NeoFronteras

Descubren más fósiles ediacarenses

Área: Paleontología — miércoles, 19 de noviembre de 2008

El descubrimiento de nuevos fósiles de animales edicarenses ayuda a resolver los misterios que hay quedan sobre las primeras criaturas pluricelulares que aparecieron en la Tierra.

Foto
Fósil y molde del mismo. Foto: Jim Gehling, South Australian Museum .

Unos paleontólogos descubren una nueva especie fósil perteneciente al Ediacarense, periodo comprendido entre hace 635 y 541 millones de años, justo antes de la explosión del Cámbrico. Curiosamente ha sido encontrado en dos localizaciones distintas: en unos esquistos del sur de China y en cuarcita del sur de Australia. Según las reconstrucciones paleontológicas estas dos regiones del globo se encontraban en esa época juntas, perteneciendo ambas al supercontinente Gondwana.
Los científicos creen que esta criatura colonizó una gran franja del océano 300 millones antes de que aparecieran los primeros dinosaurios.
Maoyan Zhu que pertenece al Instituto Nanjing de Geología y Paleontología de la Academia China de Ciencias es uno de los autores del trabajo. Ayudó a hacer esta conexión cuando enseñó una foto de un fósil ediacarense, que correspondía a una criatura de ocho brazos finalmente denominada Eoandromeda octobrachiata, a James Gehling del South Australia Museum. Entonces Gehling inmediatamente le mostró en la pantalla de su portátil una imagen de un nuevo fósil muy similar descubierto en Flinders Ranges en el sur de Australia, preguntándose si se trataba del mismo organismo.
Zhu, Gehling y colaboradores recolectaron ocho muestras (moldes) de este fósil en la formación Doushantuo en Wenghui (China). Luego viajaron a Flinders Ranges y recolectaron siete especímenes, dejando otros 31 en las excavaciones.
Los fósiles representaban a la misma criatura, probablemente algún tipo de forma animal, que tenía numerosos “brazos” y simetría radial simple. Los ocho brazos están muy bien conservados en el espécimen chino, que indica que los brazos tenían forma tubular y estaban en estrecho contacto con los demás, pero no unidos entre sí. Creen que este animal de cuerpo blando vivía sobre el lecho marino absorbiendo nutrientes disueltos en el ambiente.

Foto
Esquema de aparición y extinción de diversos organismos ediacarenses. Foto: Shuhai Xiao.

Algunas interpretaciones de la fauna de Ediacara sostenían que estos fósiles podrían corresponder a líquenes o seres similares a los hongos, pero estos investigadores creen, entre otras razones gracias a este espécimen, que las criaturas de Ediacara representarían a un grupo extinto de animales diblásticos o diploblásticos, es decir criaturas que tienen sólo dos capas celulares (endodermo y ectodermo) separadas por una sustancia gelatinosa. Los animales diplobásticos son criaturas comunes en los mares actuales y están representados por las medusas, corales y anémonas. Estos animales de hoy en día muestran simetría radial y carecen de órganos internos como en el caso de Eoandromeda octobrachiata. Las criaturas del ediacarense, como la de múltiples brazos descubierta ahora, se extinguieron hace unos 542 millones de años, dejando nichos libres, según Zhu, a los animales complejos que surgieron en la explosión del Cámbrico. En esta explosión es cuando surgieron por primera vez casi todos los representantes de los animales actuales, debido quizás al aumento de los niveles de oxígeno que permitió una mejor respiración y un metabolismo más rápido. Estos investigadores publican sus hallazgos en Geology este mes de noviembre.

Foto
Diversos fósiles de organismos ediacarenses. Foto: Shuhai Xiao.

En otro artículo diferente publicado en Trends in Ecology & Evolution, y escrito por Shuhai Xiao de Virginia Polytechnic Institute y State University junto a Marc Laflamme, se proporciona un repaso de la fauna de Ediacara. Según los autores estas criaturas harían de puente entre la aparición de la vida pluricelular en la Tierra y la explosión del Cámbrico. Además de este animal de ocho brazo se describen otras criaturas con aspecto de hojas, de estrellas, con simetría tres o incluso semejantes al símbolo de la paz.
Xiao y Laflamme esperan que la base de datos de la fauna de Ediacara aumente más en el futuro y que se puedan resolver los misterios que hay alrededor de estas primeras y extrañas criaturas.

Fuentes y referencias:
Noticia en la ABC.
Artículo en Geology (resumen).
Artículo original en Trends in Ecology & Evolution (resumen).
Ediacara en NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.