NeoFronteras

Resurrección de briofitas después de 4 siglos

Área: Biología — lunes, 3 de junio de 2013

Musgos y hepáticas que han estado cubiertas por glaciares durante cuatro siglos vuelven a la vida según los glaciares se retiran.

Foto

Las briofitas, que engloba a musgos y hepáticas, fueron de las primeras plantas en conquistar tierra firme. No tienen flores, ni raíces, ni tallos, ni vasos, pero a veces son capaces de crecer en lugares donde otras plantas no pueden. Han estado sobre este planeta durante más de 400 millones de años. Ahora se ha descubierto que algunas de ellas pueden volver a la vida después de unos cuantos siglos de estar bajo los glaciares.
Catherine La Farge y sus colaboradores de la Universidad de Alberta investigaban el terreno que recientemente han descubierto los glaciares en la isla Elesmere (ártico canadiense). Cada año los glaciares de esa zona retroceden varios metros. Este terreno nuevo que aparece es colonizado rápidamente por musgos y se asumió que esto se daba gracias a las plantas circundantes, pues se creía que cualquier planta que hubiera pasado varios siglos bajo el hielo habría muerto necesariamente. Recolectaron algunas muestras que se encontraban allí.
Pero algunas de estas plantas supuestamente muertas retenían algo de color verde y el examen bajo el microscopio indicaba que habrían sufrido un crecimiento reciente. Así que al año siguiente volvieron a la zona y recolectaron más muestras de una forma más controlada.
Gracias al uso de carbono 14 analizaron estas plantas y se pudo comprobar que tenían 400 o 600 años de edad. Habrían sido sepultadas por los glaciares durante la pequeña era glaciar. Las plantas no solamente estaban intactas, sino conservadas en condiciones prístinas.
En el laboratorio La Farge y su estudiante Krista Williams seleccionaron 24 de estas muestras subglaciares para hacer cultivos experimentales, muestras de plantas briofitas que supuestamente debían estar muertas. Siete de estas muestras dieron lugar a 11 cultivos exitosos de regeneración que proporcionaron 4 especies distintas ya conocidas por la ciencia.
Se sabía que las briofitas podían permanecer en estado se animación suspendida y reactivarse al cabo de unos años, pero nadie esperaba que lo hicieran después de haber pasado 400 años bajo un glaciar.
Este tipo plantas han desarrollado una biología y resistencia únicas. Sus células son totipotentes y pueden reprogramarse a sí mismas para iniciar el desarrollo de una planta completa de un modo similar a como lo harían las células madre.
La Farge dice que el hallazgo amplifica el papel crítico que las briofitas en el ambiente de las regiones polares y tiene implicaciones para las regiones de permafrost.
“Las briofitas son extremófilos que pueden prosperar donde otras plantas no pueden, por tanto juegan un papel vital en el establecimiento, colonización y mantenimiento de los ecosistemas polares. Este descubrimiento enfatiza la importancia de la investigación que nos ayuda a entender el mundo natural, dado lo poco que todavía conocemos acerca de los ecosistemas polares”, añade.
Otro aspecto interesante de este hallazgo es recuperar material genético antiguo, material que se puede comparar con el actual y ver si han aparecido cambios.
La Farge especula con la posibilidad de que otras briofitas que han estado cientos de miles de años congeladas puedan volver también a la vida. Esto es una investigación que está por realizarse.
Esta investigadora propone que las briofitas pueden ser usadas en experimentos en Marte gracias a su resistencia y su capacidad de desecarse y volver a la vida.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4119

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.
Entrevista a la investigadora (podcast en inglés en mp3).

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. LLuís:

    ¡ que bonito seria tirarse cien añitos en animación suspendida y volver a la vida transcurrido ese tiempo para ver como siguen las cosas por aquí!. Hasta me dan envidia esas briofitas.

  2. NeoFronteras:

    Sí, así uno no se perdería lo que pasa después. Sería una manera de que el mundo soportase más población. Viviríamos por turnos. O no tan bueno si se crea una burbuja de hibernados y deciden hacerla explotar en plan 2001 Odisea en el espacio.

    Por otro lado eso de encontrar un ser congelado y hacerlo resucitar suena a película CiFi de los 50.

  3. tomás:

    Parece que LLuís quiere reclutar a la “bella durmiente” para la biología. De esa manera queda bastante bien. Y hasta los turnos en “bellos sueños” que Neo propone. Claro que vaya faena si alguien cae en una pesadilla. Que las briofitas duerman sus siglos en paz.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.