NeoFronteras

Otra solución más a la paradoja de Fermi

Área: Espacio — sábado, 18 de junio de 2016

Calculan que no podemos esperar una señal por parte de una civilización extraterrestre antes de 1500 años.

Foto

En 1950 Fermi se preguntó por qué no había extraterrestres entre nosotros. Razonaba que si la vida era común en el Universo, esta tenía que aparecer en muchos sitios y, tarde o temprano, evolucionaría hasta explorar la galaxia. Sin embargo, no vemos tal invasión extraterrestre. Es lo que se ha venido a llamar, en sus varias versiones, paradoja de Fermi.

La solución a la paradoja de Fermi viene a ser una test sociológico del momento y un análisis del estado tecnológico y científico. Es uno de los problemas favoritos de los astrofísicos y, de vez en cuando, se publica una solución a la misma. En NeoFronteras hemos visto algunas de ellas.

Un estudio reciente realizado por científicos de la Universidad de Cornell sostiene que si queremos recibir algún mensaje de una civilización extraterrestre tendremos que esperar unos 1500 años. Este nuevo resultado se basa en el principio de la mediocridad.

Según Evan Solomonides si no hemos recibido aún mensajes de otras civilizaciones alienígenas es debido a que el espacio es muy grande, pero eso no significa que no estén ahí. También dice que es posible que sepamos de ellos en cualquier momento, pero que lo más probable es que esto se dé en unos 1500 años a partir de ahora. Hasta entonces parecerá que estamos solos, pero si nos detenemos en la búsqueda, entonces esto no sucederá nunca, así que hay que seguir escuchando. El profesor Yervant Terzian es coautor del trabajo.

El principio de mediocridad tiene su origen en el siglo XVI a partir de lo que decía Copérnico sobre que la Tierra no tiene atributos físicos especiales o únicos. Según esta idea, la vida en la Tierra sería el resultado de procesos naturales que se darían a lo largo de todo el Cosmos y, por tanto, la vida debe de ser abundante. También, según los autores, significa que los alienígenas no nos descubrirán por un buen rato.

Ya enviamos mensajes a los extraterrestres sin querer, sobre todo desde que inventamos la televisión y las ondas electromagnéticas que la permiten salen de la Tierra como subproducto. Esta señal ha estado viajando unos 80 años y recorrido, por tanto, 80 años luz. Pero esta señal será indescifrable para los posibles extraterrestres al desconocer nuestros idiomas y no estar pensadas estas transmisiones para ser descifradas por los alienígenas.

Foto

Esa esfera de 80 años luz de radio sólo cubre 8531 estrellas y unos 3555 posibles planetas como la Tierra. Pero en la Vía Láctea hay unos 200.000 millones de estrellas. Incluso para una galaxia típica como la nuestra, las distancias son gigantescas. Si hubiésemos alzando más estrellas y, por tanto, más planetas, seguro que ya hubiéramos alcanzado a alguna civilización y esta nos hubiera contestado, pero no es el caso.

Combinando la paradoja de Fermi con el principio de mediocridad los autores del estudio sugieren que la Tierra podría recibir mensajes de otra civilización en 1500 años. Esto significa solamente que es improbable recibir tal señal antes de ese tiempo, no que sea imposible. Al fin y al cabo, es un cálculo de probabilidad.

Solomonides, dice que, además de inspirarse en Terzian, se inspiró en Carl Sagan a la hora de realizar el estudio. Sagan fue profesor en esa misma universidad y estudio este mismo problema.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4966

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Sobre la paradoja de Fermi.
Foto: By ESO/Y. Beletsky – CC BY 3.0.
Viñeta: xkcd.com

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Tomás:

    Por mi parte no estoy muy seguro del principio de mediocridad referido a la Tierra. Una de mis razones es que la única probabilidad bastante segura la tenemos en nuestro sistema solar: 1/8 si nos referimos a planetas y 1/12 o 1/13 si lo extendemos a los planetas enanos. Claro que si lo multiplicamos por el número de posibles sistemas en la galaxia… Pero es que esa no es la cuestión. Mucho menos si nos referimos al ser humano.
    Si en Marte se encontrase aunque fuese algún fósil que indicase que, al menos, hubo vida alguna vez, la cosa cambiaría algo; incluso hacia admitir algún tipo de inteligencia cuya dirección pueda ser insospechable; es decir, no necesariamente tecnológica. Por ejemplo, por decir algo, hacia la belleza de una música por encima o por debajo de las frecuencias audibles para el ser humano, o a esculturas de humo, como las del artista genial de “Gog”, creo recordar. ¿Y por qué no una inteligencia genética como la de los pulpos que tanto me admira?
    En resumen, que tal principio es eso, un principio y, como tal, discutible.

