunto y los recursos ante los tribunales.
El artículo titulado “Astrophysical implications of hypothetical stable TeV-scale black holes” se ha aceptado para su publicación en la revista Physical Review D, y en él se documenta un estudio sobre la posibilidad de que en el LHC se produzcan agujeros negros microscópicos. El LHC o Large Hadron Collider está a punto de entrar en funcionamiento al final de este verano en el CERN y representa el mayor esfuerzo en investigación de Física de Altas Energías del momento, así como el mayor esfuerzo científico y tecnológico de los últimos años.
Según este estudio si los agujeros negros microscópicos aparecieran finalmente en las colisiones de este acelerador tendría una vida media de un “nano-nano-segundo” (10-27 s) y por tanto no tendrían con secuencias negativas. A pesar de todo, Giddings estudia qué pasaría en el hipotético caso en el que el que estos agujeros negros no se evaporaran.
El estudio concluye que semejantes microagujeros negros serían inofensivos. De hecho la Naturaleza crea colisiones de partículas a una energía superior a la del LHC cuando los rayos cósmicos colisionan con las altas capas de la atmósfera terrestre. Nuestra existencia es una prueba de que el fin del planeta no vendrá dado por esta clase de eventos.
“La futura salud del planeta y la seguridad de sus habitantes son una preocupación de suprema importancia para todos nosotros”, afirma Giddings, y añade: “Ya había fuertes pruebas físicas de que no había ningún riesgo por parte de estos hipotéticos microagujeros negros, y proporcionaremos argumentos adicionales que eliminarán riesgos incluso bajo las más estrambóticas hipótesis”.
El LHC está cerca de Ginebra, en Suiza, y en él se hará colisionar a protones entre sí a unos niveles de energía nunca alcanzados antes en una acelerador de partículas. Los resultados obtenidos proporcionarán nuevas pistas sobre las fuerzas que gobiernan la Física a esas escalas. Quizás se descubra en este acelerador el tan ansiado bosón de Higgs que dotaría de masa al resto de las partículas.
Se ha tardado 14 años en su construcción y ha costado 8000 millones de dólares. Es la mayor máquina jamás construida con 26,659 Km de circunferencia. Consta de un sistema de bobinas superconductoras que necesitan de 10080 toneladas de nitrógeno líquido y 60 toneladas de helio líquido, con el que se consigue una temperatura final de -271.3°C (1.9 K). Por el anillo circularán billones de protones que darán 11245 vueltas en un segundo al 99,99% de la velocidad de luz. Con esta máquina se espera conseguir colisiones de 14 TeV, energía equivalente a la que tenía el Universo una fracción de segundo después del Big Bang. Los seis detectores empleados (también llamados experimentos) son también de tamaños colosales y en ellos se tomarán los datos de 600 millones de colisiones por segundo gracias al sistema informático más potente del mundo. Para hacerse una idea de estos detectores sólo señalar que el experimento Alice pesa 10.000 toneladas y el Atlas mide 46×25×25 metros (ver foto). En este acelerador trabajaron y trabajarán miles de ingenieros y científicos.
Dos individuos han recurrido a los tribunales de Hawaii en un intento de parar la puesta en marcha de este colisionador (a pesar de la carencia de jurisdicción en este caso). Este estudio del que hablamos ha sido citado en la corte de Hawaii.
Gidding es un reconocido experto de altas energías y Física gravitacional. En 2001 participó en un estudio sobre la creación de agujeros negros en el LHC y ha publicado muchos artículos en el campo. Mangano es una reconocido experto en Física de Altas Energía y en particular en colisiones de hadrones (los protones son hadrones).
Quizás el argumento más de peso que se puede utilizar es el de que miles de físicos estarán por allí cuando el acelerador entre en funcionamiento y ellos serían los primeros en morir si la hipótesis (errónea) de los miniagujeros negros asesinos fuera cierta.

Fuentes y referencias:
Copia de artículo original. [1]
Nota en Eureka Alert [2]
Nota de seguridad en el CERN. [3]