NeoFronteras

Éxtasis y la hormona del amor

Área: Medicina — Jueves, 12 de Abril de 2007

Foto

Puede que las personas que toman éxtasis o “droga del amor” realmente sí experimenten más sensaciones relativas al amor. Según un estudio con ratas de laboratorio esta droga aumenta los niveles de oxitocina en el cerebro. La oxitocina es una hormona que ayuda a mantener la unión entre las parejas así como la conexión de las madres con sus bebés.
En estudios anteriores se encontró un aumento del nivel de oxitocina en la sangre de las personas que habían consumido éxtasis (metilendioximetanfetamina o MDMA). Sin embargo, muchas drogas incrementan estos niveles sin que se noten sus efectos en el cerebro, factor determinante para que haya efectos “sociales”.
En un momento dado se creyó que la MDMA producía sus efectos a través de la alteración de el nivel de serotonina, pero otras drogas (incluido el Prozac) lo alteran sin que se produzcan efectos sobre la sociabilidad.
Iain McGregor de la Universidad de Sydney en Australia y sus colaboradores han estudiado el efecto de esta droga en ratas de laboratorio. Se les administró un equivalente a lo que sería en humanos adultos de dos a tres tabletas y pudieron comprobar cómo, al igual que las personas, se comportaban de un modo más sociable.
Igualmente encontraron que la droga activaba las neuronas relacionadas con la oxitocina en el hipotálamo. Cuando se les administró además de la droga un bloqueador de los receptores de oxitocina el aumento de sociabilidad casi desaparecía, pero no del todo. No se sabe por qué el efecto no desaparecía completamente. Podría ser que la dosis del bloqueador de receptores fuese pequeña o que otros receptores como los de la dopamina estén relacionados con la generación del comportamiento social.
En todo caso los resultados están de acuerdo a los sentimientos y sensaciones reportados por aquellos que han consumido la droga.
En ratas macho se ha podido ver un incremento masivo del nivel de oxitocina después del orgasmo. Según McGregor es interesante notar que los hombres que han consumido éxtasis se sienten más sensuales que sexuales, y que esto podría deberse a que los altos niveles de oxitocina les pusieran en un estado post orgásmico que no sería el más adecuado para mantener relaciones sexuales con una pareja, pero que les haría sentirse bien estando con ella.
Este equipo de investigadores planea ahora investigar los niveles de oxitocina en el cerebro de las ratas después de tomar MDMA y ver qué partes del cerebro se ven particularmente afectadas.
Sospechan que la liberación de oxitocina puede que esté implicada no sólo en los efectos relacionados con la sociabilidad, sino además en su reforzamiento.
Al parecer se sabe poco de este tipo de drogas en cuento a sus efectos sobre la oxitocina.

Invitamos a los lectores de NeoFronteras que relaten sus experiencias en este asunto.

Nota: NeoFronteras no aconseja el consumo de drogas recreativas. El uso y abuso irresponsable de estas sustancias puede acarrear problemas de salud y seguridad, además de problemas legales. Este tipo de estupefacientes adquiridos en la calle pueden además estar adulterados con productos altamente tóxicos y peligrosos.
Aunque en esta noticia se relate un resultado supuestamente “positivo”, o que así se pueda interpretar, hay que tener en cuenta que los investigadores no analizaron sus posibles efectos secundarios, sólo sus efectos neurológicos y psicológicos.
En todo caso solamente a través de estudios científicos de este tipo se pueden esclarecer los efectos de todo tipo que estas drogas puedan tener, al igual que otras drogas de carácter “legal”. Siempre es importate investigar sobre este tipo de temas, porque cuanta más información tenga la gente más capacidad de decisión tendrán.

Fuente principal: Newscientist

Referencias:
Journal of Neuroscience (DOI: 10.1016/j.neuroscience.2007.02.032)
Éxtasis en Wikipedia (no actualizado a fecha de hoy).

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Carlos:

    Suelo consumir MDMA de forma habitual los fines de semana, y ratifico lo redactado en el artículo: el nivel de sociabilidad aumenta considerablemente.
    En otras palabras, te haces amigo de todo el mundo y quieres abrazar hasta a las paredes.
    De todas formas, también se podría haber incluido alguna consecuencia negativa del consumo de este tipo de sustancias.

