NeoFronteras

Células de perovskitas mejoran su rendimiento

Área: Tecnología — Domingo, 20 de Abril de 2014

Las células fotovoltaicas de perovskita han pasado de un rendimiento del 4% al 16% en unos pocos años y son una buena promesa para la energía solar.

Foto

Según el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas el 44% de potencia eléctrica instalada el año pasado en el mundo fue de naturaleza renovable, pese a que la inversión en este tipo de fuentes de energía cayó un 14%. Los costes de las instalaciones eólicas y solares han caído fuertemente y se espera que lo hagan más en el futuro. Este tipo de energías ya son competitivas y rentables en algunas de sus versiones.
Una de las formas de energía solar que se ha abaratado mucho es la energía solar fotovoltaica. Una instalación para una casa unifamiliar ya es rentable y amortizable en pocos años si no se emplean baterías y se usa la red normal cuando no hay sol.
Normalmente se usan células de silicio para este fin, pero desde hace unos años se investiga con otras tecnologías. El silicio ya tiene de un moderado a un alto rendimiento, pero es caro de producir. El problema es que hay que fundirlo y luego fabricar monocristales de los cuales se cortan las obleas. Ahora se aprovecha muy bien este material y las obleas son muy finas, pero para fundir silicio se necesita mucha energía. Esta es la razón por la cual una célula solar tarda unos pocos años en suministrar la energía que se necesitó para fabricarla. La gran ventaja del silicio es que es un elemento muy abundante que se puede obtener de simple arena que contenga cuarzo.
Las técnicas que permiten conseguir células fotovoltaicas (CF) de alto rendimiento, como las multicapas de arseniuro de galio, son todavía muy caras y sólo se utilizan en satélites artificiales. Además, algunos elementos que se usan en estas células no son abundantes en la corteza terrestre.
Una línea de investigación es usar polímeros (plásticos) para la confección de CF. Pese a los problemas de resistencia frente a los rayos UV y bajo rendimiento, se ha conseguido avanzar en este tema. Otra línea usa pigmentos y cristales de óxido de titanio, que es muy barata, pero su durabilidad es escasa.
La línea en la que nos vamos a centrar en este artículo es en la que se usan perovskitas. Las perovskitas toman el nombre de un mineral hallado en los Urales, pero hay perovskitas de muchos tipos. Básicamente una perovskita es un compuesto que adopta una determinada estructura cristalina. Así por ejemplo, los superconductores de alta temperatura, como el YBaCuO, son perovskitas.
El caso es que determinadas perovskitas presentan propiedades fotovoltaicas y, lo que es mejor, no necesitan de procesos de fundido y alta temperatura para hacer crecer sus cristales. Basta usar técnicas húmedas de disolución de tipo impresión o evaporativas para conseguirlo. Además pueden ser sintonizadas para que absorban mejor una determinada parte del espectro solar. Esto permite la obtención de células multicapas baratas de alto rendimiento, al menos en teoría.
En la práctica la situación promete, pues se ha pasado de un rendimiento del 3,8% en 2009 al 16% actual, una mejora mucho más rápida que con otras técnicas. En el National Renewable Energy Laboratory (NREL) se ha venido investigado esta línea durante los últimos años con bastante éxito.
La gran ventaja de este tipo de materiales para esta aplicación es que difunden los fotones de luz una mayor distancia a lo largo de la célula, lo que reduce la posibilidad de que los electrones se recombinen con sus agujeros y se pierda corriente eléctrica. La longitud de difusión es 10 veces mayor que la longitud de absorción. Esta característica permite pensar en dispositivos de alta eficiencia y bajo coste.
En el NREL predicen que habrá dos caminos posibles para el desarrollo de esta tecnología. En uno se tratará de mejorar el rendimiento independientemente del costo y en el otro de abaratar lo máximo posible las CF que se obtengan. Caminos que quizás converjan en el futuro. Hay varios laboratorios en el mundo en los que se investiga en este campo.
Se estima que el máximo rendimiento en este tipo de materiales se sitúa en un 31%, pero en células multicapas se superaría esta eficiencia.
La meta práctica que quieren alcanzar en el NREL es del 28%. Este laboratorio ya ha tenido éxito con materiales más convencionales al alcanzar un 31,1% de eficiencia real en sistemas de concentración con células de arseniuro de galio indio y fósforo.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4413

