NeoFronteras

Plutón y New Horizons

Área: Espacio — sábado, 9 de septiembre de 2017

Planifican el encuentro de New Horizons con un transneptuniano y se nombra a algunos accidentes geográficos de Plutón.

Foto

Cuando hace dos años la sonda New Horizons pasó al lado de Plutón no imaginábamos que iba a ser un mundo tan interesante.

Esta misión nos recordó que el Universo es grande y que en él debe de haber mundos que ni siquiera podemos imaginar, aunque muchos de ellos queden para siempre censurados a nuestra vista debido a nuestras limitaciones técnicas.

Pero, precisamente, esta idea nos debería obligar a empujar un poco más allá las fronteras del conocimiento y a invertir un poco más en la exploración, aunque sea sólo con sondas automáticas.

La sonda New Horizons hace tiempo que abandonó la débil caricia gravitatoria de Plutón y ahora se dirige hacia el objeto del cinturón de Kuiper denominado 2014 MU69. Encontrar un objeto del cinturón que estuviera bien posicionado para esta sondas no fue sencillo, pero al final se encontró 2014 MU69. Además, ha resultado ser un objeto interesante. Se trata de un objeto binario compuesto por dos cuerpos de 18 y 20 kilómetros de ancho. Serán dos ejemplos de los planetesimales a partir de los cuales se formaron los planetas del Sistema Solar hace 5000 millones de año y que no han cambiado mucho desde entonces al sufrir escasos fenómenos de diferenciación, erosión o calentamiento.

La sonda llegará a él en el año nuevo de 2019, así que tendremos noticias del evento en poco más de 15 meses. Para entonces estará situada a más de 6500 millones de kilómetros de la Tierra. Naturalmente, pasará de largo. Pero los técnicos de la misión han querido apurar lo máximo posible el encuentro. La sonda pasará a sólo 3500 km del objeto, una distancia muy escasa en este tipo de contexto y más cercana a la distancia que pasó de Plutón. Esto permitirá tomar detalles de hasta 70 metros de los cuerpos.

Foto

Mientras tanto la IAU (Unión Astronómica Internacional, en sus siglas en inglés) ya ha empezado a designar algunos de los accidentes geográficos que la sonda New Horizons descubrió en Plutón. Como todos sabemos, los miembros de la misión fueron designado regiones de este planeta enano según les iban llegando las fotos. Pero estas designaciones no eran oficiales.

El organismo encargado de dar nombre a los objetos celestes y sus accidentes geológicos es la IAU, que está compuesta por astrónomos de todo el mundo.

Ahora, la IAU acaba de hacer pública la designación de catorce accidentes geográficos de Plutón. Nombres que vienen de la mitología como es tradicional, pero también de pioneros que exploraron nuevos horizontes en el pasado, tanto en la Tierra como fuera de ella.

Los miembros de la NASA de New Horizons propusieron algunos nombres, pero también lo hicieron miembros del público durante la campaña de esta campaña formada por miembros de la IAU, de New Horizons y del Instituto SETI.

“Apreciamos la contribución del público en general en forma de sugerencias de nombres y al equipo de New Horizons por proponernos estos nombres”, dijo Rita Schulz, jefa del grupo de trabajo del Sistema de Nomenclatura Planetaria de la IAU.

La lista de los nuevos topónimos oficiales de Plutón es la siguiente:

– Tombaugh Regio: en honor a Clyde Tombaugh (1906-1997), el astrónomo norteamericano que en 1930 descubrió Plutón.

– Burney Crater: en honor a Venetia Burney (1918-2009), que con 11 años de edad fue la que dio nombre a Plutón cuando se descubrió. En su vida adulta fue profesora de Matemáticas y Economía.

– Sputnik Planitia: nombrado en honor al satélite ruso Sputnik 1, que en 1957 se convirtió en el primer satélite artificial lanzado por el ser humano.

– Tenzing Montes y Hillary Montes: en honor a los primeros montañeros, Tenzing Norgay (1914-1986) y Edmund Hillary (1919-2008), que coronaron el Everest y volvieron para contarlo.

– Al-Idrisi Montes: en honor a Ash-Sharif al-Idrisi (1100-1165/66) un cartógrafo y geógrafo árabe cuya obra de referencia de la geografía medieval a veces se traduce como “El placer de aquel que anhela cruzar los horizontes”.

– Djanggawul Fossae: el nombre de esta depresión se debe a una de las tres deidades ancestrales de la mitología de los aborígenes australianos. Según esta mitología, Djanggawuls viajó entre la isla de los muertos y Australia, llenándolo de vegetación y creando con ello el paisaje del lugar.

– Sleipnir Fossa: en este caso se hace referencia al caballo de ocho patas de la mitología nórdica que llevó a Odín al submundo.

– Virgil Fossae: en honor al poeta romano Virgilio y al guía ficticio que en la Divina Comedia lleva a Dante a través del Infierno y el Purgatorio.

– Adlivun Cavus: hace referencia al nombre que se da en la mitología inuit al infierno.

