NeoFronteras

Kepler K2 descubre un exoplaneta

Área: Espacio — domingo, 21 de diciembre de 2014

La misión modificada Kepler K2 consigue detectar una supertierra que ya ha sido confirmada.

Foto

Como ya saben los lectores de NeoFronteras, la misión original Kepler estaba pensada para descubrir exoplanetas por el método de tránsito. Eso lo lograba apuntado el telescopio de manera muy precisa a la misma zona del cielo durante años. Desgraciadamente, los volantes de inercia de la sonda empezaron a fallar hasta que sólo quedaron dos operativos. Bajo esas circunstancias era imposible continuar con su misión original.
El uso de volantes de inercia es la única opción para una misión de este tipo de larga duración, pues no gasta ningún tipo de combustible, sólo se basa en la conservación del momento angular y en un poco de energía eléctrica que los paneles solares pueden proporcionar sin problemas.
Así que, una vez que era imposible seguir con la misión original, se pensó en hacer otros usos de este telescopio espacial.
Se plantearon diversas propuestas, pero al final se optó por una que permitía seguir buscando exoplanetas. Es así como nació Kepler K2. Además de seguir con la búsqueda de exoplanetas, Kepler K2 expande sus tareas al observar cúmulos de estrellas, galaxias activas y supernovas.
La misión Kepler K2 se ayuda de la presión del viento solar para mantener el telescopio apuntando a una zona del cielo durante unas semanas. No queda más remedio que ir cambiando de zona del cielo a observar de vez en cuando según la posición orbital del telescopio. En un año Kepler puede observar unas 10 regiones (campos) del cielo a lo largo de la eclíptica y ya ha descubierto su primer exoplaneta con esta nueva técnica, planeta que ha sido ya confirmado con instrumentos en tierra firme. Se llama HIP 116454 b.
HIP 116454 b gira muy cerca de su estrella con un periodo de sólo 9,1 días y no parece que este planeta sea propicio para la vida. Kepler lo observó como un único tránsito el pasado febrero durante unas pruebas preliminares. Desde entonces ha podido ser detectado mediante el método del tránsito por SuperWASP-N (en el observatorio de La Palma), el satélite MOST (Microvariability and Oscillations of STars) así como con el método de velocidad radial mediante Doppler con el espectrómetro HARPS-N del telescopio Galileo en La Palma.
Todo esto ha permitido tener una idea de cómo es HIP 116454 b. Se trata de una supertierra con una masa 11,82 veces la terrestre y un diámetro de 2,5 veces el de nuestro planeta.
La estrella de tipo espectral K al rededor de la cual gira está a sólo 180 años luz de distancia, hacia la constelación de Piscis. Una de las ventajas de la nueva misión es que no está circunscrita a observar estrellas lejanas, sino que también observa estrellas relativamente cercanas, como en este caso. El mayor brillo de las estrellas cercanas facilita la confirmación de planetas con telescopios en tierra firme.
Lo malo de Kepler K2 es que no podrá detectar una Tierra II, algo que requiere de varios tránsitos de planetas con largos periodos orbitales (el de la Tierra dura un año).
Sin embargo, y pese a todo, es posible, según Paul Hertz (NASA), que Kepler K2 consiga seleccionar, de entre la centena que descubra hasta 2016, varios candidatos a planetas que puedan albergar vida para que los pueda estudiar el telescopio espacial James Webb.
Desde que en mayo de 2014 empezara oficialmente, Kepler K2 ha observado 35.000 estrellas, varios cúmulos, regiones de formación estelar y varios objetos en nuestro propio Sistema Solar. Posiblemente Kepler, ahora renacido de sus cenizas, nos seguirá dando nuevas sorpresas en el próximo futuro.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4578

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Termina abruptamente la misión Kepler.
Plan para resucitar la misión Kepler.
Ilustración: NASA Ames/JPL-Caltech/T Pyle.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

13 Comentarios

  1. lluís:

    No tenía ni idea de que Kepler ( del que todos lamentamos aquí su “desgracia”, dadas las maravillas que nos fue revelando)había hecho de “ave Fénix”, pero resulta reconfortante que de alguna manera prosiga su trabajo. Es una buena noticia, siempre que la posibilidad apuntada se cumpla. De momento ya tenemos otra supertierra confirmada…y no está muy muy lejos. Quizás algún día con la tecnología apropiada se pudiera ir a fisgar por allí.

