NeoFronteras

Células gigantes en simas oceánicas

Área: Biología — Lunes, 31 de Octubre de 2011

Encuentran xenofioforos en el fondo de la fosa de las Marianas, que constituye la mayor profundidad conocida en los océanos.

Foto
Fotos de xenofioforos. Fuente: Lisa Levin y David Checkley.

Una expedición organizada por Scripps Institution of Oceanography y UC San Diego ha descubierto “amebas” gigantes que viven a grandes profundidades oceánicas. El pasado verano esta expedición exploró la fosa de las Marianas, que es el lugar más profundo de la Tierra. Esta exploración la pudieron realizar gracias a unas sondas, denominadas Dropcams, capaces de descender y ascender de esas profundidades sin necesidad de cable alguno. Estas sondas iban equipadas con sistemas de iluminación y cámaras de vídeo.
Gracias a esta exploración a 10.641 metros de profundidad pudieron documentar la presencia de un xenofioforo que vive a la mayor profundidad conocida. Los xenofioforos son seres unicelulares que sólo viven en ambientes marinos profundos y que destacan por tener un tamaño muy grande, pues algunos ejemplares pueden tener células que exceden los 10 centímetros. Son abundantes en el lecho marino y cumplen el papel de anfitrión para otros organismos.
La marca de profundidad previa a la que se encontraron este tipo de criaturas fue de 7.500 metros de profundidad en la fosa de las Nuevas Hébridas. Los científicos dicen que los xenofioforos están entre los seres unicelulares más grandes que existen. Estudios recientes indican que, debido a que atrapan partículas del agua, contienen grandes concentraciones de plomo, uranio y mercurio. Son altamente resistentes a grandes dosis de metales pesados. Además parecen vivir bien en la oscuridad, baja temperatura y alta presión del fondo oceánico.
Se ha demostrado que estos organismos juegan el papel de anfitrión para diversos organismos pluricelulares, así que la identificación de estos seres en los ambientes marinos más profundos de la Tierra abre un completo nuevo hábitat para posteriores estudios sobre biodiversidad, sobre posibilidad de aplicaciones biotecnológicas y sobre adaptaciones a ambientes extremos.
Puede que incluso los xenofioforos sólo sean la punta del iceberg cuando se considera la naturaleza y diversidad de la vida a profundidades extremas. Así por ejemplo, en esta investigación también se ha observado la medusa a mayor profundidad hasta el momento.
Estos descubrimientos se han realizado gracias a las Dropcams que pueden grabar vídeo digital de alta resolución. Estas Drocams fueron desarrolladas por ingenieros de National Geographic. Son básicamente esferas de vidrio grueso que contienen una cámara de alta resolución y sistemas de iluminación que les permiten captar imágenes de alta calidad a cualquier profundidad oceánica. Estas esferas de vidrio son capaces de aguantar más de 8 toneladas de presión por pulgada cuadrada. Para atraer a los animales hacia la cámara se puede utilizar un cebo.

Foto

Los investigadores de Scripps esperan que un día puedan capturar animales vivos a esa profundidad y llevarlos a un acuario en el que se mantenga esa presión para así poder estudiarlos mejor.
“Como uno de los pocos taxones que ofrece en exclusiva el océano profundo los xenofioforos son emblemáticos de lo que el mar profundo puede ofrecer. Estos fascinantes gigantes están altamente adaptados a condiciones extremas pero a la vez son muy frágiles y están pobremente estudiados”, dice Lisa Levin, que participó en este estudio. “Estos y otros organismos estructuralmente importantes del océano profundo necesitan de nuestra administración según la actividad humana llegue a aguas profundas.”
Esta investigación se ha financiada gracias a la NASA y a National Geographic.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3641

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Noticia en National Geographic.
Vídeo sobre esta expedición.
Foto del Dropcam: Shelbi Randenberg.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. Miguel Angel:

    “Desde que, por efecto de la gravedad, está girando La Tierra, han evolucionado y están evolucionando diversas formas, bellísimas, de vida” (C. Darwin “El origen de las especies”).

    Muchas gracias por la noticia, genial el video.

  2. Alejandro Sánchez:

    Otra vez la idea de biotecnología, como si alterar y modificar la VIDA con la muy limitada y miope visión antropocéntrica del ser humano no afecta el ecosistema, siendo que la experiencia demuestra lo contrario

  3. tomás:

    Estimado Alejandro Sánchez: Tienes razón, pero todo es cuestión de medida. Por el mero hecho de vivir ya estamos interactuando con muchas otras especies. Es mi opinión que la investigación no daña estos ecosistemas, o lo hace de forma imperceptible y tolerable. Otra cosa es la biotecnología aplicada a la extracción de recursos y más la dedicada modificar la naturaleza, que han de ser vigiladas con lupa.
    Saludos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.