NeoFronteras

¿Fluye salmuera en Marte?

Área: Espacio — Martes, 29 de Septiembre de 2015

Diversas pruebas sugieren que en la actualidad fluyen salmueras por la superficie de Marte en las épocas cálidas.

Foto

Esta vez parece que sí se confirma la presencia de agua líquida, o más bien salmuera, de modo episódico en Marte en la actualidad.
Como todos sabemos, hay pruebas de que en el pasado Marte era un lugar mucho más húmedo de lo que es ahora. En las fotos de las sondas espaciales que el ser humano ha ido enviando al planeta rojo se han podido apreciar signos claros de lagos y de antiguas corrientes. Incluso se ha especulado con la presencia de mares miles de millones de años tras su formación.
Sin embargo, los últimos estudios sugieren que Marte se secó al poco de formarse. Gran parte del agua se evaporó a la atmósfera y allí la baja gravedad, la baja presión, la baja gravedad y la acción de la radiación hizo que se perdiera. Otra parte se congeló en el subsuelo.

Foto

Diversos experimentos han podido demostrar que hay hielo de agua (posiblemente mezclado con sales de diverso tipo) en muchas regiones del subsuelo marciano.
La pregunta es, si es verdad que hay hielo en el subsuelo, ¿puede fluir ahora agua por la superficie en algún momento? Así se había afirmado en el pasado, pero las pruebas de las que disponemos entonces y que parecían indicar el flujo reciente eran en realidad huellas de flujo de arena.
Pero ayer la NASA hizo pública una información sobre que, efectivamente, sí que hay huellas de flujo de agua recientes y que estas se dan de vez en cuando.
La sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) está orbitando Marte desde hace años y toma fotos de su superficie. Desde 2011 algunos de los científicos implicados en la misión han podido apreciar surcos excavados en el suelo de 5 metros de ancho y cientos de metros de largo que aparecen estacionalmente, justo en el verano marciano. En concreto estos surcos aparecen y desaparecen en docenas de lugares de la superficie marciana cuando la temperatura sube por encima de los -23 grados centígrados.

Foto

Ahora creen poder sugerir con más convicción que se trata de flujos de agua procedentes de acuíferos subterráneos que se dan gracias al calor. Entonces el agua irrumpe en la superficie y baja por la ladera formado surcos. Esta agua podría aparecer en la superficie tanto por delicuescencia debido a la absorción de vapor de agua por parte de atmósfera o por la presencia de un acuífero.
Al llegar el invierno estos surcos son menos definidos, presumiblemente porque ya no fluye el agua debido a que la baja temperatura la congela.
Hay que aclarar que no se trata de agua tal cual, sino de salmuera formada por agua y diversos tipos de sales. Esto necesariamente es así porque la temperatura en la superficie marciana es muy baja, incluso en verano, y el agua pura sería hielo en esas condiciones. Sin embargo, una salmuera tiene un punto de congelación más bajo que sí le permite estar fluida en esas condiciones. Además, en forma de salmuera el agua no se evapora tan fácilmente en la tenue atmósfera marciana.
El problema es que no hay pruebas directas o tan si quiera espectográficas de que esto es efectivamente así, así que no se atreven a afirmarlo con rotundidad. Eso sí, ahora sí hay pruebas espectográficas de la presencia de sales, en concreto de perclorato de magnesio, cloruro magnésico y perclorato sódico.

Foto

La señal espectográfica de las sales desaparece en invierno cuando los surcos son menos evidentes, presumiblemente porque ya no fluye la salmuera.
En el laboratorio se ha podido demostrar que algunos percloratos son capaces de mantener el agua líquida hasta a 70 grados centígrados bajo cero. En la Tierra estos percloratos se pueden encontrar en algunos desiertos. Compuestos que, además, se usan como propergoles para cohetes.
Los percloratos ya fueron detectados por la sonda Phoenix que aterrizó en Marte y por el rover Curiosity.