– Hayabusa Terra: en honor a la sonda japonesa que en una misión de 2003 a 2010 trajo muestras de un asteroide a la Tierra.

– Voyager Terra: en honor a las sondas Voyager que la NASA lanzó en lo setenta del pasado siglo hacia los planetas gigantes y que ya han abandonado los confines del Sistema Solar.

– Tartarus Dorsa: según la mitología griega, el Tártaro es un profundo abismo usado como una mazmorra de sufrimiento y una prisión para los titanes.

– Elliot Crater: en honor a James Elliot (1943-2011), investigador del MIT que fue el primero en usar ocultaciones estelares para estudiar el Sistema Solar, técnica que finalmente dio lugar al descubrimiento de los anillos de Urano o a la detección de la atmósfera de Plutón.

Se espera que más nombres para los accidentes geográficos de Plutón y sus lunas sean propuestos pronto a la IAU siguiendo el mismo esquema.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5681

Fuentes y referencias:
Nota de prensa I.
Nota de prensa II.
Mapa con los nombres.
Ilustraciones: Carlos Hernandez/NASA/JHUAPL/SwRI/Ross Beyer

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

6 Comentarios

  1. Dr. Thriller:

    Lo de poner nombres ya no lo comento, y a pesar de que ahora los mandarines de este sistema en transición se van de diversitarios (defensores de la diversidad que ellos mismos se cargaron y se están cargando), me pregunto si dentro de 20, 30 años, cuando China claramente sea hegemónica en el cotarro y estados como la India, Indonesia, Brasil y lo que vaya saliendo por África estarán contentos con estas nomenclaturas -presuntamente científicas, como los nombres de los elementos químicos que han degenerado a vodevil de 150 años para acá-, o simplemente veremos un rehacer los mapas, algo recurrente en la historia según quien mande… mapas astronómicos.

    Sí, sí, ya sé que la IAU es eso, muy “I” y mucho “I”. Yo ya voy viendo las imágenes de las sondas chinas y, por supuesto, están en ideogramas chinos y no en alfabeto latino.

    Respecto a la NH… siempre es difícil comentar a toro pasado y un proyecto de sonda además a estos confines no le deja uno muchas ganas de criticar, que haya ido ya es un triunfo en toda regla, pero, caray, es una pena que un artefacto a la última y plenas facultades se dedique ahora… ¿a?

  2. Tomás:

    Pues me dejas contento. ¡Chino!, que no hay quien lo entienda. No quiero ni pensarlo. ¿Y crees que los extraterrestres lo van poder leer?

  3. Dr. Thriller:

    Pero a cambio los mapas chinos son una gozada. Donde el alfabeto latino pone República Federativa Constitucional del Juramento de Tocco Moccho, en mandarín se despachan con su Chi Cha Cha Chu (cuatro bichos), que no ocupan nada, en cambio en alfabeto latino es un desparrame que va de costa a costa del susodicho estado pisando cordilleras, lagos, ríos y subdivisiones políticas. Además lo ponen como les da la gana, izq a der, arr abj, abj arr, der izq, que parece que estoy entrenando reclutas.

    Las NNUU tienen seis lenguas oficiales: castellano, francés, inglés, mandarín, ruso y árabe, con perspectivas de incorporar el hindi-urdú (800 millones de consumidores) y el portugués (“sólo” 300). A medio plazo habrá más porque el tan cacareado control de natalidad nos lleva a una África con 1.500 millones de personas y para nada es descabellado a medio plazo el swahili (el de Uhura de Star Trek) o algún estándar del Zulú o del Congo. Digamos que el mundo, ya occidentalizado, en estos aspectos se va a des-occidentalizar, porqur a fin de cuentas creo que Uganda tiene 50 millones de habitantes o por ahí y no creo que tengan ni pastelera idea de quién fue Menganito de las Anglias, y viceversa por nuestra parte naturalmente respecto a sus cosas las de ellos (de Uganda).

    Pos eso, que hasta el monte McKinley ahora se llama algo de los indios de allí, como se llamó siempre supongo hasta que llegaron los demócratas civilizadores. Por cierto, recuerdo haber leído hace poco que una comisión toponímica aragonesa recuperó los nombres tradicionales de muchos picos pirenaicos, que no hace ni 100 años fueron sustituidos mayormente por nombres puestos por alpinistas franceses, no pocas veces *sus* nombres (cfr.Everest). Naranco de Bulnes es cosa de un alemán, del siglo XIX, eso sí.

  4. Tomás:

    Lo que más me asombra es lo de la niña de 11 años que luso nombre a Plutón ¡y acertó!

  5. NeoFronteras:

    Los responsables de la misión sugieren que NH podría dirigirse hasta otro objeto del cinturón de Kuiper después de 2014 MU69 si encuentran alguno en la trayectoria. Si fuese necesario usarían gran parte del combustible para así redirigir la sonda.

  6. Tomás:

    Buena noticia que sobre combustible. A ver si hay suerte y encuentra algún objeto grande, quizá de, al menos, unos cuantos cientos de km de diámetro y, si pasa delos mil, mejor.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.