NeoFronteras

Detección de lunas de exoplanetas

Área: Espacio — Miércoles, 17 de Diciembre de 2008

Proponen un sistema mediante el cual se podrían detectar lunas que orbiten alrededor de exoplanetas.

Foto
Ilustración: Andy McLatchie.

No cabe duda de que a veces la ciencia ficción es una fuerza que empuja la curiosidad de la gente por la ciencia en general. No hay problema en esto mientras no confundamos ciencia y ciencia ficción, pues no todo lo imaginable es posible. Para aquellos a los que de pequeñitos les excito la película “El retorno de jedi” quizás recuerden lo interesante que era desde el punto de vista estético la luna de Endor, que consistía en una luna de tipo terráqueo o rocoso que orbitaba alrededor de un planeta gaseoso gigante. Debido a su descomunal tamaño éste ocupaba además gran parte del cielo con lo que la vista era impresionante (a saber las mitológicas que se podrían desarrollar a partir de algo así). Además, al menos en la parte en donde se desarrollaba la acción, había un bosque de árboles gigantes, animales y unos seres repelentes supuestamente inteligentes. Por tanto tenía vida.
Hemos descubierto más de 300 exoplanetas de los cuales al menos 30 están en la zona habitable. La mayoría de los cuales son planetas gaseosos gigantes del estilo de Júpiter, planetas que se supone no son muy propicios para la vida, aunque hace ya mucho tiempo hubo alguno que se atrevió a proponer que incluso en ese tipo de planetas sería posible la vida. El ser humano busca más bien verse reflejado en el Cosmos y busca algo similar a la Tierra y vida similar a la suya, después de todo es el único ejemplo de vida que conoce.
Si estos planetas gigantes están en la región habitable impedirán la presencia o formación de cualquier otro planeta cerca debido a su campo gravitatorio y, en principio, no parece que haya un planeta como la Tierra por allí. Sin embargo, un planeta gigante puede tener lunas gigantes (satélites naturales), incluso de un tamaño comparable al de la Tierra. Los modelos de formación planetaria así lo parecen permitir. ¿Podremos detectarlas?

Foto

David Kipping, un astrofísico de University College London, dice que es posible detectar semejantes mundos y publicó el pasado día 11 un artículo sobre el asunto en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Al igual que el tirón gravitatorio produce oscilaciones de la estrella alrededor de la cual gira, las lunas deben de afectar igualmente los planetas gigantes. Según sus cálculos no solamente se podría confirmar si el planeta tiene una luna, sino además calcular su masa y otros parámetro.
Hasta ahora se han mirado solamente los cambios en la posición del planeta según orbita su estrella, y esto dificulta la confirmación de la presencia de lunas. Según el nuevo método, midiendo las variaciones en la posición y velocidad del planeta cada vez que pasa por delante de la estrella se puede obtener información suficiente como para detectar lunas rocosas de tamaño terrestre.
Aunque con otros métodos se podría detectar la presencia de lunas no se puede calcular su masa y distancia orbital. Con este nuevo método sí que se podría. No deja de ser sorprendente que se pueda obtener tanta información con tan pocos datos, incluso la presencia de lunas que puede que nunca veamos.
Quizás haya lunas habitadas que orbiten alrededor de planetas gaseosos gigantes, incluso puede que esté habitadas por seres estúpidos como los ewoks, pero lo difícil es que esté cubierta de Sequoia sempervirens californianas.

Fuentes y referencias:
Noticia en Science and Technology Facilities Council.
Copia del artículo original.
Ilustración grande: wookippedia.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.