  2. petrus:

    Si un sistema solar tal vez anodino como el nuestro nos ha mostrado tales maravillas: Saturno y sus anillos, las tormentas de Júpiter, los mares de Europa, los géiseres de Encélado y los misteriosos , y frescos, lagos de Titán, ni podemos imaginar lo que puede encerrarse en los vastos campos de una galaxia entera.
    Hay que reconocer que la búsqueda de una Tierra II es más difícil de lo que a primera vista parece… ¿ o somos realmente únicos ?

  3. tomás:

    Querido Petrus:
    Si ambientes tan similares en la actualidad acogen a seres tan distintos, desde un virus a una ballena azul, una secuoya, un hongo que se alimenta de nuestra piel, una seta, un coral, una holoturia, un manzano, un tardigrado, un “hormiguero” un “alga azul-verdosa”, etc., si unos cientos de millones de años antes, con alguna, pero no excesiva distinción ambiental, se dio una vida tan diferente como la de Ediacara… ¿qué podemos deducir?
    Yo apuesto porque hay vida por ahí fuera, pero que casi puede ser irreconocible, o quizá hasta hacer que acabemos con la, para mí, absurda negación de vida para los virus. Ha de ser inimaginable, en un ambiente que puede ser tan distinto. Y, en cuanto a vida inteligente, imagínate. ¿Qué clase de inteligencia? Si aquí y ahora y dentro del mismo orden de los primates podemos variar desde el loris al gorila y, por evidente, al ser humano.
    En ese sentido, en el de poseer el tipo de inteligencia compatible o comparable (aunque fuese en un organismo muy distinto) al humano, de forma que pudiésemos entendernos, creo sinceramente que la probabilidad es mínima y casi me atrevería a decir que nula o casi. O sea que en lo de ser únicos, creo que sí.
    Un fuerte abrazo.

  4. petrus:

    Estimado Tomás: Una inteligencia compatible con la humana supongo que debería tener elementos comunes con lo que pudiéramos definir como inteligencia humana , al menos los principales axiomas en los que fundamentamos nuestro saber en general. Tal vez una identidad personal, un yo al que referir todas las experiencias, y los principios racionales básicos: el de no contradicción, identidad, igualdad, etc. Viviendo, además, en un espaciotiempo con funciones y fenómenos parecidos, habría más facilidades para la comunicación, salvo en el lenguaje, que es donde puede haber grandes problemas, supongo. Basta ver lo difícil que nos resulta entender el lenguaje animal en cuanto se hace un poco complejo. En fin, un campo más del saber, que no sabemos si llegará a abrirse del todo o seguirá en el limbo de lo posible. Saludos.

  5. tomás:

    Interesantísima tu puntuslización, sabio amigo “petrus”. ¿Tendrá alguna sensación de “yo”, de individualidad, la hormiga obrera? Mucho menos la planta. Solo podemos casi afirmar tal cosa en algunos seres a los que reconocemos inteligencia: bonobos, chimpancés, delfines, elefantes, etc.
    Consecuencia racional, inclusión, contradicción, etc. me parece ya mucho pedir; al menos referido a nuestros baremos. Quizá puedan existir otros conceptos que no podemos ni sospechar porque han podido darse en otra cultura que no seríamos capaces de reconocer como tal.
    Volvamos al hormiguero. Como capaz de darse en diferentes especies, ya lo percibo como único aquí en la tierra. ¿Serían capaces de reconocerse somo similares y de comunicarse aun muy ligeramente una termita y una hormiga? Creo que no. Como mucho, supongo -y es mucho suponer-, una terme percibirá a la hormiga como “cosa que no me interesa”; y la hormiga a la terme como “cosa que me puedo comer”. Bueno, al menos, eso es lo que puede pensar un ser tan distinto a ellas como yo mismo. Y eso que también somos sociales y podemos asesinarnos con buen tino y masivamente.
    Un muy cordial saludo.

  6. petrus:

    Estimado Tomás. Esto de la inteligencia es un tema interesante , más aún, apasionante, porque interesa a la parte más específicamente humana que conocemos, lo que parece separarnos del resto de los seres conocidos, incluidas termitas y hormigas reinas. La existencia de una consciencia de sí mismo me parece condición necesaria y suficiente para definir una persona,un yo personal, ligado a lo que llamamos inteligencia en el planeta Tierra. En cuanto a las funciones que le son propias, haría falta una biblioteca entera, supongo, para desbrozar el tema con dignidad. Vengo de husmear en un foro, diosoazar, en el que tratan, entre otros asuntos, el tema de los principios racionales y la inteligibilidad y racionalidad del universo y sus leyes , que podrían ser perfectamente aplicables a este tema en cuanto intentan hallar la razón última, si se me permite la redundancia, de la propia razón .O de la Inteligencia. Así que hay mucha gente discutiendo lo mismo que nosotros aquí, qué somos y qué nos distingue, qué hacemos y si estamos tan solos como parece. De todos modos, y por terminar hoy, vaya por delante que no estoy de acuerdo con aquella explicación mecanicista que dice que ” si no podemos distinguir si estamos hablando con un hombre o una máquina estamos ante otra inteligencia…”, entre otras razones porque creo en la teoría de límites, incluidos los propios.
    Saludos