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Foto: Dennis Schroeder.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

21 Comentarios

  1. r:

    No sé hasta qué punto la gran mayoría de las personas piensan equivocadamente que este tipo de energías limpias, sí logramos sacarles el máximo provecho, pues podrían permitirnos seguir sosteniendo nuestra civilización tecnológica durante mucho más tiempo. Nada más alejado de la realidad… Yo creía que era así hasta que un día estuve escuchando un interesante programa de radio sobre ciencia, que tienen ahí en España y en una entrevista a un experto, éste explicaba que cualquier científico que conozca bien el tema sabe que no hay suficientes energías alternativas para sostener nuestro desarrollo, es decir que apenas se acabe el petróleo la civilización se hundirá.

  2. Juanda:

    Dirigido a r:
    Según tengo yo entendido el verdadero problema de que se acabe el petróleo mas que energético son 2:
    1) Si miras un segundo a tu alrededor y prestas un poco de atención podrás ver derivados del petróleo por todas partes en forma de plásticos. Se usa en prácticamente todo hoy día, desde envases,carcasas de todo tipo, carreteras e incluso ropa. Una gran ventaja que tiene el petróleo es que lo aprovechamos todo de el (como el cerdo aquí en España) por lo que sale tremendamente barato.
    2) El segundo problema es más bien económico y no me refiero a las petroleras y sus intereses que ese es otro tema del que discutir. A lo que me refiero es que al estar nuestra sociedad basada en el petróleo existe una cantidad ingente de personas cuyos puestos de trabajo dependen de esta gigante industria. En caso de desaperecer se podrían armar incluso revueltas sociales.

    En mi humilde opinión he de decir que en un futuro dejaremos de quemar cosas(gasolina,diesel,biodiesel…) para obtener energía pero el petróleo y sus derivados seguirán en nuestras vidas por mucho tiempo.

  3. NeoFronteras:

    Estimado r:
    Efectivamente, es imposible mantener nuestro actual sistema económico sin una fuente de energía “gratuita” como el petróleo y sin colapsar todos los sistemas ecológicos. No se puede mantener un crecimiento exponencial (económico y poblacional) sobre un planeta limitado del que ya consumimos 1,5 veces lo que produce.
    El colapso es inevitable, pero las energías alternativas lo pueden retrasar un poco.

  4. tomás:

    Creo que la energía geotérmica es una fuente prácticamente inagotable de energía que sólo muy pocos países emplean escasamente. Para transportar y distribuir ese calor, el problema es que habría que descomponer el agua, previamente purificada para obtener hidrógeno y por tanto, el precio de esa transformación será alto.
    A mi entender está más cerca esa posibilidad que la de conseguir la fusión.

  5. r:

    Juanda:

    Correcto, la materia prima del plástico es precisamente el petróleo y dependemos tanto de él que creo que algunos hablan de la civilización del plástico o algo así. Me parecen muy acertadas sus palabras ya que sí, probablemente los derivados del petróleo nos acompañarán durante mucho tiempo, más “sopas de plástico”.

    Querido amigo Tomás:

    A mi entender el entrevistado explicaba que el problema de las fuentes de energía es tan serio que siendo optimistas con las energías alternativas, a lo mucho llegaríamos a un 15% y que si uno reflexiona que una potencia como China cuando esté bien desarrollada va a consumir el doble de lo que consume toda Europa occidental y Estados Unidos juntos pues se da cuenta que ese 15% es insuficiente y no sirve para nada.

