- NeoFronteras - http://neofronteras.com -

Sobre los efectos regionales del calentamiento global

El calentamiento global tiene efectos locales aún más intensos en ciertas regiones del globo.

Foto

La temperatura terrestre ya ha aumentado al menos un grado centígrado en promedio en el último siglo respecto a la época preindustrial debido a nuestras emisiones de dióxido de carbono. Sin embargo, este aumento no se ha dado por igual en todos los sitios.

Un estudio [1] analiza cómo ha afectado el calentamiento antropogénico global a distintas regiones del mundo. A parecer, la mayor parte de las regiones del mundo responden linealmente (proporcionalmente) a este aumento acumulado de gases de efecto invernadero. El estudio es útil a la hora de señalar qué parte del calentamiento debida a las emisiones de origen humano se da a escala global y qué parte produce cambios locales.

Según los modelos usados por este grupo de investigadores se ve un aumento de 1,7±0.4 grados centígrados (siempre respecto a la época preindustrial) por billón de toneladas de dióxido de carbono emitidas, lo que es consistente con las medidas reales tomadas por IPCC. La ventaja es que esto dota de veracidad a las predicciones que estos mismos modelos hacen para el futuro.

Este es el desglose por regiones en el aumento de temperatura por cada billón de toneladas emitidas:

Alaska: 3.6 ± 1.4°C
Groenlandia y Norte de Canadá: 3.1 ± 0.9°C
Oeste de Norteamérica: 2.4 ± 0.6°C
Norteamérica Central: 2.3 ± 0.4°C
Este de Norteamérica: 2.4 ± 0.5°C
América Central: 1.8 ± 0.4°C
Norte de Asia: 3.1 ± 0.9°C
Sureste asiático: 1.5 ± 0.3°C
África Oriental: 1.9 ± 0.4°C

Como se puede apreciar, las regiones ecuatoriales se calientan más despacio, mientras que el Ártico lo hace mucho más deprisa. Esto es precisamente lo que se está midiendo en la realidad.

En promedio, el aumento de temperatura en los mares sería de 1.4 ± 0.3°C frente a los 2.2 ± 0.5°C de tierra firme.

Hasta la fecha los humanos hemos emitido 600.000 millones de toneladas de carbono, lo que implicaría un calentamiento de 1,3 grados en promedio. Al ritmo actual alcanzaremos un calentamiento de 2 grados (algo considerado catastrófico y objetivo a evitar) en sólo 3 décadas.

Otro estudio [2] hace también énfasis precisamente en lo que ya está ocurriendo en distintas regiones específicas del globo y qué les ocurrirá dentro de poco.

El Ártico ya sobrepasó los 2 grados de temperatura en 2000, pero si no se hace nada en las regiones limítrofes del Mediterráneo, Brasil central o EEUU se sobrepasarán esos 2 grados para 2030. Todo ello pese a que un aumento promedio de 2 grados no se dará hasta los años cuarenta de este siglo.

En este estudio se ha tratado de cuantificar esos cambios regionales y qué pasará cuando se alcancen los 2 grados en promedio a escala global. En algunas regiones de tierra firme la subida de temperatura será incluso de 6 grados. Al parecer la situación se agrava al superar los 1,5 grados en promedio.

Con una subida de 1,5 grados todavía se pueden ver subidas de temperatura en el Ártico de 4,4 grados y de 2,2 grados alrededor del Mediterráneo.

La temperatura regional extrema en Alaska, Canadá, Groenlandia, Norte de Europa y Rusia tendrá graves consecuencias a nivel global, entre las que se encuentra una subida acelerada del nivel del mar y la liberación masiva de metano en el permafrost.

Según Andy Pitman (ARCCSS) esta diferencia entre el impacto que tiene una subida a nivel global o regional tiene que hacernos reconsiderar la cantidad de dióxido de carbono que podemos emitir.

“Así por ejemplo, para mantener una temperatura a lo largo del Mediterráneo por debajo del umbral de los 2 grados, las emisiones acumuladas de dióxido de carbono tendrían que quedar en la 600 Gigatoneladas, en lugar de las 850 ahora estimadas para mantener la temperatura global promedio por debajo de los dos grados”, añade.

Si se aumenta la temperatura global hasta un promedio en esos dos grados, la temperatura alrededor del Mediterráneo subiría en 3 grados y de 5,5 a 8 grados en el Ártico. La mayor parte de tierra firme vería subidas por encima de esos 2 grados centígrados promedios.

Al parecer, las consecuencias de todo esto para regiones como Australia y otras del hemisferio Sur no están del todo claras y los autores sostienen que se necesita trabajar urgentemente más sobre los modelos de predicción para estos casos.

El trabajo tampoco tiene en cuenta posibles cambios bruscos (“tipping points”) en el clima a cuenta de todo este escenario. El clima podría cambiar abruptamente de un estado a otro, lo que potencialmente daría cambios regionales aún más fuertes.

Todo parece indicar que una gran mayoría de las personas que todavía están vivas verán cambios sustanciales en el clima a los largo de sus vidas y que esto del cambio climático no será algo a muy largo plazo. Puede que entonces se tomen medidas en serio al respecto. El tiempo dirá si será o no demasiado tarde.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4858 [3]

Fuentes y referencias:
Artículo original [1]
Artículo original [2]
Mapa: Nature Climate Change.