NeoFronteras

Diferencias cognitivas entre bebes según el sexo

Área: Psicología — miércoles, 17 de diciembre de 2008

Los niños de 5 meses pueden exhibir destrezas espaciales en la rotación mental de objetos que las niñas de esa edad no exhiben.

Foto

Las mujeres y los hombres tienen capacidades cognitivas ligeramente distintas en algunos aspectos. Mientras que las mujeres están más preparadas en destrezas verbales que los hombres, muchos estudios demuestran que los hombres adultos tienen ventaja en habilidades espaciales como la rotación mental de objetos.
Estos resultados han sido controvertidos desde que se publicaron en determinados sectores del feminismo y se ha achacado estas diferencias a una educación sexista en los niños que posteriormente condicionaría sus capacidades mentales. Entonces estas mínimas diferencias ¿son innatas o aprendidas?
Una de las tareas que los hombres realizan mejor que las mujeres es la rotación mental de objetos. Ahora Scott P. Johnson y David S. Moore demuestran que esta destreza ya está presente en niños de 5 meses. Esto apoyaría la tesis del origen innato de estas diferencias. A esa edad los niños pueden exhibir destrezas espaciales que las niñas no tienen.
Desde hace 30 años se sabe que los hombres son más diestros que las mujeres a la hora de saber si una determinada configuración corresponde a la imagen de un objeto rotado en el espacio. No es que las mujeres no lo hagan, simplemente tardan un poco más de tiempo en averiguarlo. En estudios previos se descubrió que esta diferencia ya existía en niños de 4 años de edad, ahora lo han conseguido demostrar en niños de tan solo 5 meses a pesar de que no esperaban diferencias en bebés de tan corta edad. Moore y Johnson publicaron un artículo con los resultados el pasado día 12 en Psychological Science.
La rotación mental necesita de una representación mental tridimensional del objeto e imaginarlo en diferentes orientaciones. Básicamente se rota el objeto en la mente.
En el estudio se probó esto con 20 niñas y 20 niños de 5 meses de edad usando un método típico para comprobar la percepción en los bebés. Se les hacía mirar a una pantalla repetidamente hasta que su capacidad de atención disminuía. En concreto se les mostraba una especie de L hecha de cubos de distintos colores (ver foto). Una vez que los bebés se aburrían con el objeto, los investigadores volvían a mostrar el mismo objeto desde otro punto de vista o su imagen especular. Con esto se estaba pidiendo a los infantes que rotaran mentalmente el objeto.
Los niños varones miraban a la imagen especular 1,5 segundos más que la imagen familiar. Según los autores es una diferencia estadísticamente robusta. Las niñas miraban a la imagen rotada menos tiempo que la imagen familiar.
Los varones miraban más a la imagen especular porque reconocían que el objeto era completamente nuevo respecto a los demás, que eran simplemente rotaciones de la L original y que les aburrían.
Estos investigadores dicen no saber por qué los hombres son mejores en esta tarea o por qué los niños son mejores que las niñas, pero afirman que esta diferencia empieza antes de los 5 meses de edad. Dicen que esta habilidad está presente en una población preverbal que es demasiado joven para haberla aprendido de una experiencia de primera mano.
Están interesados en esta cuestión porque las habilidades espaciales de hombres y mujeres son diferentes y les interesa explorar el origen de estas diferencias.
Se muestran de todos modos cautos de exponer una conclusión fuerte y amplia sobre este asunto basada en un estudio único.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa en UCLA.
Ilustracion: uno de los objetos empleados en las pruebas (los colores han sido invertidos por estética). Foto: UC Regents.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

10 Comentarios

  1. tomás:

    Por supuesto que hay que ser cauto en toda evaluación. Sin embargo el que feministas achaquen por sistema toda diferencia a una educación sexista, resulta penoso e ignorante. Es inevitable que exista una cierta diferencia entre los cerebros, como la hay en el tamaño, la voz, la distribución de la grasa y el propio sexo, su regulación hormonal, etc. Ello no conlleva superioridad ni inferioridad en ningún caso. Nuestros derechos han de ser iguales, sin lugar a dudas y así debemos exigirlo unos y otras, aunque se descubran distintas capacidades o tendencias ligadas al sexo, sea cual sea este.

