NeoFronteras

Beneficios de las bacterias de la piel

Área: Medicina — Domingo, 13 de noviembre de 2016

Algunas bacterias segregan proteínas que nos protegen frente a algunas enfermedades de la piel.

Foto

Tenemos 10 veces más bacterias en nuestros cuerpos que células somáticas. Quizás nos puede parecer imposible, pero hay que considerar que las bacterias son mucho más pequeñas que nuestras células.

Hay muchas de estas bacterias que viven sobre nuestra piel, pero la mayoría de esas bacterias vive en nuestro tracto intestinal. Nuestra digestión y nuestra salud depende de esa flora intestinal. Recientemente se están implementando tratamientos para diversas enfermedades en los que se repone esa flora intestinal que la vida moderna y los antibióticos han alterado.

Si las bacterias de nuestro interior son importantes para nuestra salud, ¿podemos decir lo mismo de las bacterias que viven sobre nuestra piel?

Se sabe que algunas bacterias de nuestra piel se alimentan de los hongos que pueden crecer en ella. Si no fuera por estas bacterias posiblemente terminaríamos con graves infecciones por micosis. Pero hay más ejemplos recientes, según Rolf Lood (Universidad de Lund, Suecia) y sus colaboradores, las bacterias de nuestra piel son beneficiosas, pues segregan proteínas que nos protegen de la acción oxidante del oxígeno, lo que evita ciertas enfermedades de la piel. Su efecto es similar a la conocida acción antioxidante de las vitaminas C o E.

La bacteria Propionibacterium acnes (en la foto), fue descubierta en un paciente con acné severo, pero no se sabe si está relacionada con esta enfermedad. Lo que sí han descubierto estos investigadores es que esta bacteria segrega la proteína RoxP, que protege a la piel del estrés oxidativo, una situación en la que el oxígeno daña las células humanas. Una causa común de este estrés sobre la piel es la radiación ultravioleta del Sol.

Se considera al estrés oxidativo como un factor importante a la hora de contribuir a diversas enfermedades de la piel que incluyen dermatitis atópica, soriasis y cáncer de piel.

La relación es mutualista. La bacteria segrega algo que es beneficioso (la proteína RoxP) para nosotros y esta consigue un buen lugar en donde vivir: nuestra piel.

Como Propionibacterium acnes es muy común, está presente tanto en individuos sanos como en individuos con enfermedades de la piel. Sin embargo, las personas con diferente cantidad de esta bacteria en su piel tienen una mayor o menor protección por parte de la proteína RoxP que segrega.

Este equipo de investigadores estudiará tanto en pacientes como en animales de laboratorio este aspecto. En el caso de humanos se hará un estudio comparativo entre un grupo de control sano y personas con carcinoma y con un tipo de queratosis precancerosa. Esto permitirá saber la relación que haya entre la proteína RoxP y la salud de la piel. En el estudio con modelo animal se usarán ratones para ver cómo esta proteína les protege frente a los rayos ultravioletas

Si los resultados son positivos se podría añadir RoxP a las cremas solares o a los tratamientos contra la soriasis y la dermatitis atópica.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5151

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Foto: Matthias Mörgelin, Universidad de Lund.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

6 Comentarios

  1. Miguel Ángel:

    Otro ejemplo más de suma no nula de esta flora protectora. Según Stephen Jay Gould los seres vivos en general no serían tan competitivos. Más o menos dice que “están siempre buscando una excusa para unirse y colaborar”.

  2. Tomás:

    Me parece esperanzadora esa idea que expones, aunque parece te refieres a colaboración inerestecífica, pero ¿qué pasa con la intraespecífica?; ¿aquí predomina eso que se ha dado en llamar darwinismo social -no solo humano-?

  3. JavierL:

    Oigan pues es algo hasta intuitivo, esas bacterias necesitan un buen equilibrio para mantener saludable la piel.

    Y lo mejor es que esa idea no la ha explotado la industria cosmética. Podríamos hacer mucho dinero.

    “Les presento la nueva crema X. Con la mejor combinación de bacterias protectoras para que luzcas una piel brillante y sedosa.

    “La nueva crema X repone el daño en el ecosistema de tu piel ocasionado por los malos hábitos del día a día, además te protege naturalmente contra los rayos ultravioletas y previene enfermedades de la piel.

    Si llamas en los próximos 5 minutos te daremos una segunda crema X por la mitad del precio”

  4. apalankator:

    Apostaría que en cualquier persona hay decenas de especies de bacterias que todavía no han sido descritas con funciones importantísimas para nuestro funcionamiento. Y no se explica por qué se les ha estado infravalorando durante tanto tiempo.
    Estoy convencido de que muchas enfermedades que actualmente se consideran autoinmunes son en realidad provocadas por la presencia, ausencia, desproporción o migración a otra parte de nuestro organismo de alguna clase de bacteria o bacterias, como fue el caso de la úlcera de estómago, y solamente se podrán curar interviniendo en ellas.
    Esto implicaría que se está bastante perdido en el tratamiento de algunas enfermedades (como el ELA, lupus, artritis, etc.) porque se está comatiendo los efectos de estas enfermedades pero no su origen.

  5. Miguel Ángel:

    Mi amigo Tomás:

    Intraespecífica también: las hormigas que tan bien describe E.O. Wilson.; las células de cualquier pluricelular; cualquier ser vivo que viva en sociedad (incluidas las colonias de bacterias).
    Y colaboración entre especies también: dentro de las células eucariotas encontramos mitocondrias, que no son otra cosa son bacterias viviendo en simbiosis con nuestras células. Incluso tienen su propio ADN que representa el 0.1% del genoma de una persona.

    Querido amigo JavierL:

    Ya se venden muchos probióticos para la flora intestinal y vaginal. Lo que comentas, no creo que tarde en explotarse.

    Querido amigo “apalank,ator”:

    Sí, el tratamiento de muchas enfermedades casi siempre es sintomático, pocas veces patogénico y, las menos de las veces, etiológico. Queda mucho margen de mejora.

    Y triple abrazo.

  6. Tomás:

    Bien, querido amigo Miguel, pero un hormiguero es bastante similar a un solo individuo, no tanto como el conjunto de nuestras células y simbióticos, aunque más que las colonias de bacterias (creo); son distintas peculiaridades de la evolución.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.