    Estimado Neofronteras:

    Creo que estiman que las reservas de petróleo disponibles se agotarán dentro de unas cuantas décadas… y cuando eso ocurra iremos para atrás, –cierto que más lento gracias a las energías alternativas- pero, para atrás.

  6. Dr. Thriller:

    Hombre, iremos para atrás o no. El imperio romano se derrumbó, eso está claro, pero hoy “sabemos” algo más. De hecho, tiene más delito lo que hacemos nosotros que lo que hacían ellos, al menos ellos eran víctimas de su ignorancia, nosotros no podemos alegarla.

    La civilización actual descansa en el bienestar de una reducida elite étnica, sólo algunos estados del hemisferio norte (y algunas zonas del sur) realmente viven con las comodidades que nos son familiares. Decirle esto a un africano o un asiático es casi reírse de él. Es cierto que aunque no tengan cochecitos, casas, urbanismo salvaje ni váteres (literalmente), tienen pijotelefonillos móviles y en mayor o menor medida, sanidad y medicinas que pueden verse afectadas, o no.

    Si retrocedemos a 1900, por decir algo, o a 1850 si se quiere, resulta que el 80% de la Humanidad actual no se entera porque ya está viviendo ahí. A veces somos de un etnocentrismo que da asco. Es cierto que mi razonamiento tiene trampa, sobre todo a escala de producción agrícola o industrial, pero un colapso civilizatorio resolvería en un período muy breve la superpoblación (y sin recurrir a guerras para nada), de una forma que no nos gustaría y probablemente marcaría la historia futura de la Humanidad de una forma muy desagradable, y eso que los libros de historia no son la alegría de la huerta, precisamente. Una vez reducido este problema, muchos de los otros se volverían a parámetros mucho más manejables por añadidura.

    Pero sería un fracaso moral infinitamente mayor que todos los estropicios que hemos hecho hasta la fecha, que son desde luego muy bochornosos, por decirlo suavemente.

    El problema es que por motivos culturales la ciencia ha avanzado más deprisa estudiando la forma de satisfacer nuestros delirios ídem, que en estudiarnos a nosotros mismos, que es la clave del problema. Y como decía aquel famoso anuncio, el poder sin control… eso…

  7. tomás:

    Querido “r” no niego ese 15 % pero no incluye a las geotérmicas y si extraer ahora de algunos lugares como Yellowstone o Toba -de sus proximidades, claro y con las debidas precauciones- ha de ser relativamente fácil y barato, conforme se perfeccionase la tecnología, se podrían ampliar los casos y ya digo que es prácticamente inagotable por muchas humanidades que fuésemos. El problema está en la superficie terrestre que por mucha energía que le suministremos no puede dar más de sí. Es más, cuanta más energía más rápidamente la agotaremos, así que no hay otra que reducir la humanidad a pocos miles de millones. Creo que Lovelock hablaba de 3000, pero no sé como lo calcularía.
    Por otra parte y en mi opinión una gran parte del problema está en el sistema económico y creo que no hace falta explicarlo.
    Abrazos.

  8. tomás:

    Me alegra verte por estos lares, estimado Dr. Thriller, aunque sólo sea para discrepar un poco. Vienes a decir que no harán falta guerras… Bueno, no sé; para empezar, ante la escasez, si dos personas ven un mismo caracol, no me extrañaría que se lo disputaran a muerte. Serían entonces guerras pequeñitas, de uno contra uno. Pero eso no va a evitar las grandes. Ya ves lo fácil que resulta fanatizar a las gentes, sobre todo si se comienza a adoctrinarles en la infancia. Ahí tenemos la gran papada de este fin de semana. Imagino al magnífico García Márquez describiendo la elevación hacia los cielos, contra toda gravedad, de los pétreos sepulcros mientras se oirían inefables voces angelicales de bienvenida; abajo la multitud, con reyes, reinas, lisiados, desheredados, enfermos, jóvenes, niños de pecho… todos llorando conmocionados y asombrados, derramando lágrimas de fe destilada y light 0-0. Pero eso ahora es agua bendita, puro espectáculo, si lo comparamos con los cinturones de bombas, con los niños soldado, el nazismo, el stalinismo, los jemeres rojos y toda suerte de barbaridades de las que hemos sido testigos y de las que nos vienen de la historia.
    Hay un ébola de esperanza, creo que por Guinea. Sería la solución de la Seguridad Social.
    Bienvuelto.

