- NeoFronteras - http://neofronteras.com -

El problema sobre la enseñanza del creacionismo en las escuelas de EEUU se dirimirá en los tribunales

Foto
Charles Darwin.

En lo que parece ser una revisión del juicio de Scope de 1925 la polémica sobre la enseñanza del creacionismo en las escuelas de EEUU se va dirimir una vez más en los tribunales.
Un juicio sobre este asunto acaba de comenzar para determinar si la teoría de la evolución será enseñada en las escuelas norteamericanas junto al creacionismo.
En la ciudad de Harrisburg (Pennsylvania) once padres de niños que asisten al instituto Dover High School junto con la Unión Americana de Libertades Civiles demandan al distrito escolar por votar a favor de la enseñanza del creacionismo, ahora llamado “diseño inteligente” (DI) en las escuelas públicas.
El resultado del juicio tendrá repercusiones sobre otros distritos escolares tanto en uno como en otro sentido. Si la demanda no prospera probablemente aumente el número de las escuelas donde se enseñe esta creencia no científica del diseño inteligente.
Este término apareció por primera vez en 1989 en un libro titulado “De pandas y hombres” y publicado por Foundation for Thought and Ethics, grupo afincado en Texas. Según esta creencia la variedad de seres vivos sobre la Tierra sólo se puede explicar por la existencia de un agente inteligente que los ha diseñado. Según sus defensores la selección natural y otros procesos explicados por la teoría [1] de la evolución no son suficientes para explicar la diversidad biológica. Según ellos su teoría es “científica” y no religiosa ya que no se menciona la palabra “Dios” en sus publicaciones.
Según los padres la escuela ha violado una cláusula de la primera enmienda a la constitución de los EEUU, pues ésta prohíbe la enseñanza de contenidos motivados por ideas religiosas. Y según éstos el diseño inteligente no deja de ser una forma de creacionismo camuflada de otra cosa.
Los demandantes llevarán como testigos a seis expertos en historia natural, teología y filosofía de la ciencia. Por ejemplo, Michael J. Behe professor de bioquímica de Lehigh University apoyará la causa evolucionista.
En el lado de los demandados estará el bufete de abogados de Thomas More Law Center. Este bufete fue creado por Thomas Monaghan, el fundador del negocio de pizzas Domino y un conservador católico que ya ha apoyado diversas causas religiosas radicales.
Según algunas voces el DI no deja de ser una manera de solucionar los problemas legales con los que se encuentra el creacionismo para introducirse en las escuelas desde que una sentencia del tribunal supremo de 1987 prohibió enseñar esta doctrina en las escuelas. En la difusión de esta creencia se ha cuidado mucho no mencionar la palabra “Dios” para evitar este problema.
En este juicio no hay jurado porque este juicio es acerca de la interpretación de la constitución de EEUU, y aunque el veredicto del juez John E. Jones III sólo afecta en principio al distrito de Dover puede ser apelado, y una decisión de la corte de apelación se aplicaría a los estados de Pennsylvania, New Jersey, Delaware y las islas Vírgenes. Otra apelación llevaría el caso hasta la Corte Suprema cuyo veredicto afectaría a toda la nación.
Se espera el veredicto para principios de diciembre.

Enlaces sobre el tema:

Referencia adicional: Stephen Jay Gould, “Dientes de gallina y dedos de caballo”, capítulo 20. Publicado por Crítica. ISBN 84-8432-554-7

Para opinar sobre este tema vaya a este artículo [7] de opinión.