  2. MacCano:

    Bien, seré el primero en mojarme.

    Tengo un punto de vista sobre las drogas que en nada (creo yo) me acerca al típico adolescente pastillero, he probado el éxtasis en alguna ocasión, hace muchos años, y por lo que recuerdo, la sensación a nivel personal sin ningún tipo de contacto físico era de cordialidad, cualquier persona con la que hablaras era bien recibida, tratabas a cualquiera como a un colega mas de toda la vida, si que es cierto por tanto que aumenta la sociabilidad, pero depende por supuesto del tipo de personas, he visto alguno que ha llegado hasta ponerse muy violento.
    Dado que las composiciones del MDMA que venden por ahí varían mucho y a saber que le meten, te podías esperar cualquier cosa.
    La diferencia con la coca es que la coca te produce euforia y te mantiene despierto, pero sin los efectos sociales que da el MDMA, podría decirse que si, te sientes mejor, mas seguro de ti mismo, más fuerte y despierto, pero en mi caso la diferencia es muy grande respecto al MDMA.
    Dado que no fui un gran consumidor de éxtasis tampoco se puede decir que sea el mas experimentado, pero el MDMA te hacia sentir cariño hacia los demás, un efusivo cariño hacia los demás.
    En el terreno del contacto físico, era algo sensacional, todas las sensaciones se multiplicaban y bastaba un simple roce, beso o caricia para sentir cosas muy parecidas a un orgasmo ordinario. Imagínate tu lo que era el orgasmo, aunque raras veces tenías ganas o la situación lo permitía, así que sí, podría decirse que seria mas bien una sensación postcoital como comentas en tu post.
    Si es conocida como la píldora del amor es mas que nada por la facilidad con la que ligas en esos momentos (con personas en tu mismo estado) y por la calidad de esos roces y caricias, y también porque te pones en plan cariñoso con todo el mundo, los amigos se abrazan el doble, hay más amor fraternal por decirlo de alguna forma, que no sexual.
    Al igual que con el THC se entra en un estado hipnótico en el cual el grupo parece tener una conexión especial, con el MDMA la conexión es de otro tipo, no tanto intelectual, sino de refuerzo de la amistad.
    Con la coca sin embargo no existe ningún tipo de conexión de este estilo, es más “cada uno a su bola”.
    Todo esto narrado desde un punto de vista lo mas objetivo posible.
    Debido, a como comentaba anteriormente mi punto de vista sobre las drogas, mi etapa de haberlas probado ya paso, y no duro mucho mas de un mes, ya se lo que hace, puedo decir que me gusto pero la razón se impone y no me apetece pasarme el día en “paraísos artificiales” (esto supongo, a modo de justificación).
    Sigo consumiendo de vez en cuando hachís y marihuana (muy de vez en cuando y con espacios de meses entre consumo y consumo), pues lo veo como cualquier otra droga socialmente aceptada como lo es el alcohol.
    Creo que es obligado apuntar, que no todo el mundo puede probar ciertas drogas y de forma “responsable”, si se puede decir que uno es responsable de sus actos cuando va drogado.
    Creo, y esto ya es pura opinión, que las drogas sintéticas habría que estudiarlas más profundamente debido a su impacto social, más aun hoy en día que tantos chavales mueren por que se les recalienta el cerebro, ataques al corazón, accidentes de trafico, etc, por un consumo excesivo de pastillas en una misma noche (mi consumo era de una o dos pastillas por noche, he oído casos de 11 pastillas en una misma noche que por desgracia, acabaron con dichas personas).
    Dado que sois una plataforma de divulgación, no estaría de más una advertencia seria sobre estos temas acompañando a vuestros artículos, no simplemente desaconsejar las drogas recreativas por que sí.
    Y una ultima reflexión, todo en su justa medida es bueno, pero en su justa medida, esas campañas draconianas de “Drogas No” del gobierno, con gusanos que salen por la nariz y gilipolleces por el estilo no me parece la forma mas correcta de advertir de los peligros de las drogas, son anuncios para borregos y para nada educan al individuo. No se que clase de comités científicos asesoran al gobierno pero como todo, debieron de elegirse a dedo.