  9. Dr. Thriller:

    No es necesario que lo disputen a muerte, traemos de serie unos sentimientos y unas pautas de conducta que ya harían que (casi) todos los padres diesen su vida por sus hijos, o que los más viejos lo hicieran por los más jóvenes (con excepciones), etc. Las disputas se suelen producir cuando los individuos no se conocen, en caso de entornos más o menos familiares eso no se da. Por supuesto, no cabe descartar linchamientos previos de castuza y similares, pero las castas privilegiadas numéricamente son pequeñas (y el ahorro de recursos que supone su desaparición, con no ser negligible, no es significativo).

    Simplemente la producción agrícola bajará, la comida escaseará, la sanidad flojerará, la gente se morirá de enfermedades, no hará falta ni elegir. Gente que hoy está viva y sana y con no demasiada edad (o jóvenes, directamente), morirá por falta de atención sanitaria. A medida que la población disminuya, habrá un desastre social porque habrá que sustituir a los que faltan como buenamente se pueda (no es fácil sustituir qué puestos), e irá todo como una reacción en cadena. No hay consenso ni siquiera hipótesis de en cuánto se desplomó la población en el Imperio Romano, la idea es que al menos el 50% en menos de 100 años, que debía ser el margen que daba la tecnología de la época sobre el número de output alimentario per capita y km², las epidemias del siglo VI vinieron a dar la puntilla a centros urbanos que estaban ya agonizantes. Muchas ciudades romanas quedaron, literalmente, abandonadas (desiertas). En Hispania no pocas, por no decir la mayoría.

    El nazismo y el estalinismo ni son lo mismo ni son parecidos. El nazismo es una patología social aguda, muy relacionada con algo que aquí conocemos bien, la “limpieza de sangre”. El estalinismo es otra patología, no tan seria (socialmente hablando), relacionada con la paranoia y el miedo, por así decir, el estalinismo es maldad en refuerzo negativo, el nazismo lo es en refuerzo positivo, es infinitamente más peligrosa porque fenómenos como el estalinismo se dan en brotes, el nazismo puede durar indefinidamente -lo que tarde en colapsar la sociedad que lo produce. El nazismo es social, el estalinismo es sólo grupal (por más que todo se pega, menos la belleza). De hecho, el maccarthysmo es estalinismo, el Terror revolucionario es estalinismo, no se busca necesariamente el exterminio físico (pero es lo más directo), nihil novum sub sole, y desde luego el estalinismo no promueve guerras (vamos, que no lleva el imperialismo de serie, eso hay que comprarlo aparte). Hay un estudio muy bueno, el primero académico que se hace, donde se demuestra que si se limpia toda la propaganda al final las principales víctimas del estalinismo son la maquinaria del poder, una rueda trituradora que se devora a sí misma (los que hoy persiguen mañana son perseguidos). Eso no es estable -como no lo fue-, así que es una gran diferencia con sistemas más estables donde los verdugos tienen garantizada no sólo la impunidad, sino los altares.

    Los khemeres rojos es algo también diferente. Ni el nazismo ni el estalinismo se les puede considerar instrumentos de injerencias foráneas, por más que hayan tenido naturalmente su papel. En el caso de los ínclitos, difícilmente podrían haber hecho las barbaridades que hicieron sin el patronazgo de la entonces China iluminada por el Gran Timonel. No es un fenómeno cualitativamente muy distinto de los talibanes, o del franquismo, o tantísimos otros. Esto es puro salvajismo.

