NeoFronteras

Sobre la biodiversidad del lago Malawi

Área: Biología — domingo, 20 de diciembre de 2015

El nivel del lago Malawi bajó 200 metros en 24 ocasiones en los últimos 1,3 millones de años, lo que quizás explique la diversificación que se produjo en él.

Foto

África se parte geológicamente por el este. Esa fractura creó el valle del Rift, que es la cuna de los humanos, y los grandes lagos africanos. Estos lagos casi nos hablan de por donde se divide África. Quizás en el futuro muy lejano, cuando la Tierra se haya ya librado de los humanos, exista una gran isla al lado de Madagascar que se lleve a parte de fauna africana hacia una evolución independiente.
Pero esos lagos son ahora una maravilla desde el punto de vista biológico. Son como muchas veces se ha afirmado, el “sueño de Darwin”. En estos lagos se manifiesta la evolución como en ningún sitio del mundo a través de sus peces: los cíclidos.
El lago Malawi es especialmente rico, en sus aguas hay mil especies de cíclidos, más especies de peces que en ningún lado del mundo. Estos notables peces están emparentados, pero constituyen especies distintas. Casi todos proceden de una especie ancestral que hace no tanto tiempo llegó al lago y se diversificó en todas esas especies.
No solamente esto. Los cíclidos terminaron dominando el lago al completo dejando al lado otras especies de peces más lejanamente emparentadas, todo mientras que evolucionaban y se diversificaban.
No se sabe la razón por la cual se produjo tanta diversificación si, al parecer, todos los peces comparten el mismo hábitat y son tan cercanos en parentesco que podrían hibridarse entre sí.
¿Cómo un número tan descomunal de especies tan diversas y, a la vez, emparentadas cercanamente viven todas juntas? La posible respuesta a esta pregunta nos puede ayudar a entender la especiación y la evolución animal.
Christopher Scholz (University of Syracuse, New York) ha estudiado el tema y trata de dar una respuesta para este caso en concreto.
Según algunos expertos del campo, son las fuerzas ambientales las que dirigen la especiación. Así por ejemplo, las hembras de algunas especies cíclidos tienen una percepción a los colores distinta de tal modo que los machos son diferentes para ellas, lo que produce un aislamiento sexual entre distintos grupos de peces.
Para aclarar este asunto Scholz sus colaboradores examinaron los sedimentos del lago, este registro permite reconstruir ciertos aspectos del clima de la región durante los últimos 1,3 millones de años.
Encontraron que durante este tiempo el nivel del lago bajó unos 200 metros en 24 ocasiones. Estos cambios en el nivel del agua podrían haber cambiado lo suficiente el hábitat como para forzar la especiación.
A menor nivel de agua se producen cambios en la línea de costa, en el pH y en la salinidad. Y lo que es también muy importante: pudo haber creado distintos lagos separados unos de otros. Todos estos cambios podrían haber forzado a los cíclidos a adaptarse a las nuevas condiciones y evolucionar en distintos sentidos hasta producirse la especiación.
Lo curioso es que cuando el lago volvió a su nivel normal los peces ya diversificados siguieran evolucionando por separado pese a estar otra vez juntos.
Para poder comprender mejor este asunto será necesario estudiar las bases genéticas en busca de los genes responsables de posibles diferencias en el comportamiento, señales de apareamiento y sistema de alimentación.
Pero no todos los expertos están de acuerdo. Algunos, como Thomas Kocher (University of Maryland), están convencidos de que el cambio en el nivel de las aguas de este lago no es suficiente para explicar la diversificación de los peces del lago Malawi.
Puede que además haya otras explicaciones. En un caso diferente, como el de las moscas de la fruta, se ha descubierto recientemente la presencia de genes específicos que provocan la especiación. Quizás exista algo similar en los cíclidos.
Pero esta maravilla de la Naturaleza tiene los días contados. La introducción de peces foráneos, como la perca del Nilo, en el lago Victoria y otros ataques ecológicos como la sobrepesca, la contaminación etc. ya ha hecho desaparecer cientos de especies de cíclidos en los últimos 30 años. Especies de peces que jamás volveremos a ver. Hasta 1995 todavía quedaban 500 especies en el lago Victoria. La fantástica biodiversidad de este lago está condenada. En este caso ya sólo quedan unas pocas especies de cíclidos, número que no hace sino disminuir. Se cree que todas esas especies del lago Victoria evolucionaron ¡en los últimos 15.000 años!, un milagro, un fenómeno que desaparece.
Es muy posible que pronto le toque al lago Malawi y que ya no tengamos tiempo de saber qué es lo que realmente dirigió semejante diversificación: “el sueño de Darwin” que él nunca soñó.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4836

Fuentes y referencias:
Artículo original
Foto: Toby Hudson, Wikimedia Commons.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

5 Comentarios

  1. tomás:

    No estoy de acuerdo con la frase. “Lo curioso es que cuando el lago volvió a su nivel normal los peces, ya diversificados, siguieran evolucionando por separado pese a estar otra vez juntos”.
    Si ya se han diversificado, el punto de partida es distinto aunque el medio sea el mismo para todos. Y si hay dos requerimientos esenciales son, precisamente, el punto de partida y el medio. Más, a mi entender, el punto de partida. Así que no me parece nada curioso: ha de ser lo esperado.

  2. apalankator:

    Amigo Tomás,
    Creo que Neo quiso decir que se podían haber hibridado otra vez los cíclidos y haber quedado sólo unas pocas especies de ellos, que se hayan formado ¡1000! especies en un mismo lago es algo extraordinario.

  3. tomás:

    Es una buena explicación, pero aquí se nos da quizá el mayor problema de la distinción de especies por la imposibilidad de reproducción entre dos diferentes de forma permanente, o sea que los híbridos deben ser estériles.
    Habría que pensar algo mejor.
    Un fuerte abrazo.

  4. apalankator:

    Apreciado Tomás,
    La verdad es que no sé cuantas generaciones se necesitan de media para que una misma especie diverja en varias estando aisladas las poblaciones, pero según se calcula sale una nueva cada 15 años en un mismo lago, lo que no deja de parecerme excepcional.

  5. tomás:

    En efecto, resulta asombroso tan breve tiempo, pero, si así no fuera, cuando se dan cambios rápidos en un medio, supongo que muchos individuos perecerán por inadaptación; alguno quedará, sin embargo, que logrará sobrevivir, como hemos conocido en seres humanos que han logrado superar contingencias impensablemente duras: campos de concentración, prisiones, huidas de cientos o miles de km. Es lo equivalente en el reino animal.
    Espero que la cuestión de la diferencia entre especies muy próximas se encuentre en alguna variación genética, más que en la cuestión, siempre discutible, de la reproducción.
    Un abrazo.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.