  2. lluís:

    Exácto, tomás. Casi iba a decir lo mismo que dice tu comentario. Añadiré que quizás sería difícil de explicar evolutivamente esa mayor destreza del macho de rotación mental de objetos. ¿Qué ventaja adaptativa podría propiciar esa especial destreza rotacional? Habría que pensarlo. De todos modos siempre habrá grupos que utilicen e instrumentalicen este tipo de estudios para desprestigiar, y sea consciente o inconscientemente, la ciencia. Algo semejante sucedió cuando a Watson se le ocurrió decir, con fundamento científico, que en promedio la inteligencia de la raza negra es inferior al de la raza blanca. El habló de promedio. Otros obviaron lo de promedio. Pienso que la ciencia es como es, y que puede haber cosas que te gusten más o menos, pero no puedes elegir. Una ciencia “a la carta”, sería más bien magia que ciencia.

  3. NeoFronteras:

    Pues la noticia venía un poco a cuento de los comentarios que se hicieron en una anterior.
    Sobre lo de la rotación mental, es el método típico que utilizan los psicólogos para medir habilidades espaciales. En este caso su utilidad se referiría a una capacidades ligeramente superiores en el procesado de la información espacial, algo que a nuestros antepasados les debía de ser muy útil para la caza, la orientación y tareas similares.

  4. tomás:

    Estimado lluís: Sé que Watson fue un importante premio Nobel y que dijo sobre diferencias entre europeos y africanos o algo así, pero no se si utilizó el C.I. en el cual, tal como se aplica comúnmente, no tengo la menor confianza, o si se basó en otras consideraciones. Sea lo que fuese aquello que dijera, es evidente que una etnia, separada de otra durante muchísimas generaciones ha de adquirir diferencias, que no superioridad o inferioridad y mucho menos en derechos. De todas formas ya sabes que los argumentos de autoridad no han de servir en la ciencia. Lo que diga, aunque sea un Nobel, debe demostrarlo.
    Un cordial saludo.

  5. lluís:

    Por supuesto tomás, yo no digo lo contrario. El “por supuesto”, hace referencia a eso del argumento de autoridad y también a que debe demostrar Watson su hipótesis (sino lo ha hecho) pero especialmente por supuesto que no debe existir ningún tipo de discriminación negativa en cuanto a derechos e igualdad de oportunidades de salida.

  6. Ramonmo:

    ¡Cuanto sentido común en los comentarios de esta página!
    En serio, la sensación que he tenido al leerlos debe de parecerse a la que se tiene cuando uno se topa con un oasis después de kilómetros y kilómetros de desierto; tal es el mundo en el que nos ha tocado vivir.
    Y es que resulta triste ver que, en una sociedad que se ha liberado finalmente de la imposición de los dogmas religiosos aparecen seguidamente otros dogmas, aunque de distinto tipo. De nuevo, y sorprendentemente, nos encontramos con cosas que no hay que pensar, ni mucho menos decir, aunque estén sustentadas por la observación, la investigación y, de nuevo, el sentido común.
    Quizá esta situación sea algo consustancial al ser humano. Espero que no, pero si finalmente es así, casi estoy por decir que prefiero los antiguos dogmas. Por lo menos no pretendían ser racionales, sino basados en la fe, lo que, al menos potencialmente, permitía mantener una relativa falta de contaminación entre las distintas esferas de la vida.
    Además, tenían el encanto de la tradición y esas cosas.

    Un saludo y ¡feliz Navidad!