    Qué variada y variable es la violencia, asesina, contra nuestros semejantes, ¿verdad? Supongo que en último término está el miedo, y las inhibiciones de los sentimientos de especie.

    La tasa de supervivencia del Ébola, como todo, depende de la atención sanitaria. Donde no la hay, es raro que baje del 50%. En Europa sería un problema grave, pero muy lejos de esas cifras de mortandad. Claro que si África no le dejan ponerse a los niveles de Europa, parece que Europa sí quiere bajar a los niveles de África. Esto no sé si es nazismo o estalinismo, o simplemente estupidez autodestructiva (como los khemeres de colores o los estudiosos de las suras patateras). Que por cierto es lo que terminó con Roma, ¿no?

    Nunca me voy, sólo me callo xD.

  10. tomás:

    Me refería a las consecuencias de esas ideologías fanatizantes, no a sus características muy distintas y de diferente origen y gestación.
    Y ya que lo planteas ¿que pasará con estas megaciudades, carentes de todo recurso propio? Son un caldo de cultivo excelente, si no hay recursos, para pandemias, hambrunas y desórdenes sin medida.

    Me veo en el campo cultivando hortalizas, pero en alguno que esté escondido. Parece como si ese mundo de Mad Max, se hiciese realidad.

    A ver, voy a intentar poner khemeres.

    Saludos.

  11. Dr. Thriller:

    De hecho, por primera vez desde la revolución occidental urbana del siglo XVI, existen ya fenómenos urbanizativos muy amplios (sobre todo en África) que son económicamente antiproductivos, esto es algo que está revolucionando bastante el tema de econosociología porque se debate si es un problema específico de África o es realmente el agotamiento del modelo que no llega a cuajar en áreas de recientísima implantación (o a saber qué).

    Las megaciudades del antaño Tercer Mundo son de meter miedito. En cualquier caso, el área metropolitana de New York o Los Angeles no son moco de pavo. Chornobyl nos demuestra (como en el Imperio Romano), que un abandono de las infraestructuras hace que la naturaleza recupere el terreno perdido en tiempo récord. Esas imágenes (nunca la serie Mad Max nos obsequió con ellas) de mundos post-apolcalípticos donde la fauna (y flora) salvaje se han adueñado de Paris o de Boston, son bastante veraces. Casi todos los cordados pueden perfectamente aprender a subir y bajar escaleras, puedes tener una osera en el piso 22 y las vacas durmiendo en el 14 (es falso que las vacas tengan problemas con las escaleras). Y dicho sea de paso, hemos leído estos días cómo los animalitos se adaptan a la radiación (para eso es la vida, para persistir). Obviamente lo tienen más fácil los que duran pocos años que los más longevos.

    Hombre, las características de las infecciones tienen en común que ponen en juego el sistema inmunitario, pero no es lo mismo un virus que una toxina que una bacteria que lo que se quiera. El fanatismo ya hablamos sobre él, en mi opinión es un fenómeno complejo que necesita de que se cortocircuiten varios flujos, y pienso que la experiencia vital hace que el cerebro renuncie a determinadas interpretaciones que desbloquearían el asunto. En cualquier caso, no hay mucha diferencia entre un fanatismo religioso de uno político de uno académico, aunque efectivamente las consecuencias son muy dispares. Como el alcance de las mismas.

    En cierto modo, nazismo o estalinismo no se diferencian demasiado de un fanatismo religioso, sobre todo en el primer caso (aunque existen digamos fanatismos religiosos “cínicos”, que serían el equivalente del estalinismo). Pero yo casi me atrevo a sugerir que la raya en el suelo fundamental es la minusvaloración del semejante frente a la construcción cultural, ahí claramente los mecanismos de inhibición no están funcionando. Supongo que es más fácil en caso de un fanatismo religioso dado que a fin de cuentas, “le estás haciendo un favor” al hereje matándolo (o al disidente eliminándolo por el bien de la especie). De hecho, la creencia en vidas más allá de la muerte devalúa (no tan paradójicamente) el valor de la vida humana.

