- NeoFronteras - http://neofronteras.com -

Unos pocos egoístas es bueno

En el mundo de las levaduras la presencia de unos pocos seres egoístas en un mar de individuos cooperativos beneficia al conjunto.

Foto

En todo tipo de sociedad hay cierto nivel de cooperación y cierto nivel de engaño. Pero aquí entenderemos “sociedad” en su sentido más amplio, desde las colonias de mohos mucilaginosos hasta la sociedad humana.
Una sociedad curiosa es la que pueden llegar a formar las levaduras, sí esos hongos microscópicos que hacen posible el pan, el vino o la cerveza. Se las utiliza como modelo de laboratorio, para estudios sobre genética o incluso en experimentos sobre economía.
Ahora, unos científicos han negado el sentido común sobre la cooperación al poner de manifiesto, al menos en el caso de las levaduras, que la presencia de unos pocos individuos oportunistas o aprovechados hace que el colectivo prospere mejor que sin ellos. De este modo, una sociedad con unos pocos seres egoístas sería más “utópica” (o más eficiente) que una formada enteramente por individuos dispuestos a cooperar. Los investigadores que forman este equipo proceden del Imperial College London, de las universidades de Bath y Oxford y del Instituto Max Planck de Biología Evolutiva.
Veremos a continuación que esta situación se da en las levaduras debido a una pequeña “trampa”. En la “sociedad levaduril” los individuos cooperativos producen una enzima denominada invertasa (o sacarasa) que rompe o desdobla la sacarosa (el disacárido que constituye el azúcar blanquilla común que ponemos en el café de la mañana) en fructosa y glucosa. Para ello tienen que gastar una determinada cantidad de energía y recursos. Los oportunistas no son capaces de producir esa enzima y dependen de los demás para esa función, pero al no generar la enzima se ahorran los costos que conlleva su producción.
El estudio, publicado en PLoS Biology, se basa tanto en experimentos de laboratorio como en modelos matemáticos. Según concluyen, en algunos casos un poco de egoísmo puede ir en beneficio de la comunidad. Pudieron comprobar, por ejemplo, cómo las poblaciones con unos pocos oportunistas crecían un 20% más que las poblaciones en las que sólo había cooperadores.
Según Laurence Hurst, uno de los participantes en el estudio, las levaduras usan el azúcar más eficientemente si éste es escaso en el medio. Así que tener unos oportunistas en la población ayuda a que las levaduras no desperdicien el azúcar.
Descubrieron además que como las levaduras no tienen manera de saber cuánta sacarosa está disponibles para ser disociada, desperdician energía sintetizando más invertasa, incluso cuando ya no queda dicho azúcar en el medio. Esto pone un freno al crecimiento de la población. Pero si la mayoría de la población coopera y hay unos pocos egoístas, entonces no toda la población está desperdiciando energía y limitando el crecimiento. Digamos que los egoístas están haciendo un favor al conjunto al eliminar el excedente. Para que esto ocurra los cooperadores necesitan estar cerca de otros cooperadores para así conseguir más glucosa (la que ellos mismos producen).
Si alguna de las condiciones que hemos relatado cambian entonces los oportunistas no benefician a la población.
Según Ivana Gudelj las connotaciones de cooperadores y oportunistas son más bien difusas en este caso. Explica que el añadido de más productores de invertasa a la población reduce la adaptación de toda la población y en este caso es difícil verlos como algo positivo desde el punto de vista que beneficie o no a la mayoría, aunque sí lo sean cuando su presencia es escasa.
Obviamente es muy difícil extrapolar este resultado a sociedades complejas como las humanas, entre otras cosas porque es difícil encontrar un bien cuya sobreabundancia reduzca el crecimiento de una comunidad.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3245 [1]

Fuentes y referencias:
Nota de prensa. [2]
Artículo original. [3]
Foto: Eric Miller.

Sobre cooperación en NeoFronteras:
Simbiosis y teoría económica. [4]
Cooperación, castigo e hipocresía. [5]
Nuevas ideas sobre cooperación. [6]
Cooperación y fuerzas históricas. [7]
Zanahoría mejor que palos. [8]
Sobre la aparición de la cooperación. [9]
Cooperación y evolución. [10]
Colonias extensas de mohos mucilaginosos. [11]
¿Sentido de la injusticia en los perros? [12]
Altruismo bacteriano. [13]
Modelo matemático sobre el altruismo. [14]
Engañar está en los genes. [15]
Cooperación, reputación, rumores y hechos. [16]
Sobre las bases fisiológicas de las normas sociales. [17]
El sentido de la justicia viene en parte determinado genéticamente. [18]
Cooperación y castigo en modelo teórico. [19]
Tenemos un impulso igualitario innato. [20]
Confirman la región cerebral relacionada con el sentido de la justicia. [21]
La amenaza de castigo crea la cooperación. [22]
Chimpancés cooperativos y altruistas. [23]