  2. Tomás:

    “… esta señal será indescifrable…”. Añado: y muy débil dentro de 1500 años.

  3. NeoFronteras:

    Lo que está claro es que mientras no consigamos medir bioindicadores en exoplanetas no tendremos ni idea de la abundancia de la vida en la galaxia.

  4. Miguel Ángel:

    Si hay un factor que desafía el principio de mediocridad, es nuestra Luna. Este tipo de satélite es infrecuente, pero además hemos visto en un estudio reciente que las mareas lunares pueden haber sido fundamentales para que primero se retrase la formación de un campo magnético fuerte y, una vez formado ese campo, hacer que perdure más tiempo.
    De modo que, si nos acogemos a lo anterior, podríamos decir que la vida en la Tierra, tal cual la conocemos, no habría podido ser como es sin la Luna. Pero tampoco habría sido igual si la Tierra no se hubiese pasado millones de años en estado “bola de nieve”, por ejemplo. Aquí entramos en la discusión sobre lo de rebobinar la cinta que proponía Gould.
    Un aspecto que me intriga es hasta qué punto pueden influir nuestros prejuicios al abordar el asunto: por ejemplo, varios de nosotros ya pusimos en tela de juicio la pretendida importancia del campo magnético. “Pretendida” porque, si nos basamos en lo que comento en el primer párrafo, podríamos concluir que el campo magnético podrá ser todo lo importante que queramos para algunas formas de vida actual, pero fue innecesario para que la vida surgiese y evolucionase durante unos 3.000 m.a.
    Del mismo modo, el campo magnético puede ser escasamante relevante si pensamos en vida submarina. Y, dado que nosotros mismos somos peces fuera del agua, apuesto por imaginnar civilizaciones acuáticas avanzadas.

  5. Desde el sur:

    Cita el artículo a Evan Solomonides:

    “…También dice que es posible que sepamos de ellos EN CUALQUIER MOMENTO, pero que lo más probable es que esto se dé EN UNOS 1500 AÑOS a partir de ahora…”

    Y señala casi en el final:

    “…Esto significa solamente que es improbable recibir tal señal antes de ese tiempo, no que sea imposible. Al fin y al cabo, es un cálculo de probabilidad…”

    Si el acontecimiento puede ocurrir mañana mismo o dentro de 1500 años, entonces puede suceder en cualquier momento o NUNCA. Porque también es probable que NO ocurra en 1500 años.
    ¿De qué probabilidad están hablando?
    ¿Donde están los números?
    ¿Con qué frecuencia?
    ¿Uno en cuanto (1/?) es la probabilidad?

    Sabrán disculparme los compañeros foristas pero no me parece una afirmación muy científica que digamos.

    Cualquier neófito, como yo por ejemplo, puede llegar a una conclusión así en una tarde aburrida de domingo sin recurrir al principio de mediocridad.

    Saludos

  6. Tomás:

    La situación aquí es que todos los que hemos comentado tenemos una parte de razón.

  7. petrus:

    Esto es como estar perdido en el monte y empezar a pedir socorro. Si las primeras personas disponibles para ayudar están a un Km, hay que esperar por lo menos seis o siete segundos para poder escuchar sus respuestas, porque el sonido no puede ir más rápido. Mamá Tierra no ha dado su primer grito electrónico hasta hace escasamente un siglo, digamos, de modo que la gente disponible en este monte universal tiene que o puede ser relativamente poca todavía … Esperen a que la señal de socorro llegue a algún barrio cósmico superpoblado o al supermercado galáctico y empiecen a contestar quinientos o seiscientos mil aliens al año, y ríase usted de los eventos del LIGO.
    Saludos

  8. Miguel Ángel:

    Estimado “Desde el sur”:

    El problema es que, para hacer este tipo de estimaciones, nos enfrentamos a un obstacúlo importante: que solamente tenemos constancia de un astro que albergue vida en el Universo (nuestra Tierra).
    Debido a ello, no se pueden hacer estadísticas fiables y, si queremos hacer una estimación como la de la noticia, solo se puede hacer asignando probabilidades que no se derivan de la observación (porque el único caso observable es el de la Tierra).
    De todos modos, la conclusión de la noticia no es que pueda ser antes de 1500 años, o después, o no se sabe: lo puedes ver cómo si la pregunta fuese a qué edad le van a empezar a salir las canas a alguien, y que la conclusión fuese que es improblable que aparezcan antes de cumplir los 25 años.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.