  12. tomás:

    Efectivamente la vida en el “más alá” y en los otros “mases imaginados equivalentes” devalúa la vida humana. Para qué esta vida tan miserable como la de Desiderio si nos espera otra plena de felicidad y nada menos que eterna. Supongo que cualquier chaval con su cinturón de explosivos me daría la razón.

  13. Dr. Thriller:

    Lo del cinturón de explosivos, pues cada caso será cada caso, pero más bien tiendo a pensar que ni siquiera hace falta ese placebo. La simple impotencia, la más elemental ausencia de justicia, la constatación de que tu vida no vale absolutamente nada para el grupo humano que se juzga causante de ese sufrimiento puede mover a más de uno a dar su vida, incluso por simple venganza. La historia está llena de camicazes y la mayoría de ellos ni siquiera tenían motivaciones religiosas (porque en realidad, las religiones se guardan muy mucho de condenar el suicidio, dado que como bien apuntas, para qué cojones vamos a perder el tiempo en este mundo sucio e imperfecto si hay otro mejor). No recuerdo ahora los personajes, aunque esta historia ha sucedido (verídicamente) muchas veces, pero un “dignatario” le comentaba a su responsable de seguridad hasta qué punto podía garantizarle esta, y el buen hombre encargado del marrón le contestó que, si la persona o personas que quisieran atentar contra su vida estaban dispuestas a perder la suya, obviamente ninguna. Entonces el dignatario le preguntó cómo era posible que hubiera gente tan chiflada como para hacer eso, la contestación es muy probablemente apócrifa dado que un inferior jerárquico no suelta bofetadas de este calibre, pero vino a ser algo así como “eso depende de cómo usted apriete la soga”.

    De hecho, la Iglesia primitiva tuvo un serio problema con las sectas gnósticas, que predicaban el suicidio de tapadillo, dejándose morir por inanición e inactividad. Es que es lo que digo arriba, es de cajón, si existe un mundo mucho mejor que este lo más lógico es abreviar la estancia aquí, “en esta noche en una mala posada”. Es curioso, porque la idea es ambivalente como tantas, sirve para sacar fuerzas de la nada en tanto en cuanto uno asuma parcialmente, no totalmente, su lógica (bueno… “lógica”).

  14. NeoFronteras:

    No es sólo una cuestión de chalados o vengativos. La Historia enseña que ningún progreso social, ningún derecho, ninguna dignidad se ha conseguido sin derramamiento de sangre, porque si hay una constante en la evolución humana es que los que viven muy bien a costa del trabajo de los demás normalmente tienen el poder suficiente como para intentar seguir manteniendo el statu quo o incluso ampliar sus privilegios si tienen la oportunidad y no hay contrapresión al otro lado. Los sistemas sociales son sistemas dinámicos, no estáticos.
    Si no hubiera habido derramamiento de sangre seguiría habiendo esclavos recogiendo algodón u obreros trabajando 16 horas al día. Incluso muchos seguidores de Gandhi murieron en sus protestas pacíficas.

  15. NeoFronteras:

    Retomando el asunto de la energía sólo recordar que ninguna forma de energía puede mantener el actual crecimiento exponencial de la economía y de la población. Al petróleo y carbón le quedan unos 30 años, que son las formas de energía cuasigratuitas sobre las que se mantiene ese crecimiento (que incluye los fertilizantes que alimentan a la población). Así que la única solución es el decrecimiento y el uso de energías alternativas. Para la vida cotidiana tampoco se necesita tanta energía, pero los procesos industriales necesitan bastante. Para extraer cobre, por ejemplo, se necesita mucha energía, pues las menas son ya muy pobres. Porque, y este es otro factor más, ya hemos agotado las menas ricas de todos los minerales valioso.
    Pero es imaginable una ciudad de tamaño adecuado en donde uno se desplace en bici, tenga paneles solares en su casa y teletrabaje la mayor parte de los días.
    Sin embargo, no se sabe muy bien lo que perseguimos, porque al final somos infelices, no tenemos tiempo para ver a las personas que amamos, no aprendemos nada interesante y encima cada vez tenemos más deudas. Hay una profunda contracción entre perseguir siempre tener más dinero y no tener nunca suficiente. Somos una especie surgida en tiempos de escasez y eso nos marca. Somos como el hamster ese que acapara sin poder más: http://youtu.be/sZpdr8B5kcE