  7. tomás:

    Pues lamento no poder coincidir contigo esta vez. Das como necesario y suficiente el reconocimiento ante el espejo pero ¿y si el ser inteligente, capaz de otros muchos actos indudablemente racionales vive en un ambiente donde eso es imposible?
    Imagina un ciego. Mejor un mundo de humanos donde el sentido de la vista hubiese sido suplido por otro lo suficiente para permitirle una vida bastante similar a la nuestra. Un ser podría perfectamente reconocerse como individuo pero resultarle ajeno un espejo o algo parecido. O piensa en los primeros bosquimanos que ni podían hacer espejos ni, quizá, pudiesen acceder a un lugar donde hubiese una superficie quieta de agua, o ésta se encontrase en pozos. Pero eran indudablemente humanos. Y si de inteligencia se trata podemos llegar al australopiteco o más atrás.
    Pero en todo lo demás, ambos nos hallamos, de forma similar, ante una difícil cuestión.
    Muchos de nosotros somos tan dispares que casi pensaríamos que otro o nosotros mismos tenemos alguna incapacidad. Conozco a una persona que es capaz de comunicarse con otra en cualquier idioma, diría que en un solo día, también es muy buena en algunas artes, pero ni soñar con la menor posibilidad de sacarse el carnet de conducir ni hacer muchas otras cosas: por ejemplo tiene una dificultad insuperable para hacer un simple trasbordo. Ella misma y muchos otros son absolutamente incapaces de un mínimo progreso en matemáticas. Yo hube de rendirme en enseñar a un muchacho el “pitágorín” (para provocar familiaridad) -ni siquiera con los cuadraditos, contándolos-, pero era muy bueno en otras cosas. Casi todos conocemos las asombrosas capacidades y discapacidades que relata el Dr. Sacks. A otros les es ajeno todo lo que no sea fútbol. Pero no creas que es cosa sólo de desinterés consciente. A veces hay mucho más que eso.
    Intentar comprender nuestra mente, eso sí que es un verdadero reto.

  8. petrus:

    Estimado Tomás: no se si me he explicado mal, pero no se trata de reconocerse en un espejo o algo semejante, sino en tener conciencia de sí mismo, saberse existente, reconocerse a sí mismo como un ente separado del resto del universo, lo que en términos corrientes expresaríamos como tener un Yo. El resto de capacidades, idiomas, sentidos, habilidades mecánicas o mentales, podría ser muy variable. Sospecho que, si son seres diminutos, su rapidez de reacción será muy superior a la nuestra y si son enormes, nos parecerán lentos y perezosos, si son sordos, ciegos o mudos, cualquier otra cosa, quién sabe… No pongo más ejemplos porque no tengo ni idea de lo que podrían llegar a ser… pero cuando aparezcan, si llegan a aparecer, sin duda lo sabremos.O eso creo.
    Un saludo.

  9. tomás:

    Entonces resulta que estamos totalmente de acuerdo, estimado “petrus”. Así pues en éste, penúltimo día del año, y por si mañana no hay nada que comentar, aprovecho para desearte, en particular a ti, y a todos nuestros compañeros, incluido -¿como no?- nuestro admirado Neo, una agradable despedida del año y un transcurso con la mejor salud y felicidad.
    Fuerte abrazo para todos.

  10. Pocosé:

    Y no nos olvidemos de los pulpos, discurren, aprenden, memorizan y hasta predicen el futuro; un poco mas longevos y los pts amos.
    ¡¡Feliz fin de año para todos!!

  11. petrus:

    Eso,para todos, que 2015 mejore a 2014, que no se lo hemos puesto difícil.

  12. Miguel Ángel:

    ¡Un fuerte abrazo y mucha suerte para todos en el año que comienza!

  13. Pocosé:

    Con la que nos han dado el año pasado habrá que ser muy precavido con este, ya saben, termina en cinco y …

    Ahora en serio:
    ¡¡¡Mis mejores deseos para todos con efusivos abrazos y o saludos!!!

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.