    Espero seros de utilidad con mi comentario, tal y como pedíais en vuestro post.

  3. NeoFronteras:

    Muchas gracias por sus comentarios, que enriquecen con experiencias personales la noticia aquí expuesta.
    Atendiendo a sus sugerencias se ha añadido una nota informativa más amplia para evitar “accidentes” a personas poco informadas.

  4. emilio:

    Hablemos de “drogas”, bien:

    Ante todo dejo claro que en ningún caso querría que a los niños/as se les haga llegar un mensaje de uso lúdico de las drogas.
    Intentaré dar una visión desapasionada de este mundo, desde el lado de la experiencia.
    Soy politoxicómano con varias recaídas en varias tipos de drogas que enumero.

    – La primera droga que consumí, sobre los 12 años fue el café. Me ha permitido -o eso creo yo- estudiar, concentrarme y socializarme. Es una de las drogas más adictivas que he conocido.
    Me he quitado de ella hace 2 semanas, y no hay día que pase que no me encuentre engañándome a mi mismo para tomarme uno. Lo he sustituido por su “metadona”: menta poleo.

    – Luego probé a los 16 el alcohol, el cual sigo consumiendo ya en su forma comercial (rioja/ribera de calidad) ocasionalmente. Fue una droga dura, con consecuencias duras, con peligros varios y que no me aportó gran sabiduría. Digamos que la odio actualmente (excepto el vino) como modo de diversión social fiestera. No soporto a los borrachos y en mi familia ha habido casos de alcoholismo que me hacen considerar esta droga casi la peor que hay.

    – Tabaco: Lo he consumido desde los 15 años, muy ocasionalmente, en fines de semana de meses en meses. Generalmente cigarros puros, aunque actualmente le gorroneo a mis colegas del trabajo el tabaco de liar. Jamás me he hecho adicto. Últimamente me estaba “enganchando” al cigarrito del desayuno (vamos, fumaba uno cada semana), y lo he cortado de raíz.
    Es una droga adulterada, comercial, que en nada se parece al verdadero tabaco. Es una droga placentera, ciertamente.

    – Hachis, mejor dicho Maria: La cultivo desde hace 5 años, llevo probándola desde hace 12 años. Debo de decir que no es una droga porque no provoca en mi ninguna dependencia (ni en mi ni en nadie que fume normalmente). No hay síntomas de “mono”, y puedo estar sin fumar 3 meses -comprobado- sin deseo o abstinencia. La considero la mejor sustancia con diferencia: aumenta la percepción de ciertas ideas, de la música, del sexo y del humor.
    La cultivo, y desde que lo hago mi vida es mejor (sobre todo la intelectual), no por el efecto de ella, si no por el ver la hipocresía social, la represión, la alternativa -que existe- al modo social impuesto, y porque me ha acercado, de nuevo, al cultivo de plantas.
    En fin, que me ha hecho más sabio humanamente e intelectualmente. Amén de que consigue que la depresión no se cebe en mí.
    Y tambien me ha hecho apreciar ciertas canciones y obras de arte (además de alguna científica).

    – Salvia divinorum, planta que probé una vez y vi una visión que años después vi en unas pinturas rupestres argentinas: decenas de manos abiertas ante mí. El tipo que las pintó las tuvo que ver igual que yo, ¡seguro!

    – Fármacos: valium, lexatin, miolastan… Lo poco que los he probado me quedo con el myolastan. Y casi no los he probado. Pero deja un cuerpo… “relaaax”.

    – Deseos: Me gustaría probar, por encima de todo, la mescalina, también el LSD. Pero la imposibilidad de encontrar la primera y lo adulterado del segundo me hacen esperar otro momento.
    La hoja de coca me gustaría probarla, la coca no.