  16. Miguel Ángel:

    No me gusta ser aguafiestas, pero no creo que obtener silicio a partir de arena suponga una buena solución a medio plazo, a lo sumo a muy corto plazo.
    La arena es todavía un recurso barato y abundante, pero no tardará en dejar de serlo:

    http://www.youtube.com/watch?v=Dg5j7nd4H2M

    Si no dejamos de usarla en nuestras construcciones, la crisis de la arena está servida. En el vídeo explican que cada grano de arena tarda un millón de años en formarse desde que inicia su viaje en el curso alto de los ríos… el problema es que el 90% de los ríos del planeta tienen presas, dejando así capada la principal fuente de producción natural de arena.
    Otra secuencia nefasta: las playas se quedan sin arena por construir demasiado cerca de la línea costera; al perder ingresos hosteleros se acaba por traerla de otras partes, muchas veces de modo ilegal; pero la playa sigue estando enferma por culpa de las construcciones, y esa arena no tarda mucho en desaparecer…y vuelta a empezar.

  17. NeoFronteras:

    La arena barata y cercana puede llegar a escasear en algunos sitios, pero en los desiertos a veces hay mucha pero que mucha arena. Su problema es la arena, sin arena podrían reverdecer. El silicio es uno de los elementos más abundantes en la corteza terrestre. Como se emplea poca cantidad de arena para las células FV siempre será rentable traerla de donde sea o montar la fábrica y las centrales solares en esos desiertos (la inestabilidad política de esos países lo impide).

  18. tomás:

    Pues a ese tipo de cosas me refiero cuando hablo del monstruo sin cabeza que es el capital con cerebros a su servicio. Lleno hasta lo insoportable pero, a la vez, insaciable.

  19. Pocosé:

    Cuando la arena de los desiertos sea rentable, la inestabilidad política no será (nunca lo ha sido) ningun problema para el “Bicho”, se adapta rápidamente a cualquier entorno y circunstancias, ademas es habilísimo con las nuevas tecnologías: http://www.publico.es/dinero/518117/el-fiscal-de-nueva-york-investiga-la-especulacion-en-bolsa-con-superordenadores

  20. NeoFronteras:

    Estimado Pocosé:
    Es lo malo de la desrregulación iniciada en los ochenta por Reagan y Thacher. Si no hay reglas y control, al final se tiene la ley de la jungla. Ya hasta hay enlaces de microondas entre bolsas porque la velocidad de la fibra óptica no era suficiente. Y las operaciones las hacen ya programas de ordenador de forma automática.
    Pero no va a cambiar nada porque cuando los políticos tiene que decidor preguntan a los mismos que nos han medido en este lío. Eso asumiendo que son honrados, si no es así simplemente se dejan comprar.

    Uno compra ciertos objetos y tiene que esperar a obtenerlos una vez pagados, pero, sin embargo, para las operaciones en bolsa ni la velocidad de la luz es sufiente. Seguro que ya alguno se frotaba las manos con los supuestos neutrinos superlumínicos.

  21. Pocosé:

    Estimado Neo:
    Lo peor de todo es que tanto esos que se frotan las manos, como los que las utilizan para coger sobres, están tan sometidos por las “feromonas” del “Bicho” como los que firmamos una permanencia 18 cuando no llevamos ni de 12 de la anterior, es que la cosa tiene mucha guasap.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.