- NeoFronteras - http://neofronteras.com -

La rata gigante de Vanguno

Logran encontrar para la ciencia la rata gigante de la isla Vanguno.

Foto

A 1500 kilómetros al noroeste de Australia está Vanguno, una isla del archipiélago de las Salomón. En su primer viaje a esta isla en 2010, Tyrone Lavery oyó rumores de los locales sobre la existencia de una rata gigante que vivía en la selva. Según estos habitantes, la rata gigante o vika podían abrir los cocos con sus dientes. Además, esta rata forma parte del folclore local, pues es un personaje de las canciones de cuna de los bebés de la isla.

Desde los años noventa del pasado siglo los investigadores habían oído sobre este animal, pero ninguno de ellos había visto ningún ejemplar. Sin embargo, Lavery se propuso encontrar uno. La tarea resultó más difícil de lo pensado. Durante un tiempo, colocaron cámaras automáticas, trampas, miraron en el interior de los árboles huecos y usaron linternas por la noche para evidenciar el reflejo de sus ojos. Pero nada de esto funcionó. No lograron encontrar pruebas de su existencia, salvo unos excrementos.

La suerte hizo que el guarda Hikuna Judge de la reserva Zaira estuviera en el sitio adecuado en el momento justo. Logró capturar un ejemplar cuando huía de un árbol que caía. Los viejos confirmaron que se trataba de un vika. Lavery confirmó que el animal no había sido documentado científicamente, así que se trataría de una nueva especie. La denominó Uromys vika. Es el primer roedor en ser descrito en ochenta años en las islas Salomón. Sólo hay ochos especies de ratas nativas en las Salomón. La mitad de los mamíferos de las islas Salomón no se encuentran en ningún otro sitio.

“Este proyecto realmente muestra la importancia de la colaboración con la gente local”, dice Lavery.

A diferencia de los 200 gramos de ratas habituales, el vika pesa un kilogramo y mide medio metro de nariz a la punta de la cola. Ocupa el mismo nicho ecológico que animales el oposum o el monos pequeños ocupan en las selvas de otros lugares. Su único depredador es el águila de las Salomón.

“Los ancestros de vika probablemente llegaron a la isla encima de un poco de vegetación flotante, una vez allí, evolucionó en nuevas especies maravillosas, nada como lo que vivo de tierra firme”, dice Lavery.

Pero el ser humano es ahora su máximo enemigo. Como en la mayoría de las islas del archipiélago, la gente posee el 90 por ciento de los terrenos. Estos locales cultivan vegetales, pescan en los arroyos o cazan en el bosque como forma de subsistencia. Pero el mayor problema son compañías madereras extranjeras, que tienen concesiones para talar los bosques.

La única esperanza para este roedor es la reserva Zaira, en donde sólo se permite la caza y sólo en una de las zonas cada vez. Esto permite que en unos años se recuperen las zonas cazadas. Esta reserva es una de los pocos lugares de la isla en donde la rata puede sobrevivir.

Este roedor ya ha sido declarado especie en peligro crítico de extinción. La importancia de este animal no sólo es ecológica, sino también humana. Forma parte de la cultura del lugar y su desaparición supondría una amputación de dicho acervo.

Lavery quiere ahora investigar en la isla de Malaita la existencia de un murciélago sobre el cual los locales dicen que tiene cara de mono. Aunque puede que ya se haya extinguido.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5732 [1]

Fuentes y referencias:
Artículo original [2]
Ilustración: Velizar Simeonovski / The Field Museum