  7. Armando Hernández:

    En la sociedad moderna se ha llegado a la sinrazón en estos temas. Se ha llegado apoyar a cosas como “la discriminación positiva” que es ante todo un oxímoron de tomo y lomo. Como si la discriminación, la esclavitud (esto me recuerda lo de las 65 horas), la injusticia y temas similares pudieran ser buenos.
    Hay que dar igualdad de oportunidades y que cada cual consiga lo que pueda según su valía, no por su sexo. Es lo obvio y sensato.
    Ramonmo tiene razón, incluso cuando dices ciertas obviedades ya te miran de manera extraña y te tachan de machista.
    Un ejemplo lo hemos tenido en el diario El País esta mañana. Resulta que en una “noticia” se acusaba indirectamente a la RAE de machista, precisamente el día en que se elegía a una mujer. Esta señora seguro que es muy competente, incluso en ese campo seguro que mejor que la mayoría de hombres. Pero lo más jugoso es lo que en el artículo se decía de ellas, además de vender sus méritos (seguro que merecidos) se decía que era “descendiente de una saga de intelectuales y de políticos”.
    Es decir que lo moderno y progre es defender la canditatura de una mujer para asegurarse la representación femenina, aunque la señora pertenezca a una clase en la que ya partía con ventaja sobre otros hombres y sobre otras mujeres.

  8. tomás:

    Estoy de acuerdo contigo, lluís, y lo lamento si he dado la impresión de lo contrario.
    A Ramonmo y Armando les reconozco su honradez al preferir una honesta terminología. Pero no es que sea progre; es, las más de las veces, político. Así “discriminación positiva” para no decir discriminación interesada en atraerse el 50% de los votos, “crecimiento negativo” para eludir decrecimiento, “cesión de aguas”, o algo así, para evitar trasvase. ¡Vil política! Todo aquel que se sepa listo que medre con estos inventos mientras el inocente los admita.

  9. NeoFronteras:

    Al pobre Watson se le utilizó con fines políticos. Las cazas de brujas han sido un deporte muy practicado en muchos sitios. Este señor estaba muy mayor cuando dijo lo que dijo, además de pertenecer a varias generaciones anteriores (nació en 1928) y por tanto estaba condicionado a la hora de expresarse. Posiblemente los únicos negros con los que trató fueron sirvientas y similares, aunque dijo referirse a África cuando dijo lo de la inferioridad de los negros. Terminó el doctorado con 22 años así que tuvo que ser bastante inteligente, muchos le parecerían inferiores (incluso los blancos).
    Posiblemente los que le criticaron llegarán a decir muchas más tonterías cuando sean viejos dada la alta incidencia de ciertas enfermedades mentales.
    Ningún estudio genético apoya un determinismo genético en la inteligencia de los negros por el cual sean supuestamente inferiores. Hay, eso sí, algunos sobre los judíos procedentes del este de Europa, según los cuales serían más inteligentes que el promedio debido a una selección artificial impuesta por la discriminación:

    http://neofronteras.com/especiales/?p=45

    Pero los genes en el futuro sí que crearán conflictos. Si la civilización continúa por un tiempo se descubrirán las bases de todas las enfermedades genéticas. Sin ni siquiera intentar crear superhombres, sólo la eliminación de estas enfermedades (algo que a casi todos les parece ético) creará una “raza” humana superior o mejorada que intentará reproducirse entre ella.
    Ya se sabe el gen que determina los ojos azules. ¿No le darás a un posible hijo tuyo si puedes esa característica cuando está probado que es una ventaja social? ¿Y si le pones unos genes de la inteligencia?… al final no hay límite. Se crearán castas de personas mejoradas en las clases sociales más pudientes. De este modo aumentarán aún más la ventaja sobre los demás.
    Es de suponer que está en nuestra mano decidir si es ético o no hacer estas cosas.

  10. Juan E. Díaz:

    Discrepo: los estudios longitudinales de Jean Piaget, confirmados por su equipo de trabajo, no dieron diferencias significativas en el desarrollo psicológico de niñas y niños europeos.
    En cuanto al presente estudio experimental es muy restrictivo a la forma objetal, debería probarse nuevamente con objetos redondeados u oblongos, y también con partes del cuerpo humano,
    en simulaciones reales, para llegar a conclusiones mas estables.
    Mi hipótesis es que las niñas igualan a los niños en formas no-aguzadas, y los superan en formas relativas al esquema corporal.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.