NeoFronteras

La subida del nivel del mar se acelera

Área: Medio ambiente — lunes, 18 de mayo de 2015

En contra de lo que sugerían algunos optimistas, la subida del nivel del mar se ha acelerando en los últimos años.

Foto

Comprar propiedades en primera línea de playa no parece una buena inversión a largo plazo o una buena herencia para nuestros nietos. Las últimas medidas sobre cambio climático denuncian que el nivel del mar no solamente está subiendo, sino que su subida se está acelerando, lo que contradice la esperanza que algunos científicos tenían en el asunto, pues esperaban que no estuviera acelerándose.
Como ya sabemos todos, las emisiones de gases de efecto invernadero por parte del ser humano, principalmente dióxido de carbono proveniente del uso de combustibles fósiles, ha estado elevando la temperatura de nuestro planeta desde la revolución industrial. Esto tiene dos efectos: la fusión de glaciares y de los hielos polares y la dilatación del agua del mar. Además está el problema de la acidificación del agua del mar, asunto que no trataremos ahora.
Primero mencionemos que hay una gran diferencia conceptual entre velocidad y aceleración. Una aceleración nula en la subida del nivel mar significa que la velocidad con que sube este nivel es constante. Si hay aceleración es que el nivel sube cada vez más rápido.
En el informe del IPCC de 2013 se decía que el nivel del mar había subido 19 cm desde 1901 a 2010, es decir a un promedio de 1,7 mm anuales. En este quinto informe se decía que de 1993 a 2010 la subida fue de 3,2 mm anuales. Pero se esperaba que, como en la última década la aceleración en la subida del nivel del mar parecía menor, hubiera esperanzas de esto se debiera a algún tipo de fluctuación natural. Por eso, algunos estudios sugerían que la aceleración podía incluso haber sido más lenta en los últimos años y los resultados anteriores serían fruto de algún tipo de artefacto en los estudios.
En todos estos casos las medidas están basadas en datos tomados con satélite, pero antes se había ignorado el movimiento vertical del terreno. Este movimiento se produce debido a los terremotos, a la subdución, etc. De este modo, algunas partes del hemisferio Norte todavía están levantándose debido al final de la última glaciación, cuando la fusión de los hielos quitó un gran peso de los continentes. Desde entonces (hace más de 10.000 años) ese continente siguen recuperándose.
Christopher Watson (University of Tasmania) y sus colaboradores han realizado un nuevo estudio que tiene en cuenta este efecto usando datos de estaciones de GPS para medir el movimiento de las masas de tierra. Además, su trabajo mejora estadísticamente el ajuste con las mareas según el patrón temporal. Sus resultados confirman la aceleración en la subida del nivel mar. Se estima una subida del nivel del mar de entre 2,6 y 2,9 mm anuales desde 1993 a 2014. Pero los primeros 6 de esos años son los que más se ven afectados por las nuevas correcciones (con subidas de “sólo” 0,9-1,5 mm anuales) lo que significa que la aceleración en la subida ha aumentado mucho en los últimos 15 años y no ha declinado como algunos esperaban.
También han descubierto fluctuaciones naturales, como que la aparente reducción en la aceleración de la subida del nivel del mar observada en 2011 se debió a inundaciones en distintas regiones del globo, pues las lluvias intensas pueden transferir temporalmente agua de los océanos a tierra firme.
En todo caso, esta nueva estimación de la aceleración en la subida del nivel del mar es mucho mayor que lo observado durante el siglo XX y es compatible con la contribución del deshielo observada en Groenlandia y en la Antártida Oeste en este mismo periodo de tiempo.
Se estima que Groenlandia ha aumentado la fusión de su capa de hielo de 34.000 millones de toneladas anuales en 2001 a las 215.000 millones de toneladas en diez años. Mientras que en la Antártida se ha pasado de una pérdida de 30.000 millones de toneladas a 147.000 millones de toneladas en el mismo periodo de tiempo.
El nuevo estudio es compatible con las proyecciones a largo plazo del IPCC, que propone una subida de entre 40 y 63 cm para el final de este siglo dependiendo de las emisiones. Si se añaden los márgenes de error incluso se puede llegar a los 82 cm.
Los efectos que esto puede tener son devastadores, pues cientos de millones de personas que viven en la costa se pueden ver afectadas. Las ciudades costeras sufrirán erosión, inundaciones y sus acuíferos se contaminarán de sal marina. Algunos países del Pacífico compuestos por archipiélagos de islas podrían desaparecer para siempre.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4672

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Foto: NeoFronteras.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. Miguel Ángel:

    El himno nacional de Gales (“Tierra de mis padres”) me parece uno de los más bonitos y emocionantes: me resisto a imaginar cuán triste sería el himno a una tierra que ya no existe (caso de los habitantes de atolones que señala la frase final de la noticia).
    Tampoco hay derecho a que las Tuamotu, las Maldivas o la mayoría de paises africanos que poco contribuyen al calentamiento, tengan que pagar la cuenta del desarrollismo y los excesos de los demás.

  2. tomás:

    Pues Bangladés lo tiene muy crudo, aunque creo que intentan construir diques, supongo que como en los países bajos, aunque les será mucho más difícil dada su gran longitud de costa.

  3. tomás:

    Perdón: Países Bajos.

    Supongo que, con el calentamiento, también disminuirán las acumulaciones de nieve y eso, en principio traerá un aumento de los caudales de los grandes ríos del delta. Pero luego esos caudales disminuirán. Eso si la naturaleza obedece a la lógica simple, lo que no suele suceder al funcionar caóticamente.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.