NeoFronteras

El humo en locales públicos es muy perjudicial

Área: Medicina — Lunes, 27 de Febrero de 2006

Foto

Un grupo de investigadores británicos pone de manifiesto que los clientes de bares y pubs están expuestos a altos niveles de partículas nocivas de tabaco, dando la alarma sobre cuánto de ese humo respiran los no fumadores.
Desde hace algún tiempo se vienen implantando medidas para separar a los fumadores de los no fumadores en los locales públicos. Estos investigadores han encontrado que las personas no fumadoras sentadas en áreas para no fumadores están expuestos en promedio a dos terceras partes del humo que circula en las áreas para fumadores, porcentaje que es muy elevado y hace inútiles la creación de estas áreas.
Para el personal que trabaja detrás de la barra la situación es peor, pues están expuestos a un 87% o 95% de los contaminantes de humo de tabaco de las áreas para fumadores.
Además no encontraron evidencias de que la ventilación provocara una diferencia en estos porcentajes y que incluso en las áreas ahumadas de pubs ventilados los niveles de humo de segunda mano era muchas veces mayores que el promedio que hay en otros lugares de trabajo u hogares donde fumar está permitido.
Este resultado cayó como un jarro de agua fría para los defensores de la posibilidad de permitir fumar en pubs y bares del Reino Unido en la nueva ley antitabaco. Finalmente esta ley va a restringir completamente la práctica de este pernicioso hábito en los locales públicos al contrario de otras leyes mucho más permisivas como la española.
Según el doctor Adrian Watson el humo de segunda mano alcanza unos niveles muy altos en todas las áreas de estos lugares, y que incluso cuando los bebedores no sean capaces de oler el tabaco o de ver la nube de humo, las partículas y otras sustancias perniciosas están ahí y dañan la salud si se permanece en el lugar.
Según los datos aportados por las áreas para fumadores el nivel de partículas respirables en suspensión procedentes del tabaco fueron de 114 microgramos por centímetro cúbico y caía hasta a los 109 detrás de la barra del bar y a 76 en las áreas para no fumadores.
Los vapores de nicotina fueron de 88 microgramos por centímetro cúbico en promedio en las áreas de fumadores y de 77 y 27 respectivamente en las otras dos.
En cuanto a otras contaminantes procedentes del tabaco los números fueron de 102, 93 y 48 microgramos por centímetro cúbico respectivamente.
De los pubs analizados 13 eran ventilados mecánicamente, 12 de manera natural y 34 tenían extractores de humos.
Según Watson las investigaciones previas ya mostraban que el personal que trabajaba en estos lugares eran los más expuestos a estos contaminantes en la categoría de fumadores pasivos y que una legislación que permita fumar en estos lugares dejaría a estas personas fuera indefensas frente al daño que supone el humo de segunda mano.
Se ha demostrado que la exposición al humo de segunda mano en el lugar de trabajo causa graves problemas de corazón y cáncer de pulmón entre otras enfermedades graves.

Fuente: Manchester Metropolitan University

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.