    Epílogo:

    Las drogas siempre han existido y existirán. Lo nuevo es el negocio, que compra a políticos.
    Las hay “malas” (las que afectan dañinamente al cuerpo) y las hay “buenas”.
    Bueno y malo son conceptos extraños. ¿Qué hay de bueno en trabajar 8 horas al día en una pescadería? ¿Que hay de malo en ser un hippy? Todo y nada.
    El éxtasis (origen del artículo) ha sido un medicamento usado mucho por los sicólogos (que siguen quejándose que lo hayan prohibido porque ellos piensan que sus efectos son increíbles sobre los enfermos: les permiten abrirse a la terapia).
    Se ha mentido sobre sus efectos sobre el cerebro haciendo experimentos con ratas, a las que le metían una dosis salvaje. Y luego, claro, la rata estaba malita.
    Si le hubieran dado una dosis semejante de, digamos, laxante, los laxantes estarían hoy prohibidos porque “afectan a la salud y colapsan las alcantarillas”.

    Gracias por su atención (si es que alguien ha llegado hasta aquí).

    ¡Suerte!

  5. Alejo Alberdi:

    Respecto a por qué el éxtasis produce un aumento tan característico de la empatía y la afectividad, encuentro que es muy difícil adjudicarlo a un tipo de receptores o neurotransmisores. La liberación y la inhibición de la recaptación de serotonina, el efecto sobre la dopamina y la noradrenalina, la liberación de oxitocina y vasopresina, entre otros, son demasiados factores como para quedarnos con uno solo.
    Por mi parte, tomo éxtasis con bastante frecuencia para potenciar algunas de mis capacidades (sociales, eróticas) y, aunque empecé tarde (pasados los treinta), el balance riesgo/beneficio es abrumadoramente favorable para mí. Entiendo que no lo sea para otros, pero no termino de acostumbrarme a la nauseabunda y permanente campaña de desinformación que recae sobre esta sustancia, y menos cuando se prestan a ello importantes sectores que dicen hablar en nombre de la ciencia.

  6. melissa:

    No me parece bien que pongan este tipo de artículos, dan todo lo “positivo”, ¿y lo negativo?
    Yo sé que el consumo de drogas es ilegal y malo para la salud. ¿Saben cuántas neuronas pierdes? ¡Miles! ¿Porque no incluyen eso en el texto?
    Si un menor de edad ve su articulo y no esta bien informado le va a valer la “nota” que pusieron al final. Le dan más importancia a que es buena y bla bla bla. Con ello fomentan el uso de las drogas.

  7. NeoFronteras:

    Con todo respecto, NeoFronteras no fomenta el uso de las drogas. Al final del artículo se mencionan algunos de los problemas de salud relacionados que el consumo de drogas puede provocar. Una nota que tiene un tamaño equivalente a una fracción apreciable de la noticia en sí. Algo que no haría falta poner.
    Una borrachera también mata a muchas neuronas, así como muchos medicamentos totalmente legales con receta. Hay un campo amplio a estudiar.
    A veces se estudian ese tipo de efectos negativos de las drogas que menciona. En este caso se ha estudiado otro efecto y la noticia iba sobre ese estudio, no sobre otros.
    Tampoco nos vemos en la necesidad de “compensar” ciertas informaciones.
    No tenemos la culpa de que haya adolescentes mal informados sueltos por el mundo. En todo caso proporcionar más información les hará mejor informados. También puede ser que sí estén bien informados y que de todos modos consuman drogas. No nos engañemos.
    Utilizar a la juventud o a la niñez como excusa o coartada para limitar los derechos a la libre expresión (entre muchos otros) ha sido ampliamente utilizado por un sector de la sociedad. Es un recurso poco ético.
    Obviamente siempre presuponemos cierta inteligencia por parte de los lectores, así como criterio y sentido común. No es nuestra culpa que algunos no lo tengan.

  8. marta:

    Yo consumo MDMA habitualmente, cada fin de semana. Puedo confirmar que te abre al mundo totalmente, todos son tus amigos, aunque no los conozcas. Sientes que vuelas, es una sensación increíble. Vas a tu mundo total.
    Se que de aquí unos años me arrepentiré de haberme drogado, y se que es malo y que te deja graves secuelas, tanto físicas, como psíquicas, pero vida solo hay una y hay que disfrutarla.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.