Algunos de los investigadores implicados como, John Grunsfeld, se muestran optimistas respecto al hallazgo, ya que reforzaría las posibilidades de existencia de vida en Marte. Sin embargo, esas sales no parece que pudieran ser inocuas para la vida terrestre. Aunque incluso aquí en la Tierra hay microorganismos extremófilos que resisten condiciones muy duras.
Aunque no haya vida en Marte, posibilidad por otra parte que es la más probable, la presencia de agua, aunque sea en forma de salmuera, puede facilitar una misión tripulada al planeta rojo.
La tripulación no sólo contaría allí con agua (si es que se puede separar de las sales con facilidad) y oxígeno respirable para su consumo, sino también para sintetizar combustible para la vuelta. De este modo, se podría descomponer el agua en oxígeno e hidrógeno y usar el oxígeno como oxidante del cohete de vuelta y el hidrógeno para sintetizar metano como combustible a partir del dióxido de carbono de la atmósfera.
¿Es esta una noticia tan espectacular como la NASA había anunciado cpn varios días de anticipación? Posiblemente no, pero la NASA, que tiene una ofician de prensa y comunicación muy buena, necesita de este tipo de cosas para conseguir la tan escasa financiación.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4773

Fuentes y referencias:
Artículo original
Web de la NASA.
Fotos: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. NeoFronteras:

    Esta foto también está bien:

    http://apod.nasa.gov/apod/image/1509/MarsStreaks_HiRise_1225.jpg

  2. Miguel Ángel:

    Pues creo que tiene razón nuestro querido Neo, es financiación lo que se busca: esta noticia ha salido en los telediarios anunciando a bombo y platillo que los expertos que la han publicado han llegado a la conclusión de que es MUY ALTA la posibilidad de que haya vida en Marte. La respuesta implícita es que hay que enviar más misiones para verificarla…”y tiro porque me toca”

  3. tomás:

    Por supuesto. El agua es necesaria, pero no suficiente. Es muy posible que las sales sean similares a las terrestres, aunque la concentración pueda ser muy superior. También, en algunos lugares será más salina que en otros. En resumen, hay que verificar sin echar las campanas al vuelo.

  4. Ringmaster:

    Al contrario de lo que se suele creer, los organismos extremófilos aparecen por adaptación a los medios extremos, y no al contrario; la vida necesita de unas condiciones adecuadas para surgir, para crear la complejidad suficiente para desarrollar organismos que puedan vivir en las condiciones más duras.
    Por lo tanto, es más que probable que en esa salmuera del subsuelo NO haya vida en Marte, hay que ser realistas.

  5. NeoFronteras:

    Si hubiera habido vida en Marte alguna vez, esta sería evidente ahora, habría cambiado la química y atmósfera del planeta y habría evolucionado para adaptarse a esas condiciones.
    Lamentablemente no es así.

  6. Pocosé:

    Aún no tenemos ni idea de en que condiciones surgió la vida, solo sabemos que en determinadas condiciones se producen moleculas que son pilares fundamentales para al única clase de vida que conocemos y esas condiciones son mas cercanas a los hábitats de los extremófilos que a aquellos hábitats donde la vida es exuberante.

    Hay formas de vida aquí cuyo metabolismo es muy lento y poco evidente, bacterias litotrofas a profundidades de cientos e incluso miles de metros en el interior de las rocas, si aquí es bastante difícil detectarlas, en Marte … … …

  7. tomás:

    Estimado Ringmaster:
    Intentaré analizar tu 4. De acuerdo con una parte de la frase primera: interpreto que seres preexistentes se adaptan a un ambiente extremo. Dices inmediatamente: “y no al contrario”. Pero eso no es cierto. Algunos organismos, cianobacterias parece ser -previas vicisitudes en discusión- iniciaron la fotosíntesis convirtiendo un medio en el que la vida ya estaba asentada, en extremófilo; el oxígeno era un veneno. Supongo que muchos morirían, pero, al ser un proceso lento, otros se adaptaron, pues si así no fuera, no estaríamos escribiendo aquí. Habiendo sido ese evento de tal magnitud e importancia, creo haber demostrado que algunos organismos pueden modificar el ambiente en que viven hasta convertirlo en insoportable para otras especies; de él, podremos decir que es extremo y que los organismos que lo habitan y/o lo crearon -o contribuyeron a crearlo en una interacción mutua “ambiente inanimado-vida”- son extremófilos.
    Sin embargo sí estoy de acuerdo en la dificultad y la escasa probabilidad de la vida en Marte, sin despreciar la conclusión del 6 de Pocosé.
    En definitiva, que hay que mojarse y verificar, sin dejarnos llevar con lo que nos gustaría (a mí por ejemplo me haría ilusión), o incluso por lo que consideremos probable. Puede ser muy improbable, pero estar, y viceversa, aunque hay pareceres de que en todo ambiente propicio, la vida se dará (sin embargo pienso que esta consideración se refiere a la Tierra, es decir a que la vida se extenderá, una vez existente, a todo lugar posible).
    Un cordial saludo.

  8. NeoFronteras:

    ¡Exacto! Es casi imposible que haya vida ahí, pero hay que comprobarlo igualmente. De paso comprobarlo también en Europa y Encelado.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.