NeoFronteras

Nueva técnica de análisis de estromatolitos

Área: Paleontología — Jueves, 7 de Febrero de 2008

Un grupo de investigadores han desarrollado un sistema para identificar signos de vida fósil en estromatolitos muy antiguos.

Foto
Foto de un estromatolito de los analizados con esta técnica. Foto: Kevin Lepot et al.

Los estromatolitos son formaciones rocosas similares a las actuales formaciones coralinas que en un pasado remoto dominaron los océanos de la Tierra, constituyendo una de las formas de vida más antiguas conocidas. Los estromatolitos vivos modernos son muy escasos, pero se pueden ver algunos en Australia.
Precisamente en este país hay también estromatolitos fósiles de miles de millones de años de edad y gracias a una nueva técnica desarrollada por Denis Diderot, Kevin Lepot y colaboradores (del CNRS francés) se pueden ahora analizar y decir sin ambigüedad que son fósiles formados por lo que una vez fueron células vivas.
Nadie sabe con certeza cuándo surgió la vida sobre la Tierra, pero alguna pistas sitúan ese acontecimiento a hace 3700 millones de años. Algunos estromatolitos tienen una edad de 3500 millones de años y son buenos candidatos para el estudio de la evolución de los primeros microorganismos terrestres.
En esas épocas las colonias de cianobacterias fotosintéticas podían hacer crecer capas de carbonato cálcico formando las rocas que han llegado a nuestros días. Pero no todos las rocas que pueden ser catalogadas como estromatolitos se forman de ese modo. Algunas se pueden formar gracias a fenómenos inorgánicos de precipitación similares los que forman las estalactitas de las cuevas. No es fácil afirmar que unos organismos fotosintéticos formaron las capas de carbonato cálcico de una roca en concreto. La hipótesis vigente hasta ahora descansaba sobre criterios morfológicos, que parecían suficientes para rocas fósiles recientes formadas en entornos similares al nuestro, pero no para estromatolitos más remotos que se desarrollaron en condiciones muy diferentes.
Ahora este grupo de investigadores ha usado una nueva técnica que usa la luz sincrotrón para analizar los estromatolitos de la formación Tumbiana en Australia occidental. La técnica se basa en la microscopia de transmisión por barrido de rayos X. La resolución alcanzada es muy alta, de unos 10 nanómetros. De este modo los investigadores pudieron ver glóbulos de material orgánico con forma celular dentro de las rocas.
Además usaron otra técnica (near-edge X-ray absorption fine structure o NEXAFS), esta vez espectroscópica, para buscar moléculas. Encontraron ácido carboxílico y otras moléculas que son indicadores de la existencia de vida microbiana.
Mezclado con los glóbulos había pequeños cristales aragonito que también está compuesto de carbonato cálcico. Este mineral es bastante inestable y no tiende a conservarse a no ser que esté protegido por restos microbianos. La presencia de este mineral es por tanto otra indicación de la presencia de vida primitiva. Estos cristales constituyen además el aragonito de origen biológico más antiguo conocido, ya que la anterior plusmarca estaba en aragonito de hace 350 millones de años.
Los estromatolitos más antiguos conocidos de 3500 millones de años de antigüedad pertenecen a la formación de Pilbara. Éstos están muy mal conservados, pero otros del grupo Warrawoona y que son ligeramente más modernos, están mejor conservados y son susceptibles de ser analizados.
La importancia de este trabajo radica en haber mostrado una nueva metodología aplicable al estudio de rocas muy antiguas sospechosas de haber estado relacionadas con la vida primitiva, como los estromatolitos del grupo de Warrawoona. Este grupo de investigadores ya está planeando usarla precisamente en este tipo de rocas tan antiguas.
Aunque hay pruebas controvertidas de vida aún más antigua en el grafito de rocas encontradas en Groenlandia no va ser fácil corroborarlas, pues cuanto más antigua es una roca más difícil es encontrar pruebas en ese sentido.
En todo caso es fascinante que estas rocas nos hablen de un pasado remoto en el que la vida todavía se estaba reinventado a sí misma al poco de haber sido creada.

Fuentes y referencias:
Noticia en Nature (no en abierto).
Microbially influenced formation of 2,724-million-year-old stromatolites (resumen).
Estromatolitos en NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. fernanda v:

    ¡Qué increíble!, no dejen de actualizarnos de la información reciente.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.