NeoFronteras

¿Cómo serán las plantas en otros planetas?

Área: Espacio — Lunes, 16 de Abril de 2007

Foto
Foto trucada de cómo podrían ser las plantas alienígenas. Ampliar. Foto: Doug Cummings, Caltech.

Expertos de la NASA predicen que las plantas de otros planetas, para poder optimizar la fotosíntesis, podrían ser de otros colores distintos a las de aquí. Podrían ser verdes, amarillas, rojas e incluso negras.
La hipotética vida en otros planetas fuera de nuestro sistema solar siempre ha excitado nuestra imaginación. Todavía no hemos podido ver o inferir ningún planeta de tipo terrestre, los que de modo indirecto conocemos son planetas gigantes del estilo de Júpiter. Por tanto la posibilidad de saber si hay o no vida en esos hipotéticos planetas es lejana.
Los científicos ha pensado poco sobre este, por lo que la ciencia ficción se ha encargado de imaginar cómo serían los animales de esos planetas, o el aspecto que tendrían los seres inteligentes que allí habitaran.
El resultado es bastante antropocéntrico y tanto los animales como los humanoides se parecen a los de aquí. Pero respecto a las plantas (las eternas perdedoras) no se han molestado demasiado y, salvo alguna exótica propiedad, en general son exactamente como las de aquí, es decir, verdes y con el mismo aspecto.
Ahora científicos del Virtual Planetary Laboratory del Caltech y del NASA Astrobiology Institute han pensado sobre esta cuestión. Han estudiado la luz reflejada y absorbida por los organismos en la Tierra y han determinado cómo se podría determinar el color de las plantas en un planeta extrasolar si los astrofísicos pudieran analizar la luz reflejada por dichos planetas. Al parecer la mayoría de las veces las plantas no serían verdes.
En el proceso de la fotosíntesis las plantas, gracias a la clorofila, convierten la luz del sol, el dióxido de carbono y el agua en azúcares. Como la clorofila absorbe en mayor medida la parte azul y roja del espectro, las plantas adquieren un color verdoso que es la gama de longitudes de onda que es principalmente reflejada.
Estos científicos han identificado las longitudes de onda de la luz que serían las mejores candidatas para realizar la fotosíntesis en otros planetas, y esto nos podría guiar en la búsqueda de vida fuera de nuestro sistema solar.
Nuestro sol, que es una estrella de tipo G2, no emite todos los colores por igual. Además los gases de nuestra atmósfera absorben ciertos colores y como resultado llega más luz roja al suelo que verde o azul y por eso las plantas utilizan la parte roja del espectro donde hay fotones abundantes. Como llega mucha luz las plantas no necesitan usar todo el espectro y no usan la poco energética gama infrarroja, ni la parte verde, pues hay pocos fotones verdes y éstos no son tan energéticos como los azules que sí les pueden ser útiles. Como resultado las plantas absorben la parte roja y azul, pero reflejan la infrarroja y verde.
A los ojos de un hipotético extraterrestre armado con un poderoso sistema de telescopios debe de parecer que la Tierra absorbe mucha luz roja y refleja mucha infrarroja.
Otras estrellas tienen una distribución de colores distinta. La distribución de colores depende de la temperatura de la estrella. Si la estrella es más fría será más rojiza y si es más cálida será más azul (la física no tiene por qué estar de acuerdo con nuestra percepción psicológica de los colores y sus connotaciones culturales).

Foto
Intensidad de la luz que alcanzaría el suelo sobre un planeta de tipo terrestre que orbite estrellas de tipo F, G, K, y M. Ampliar. Imagen: NASA.

Estos científicos han podido calcular cómo sería la luz de una estrella incidiendo sobre las superficies de planetas de tipo terrestre con composiciones químicas de las atmósferas compatibles con el tipo de estrellas sobre la que orbitan.
Las distintas atmósferas filtrarían las distintas luces estelares y determinadas longitudes de onda (o colores) que incidieran sobre la superficie serían las más adecuadas para realizar la fotosíntesis debido a su abundancia o energía.
Esto restringe la gama de colores que los astrónomos esperarían ver si hay fotosíntesis sobre un planeta. Cada planeta tendría un color dominante determinado por la fotosíntesis que estaría basado en la composición atmosférica y en la luz procedente de la estrella. Dicho color dominante podría estar incluso en el infrarrojo.
Así, según este estudio, las plantas de un planeta que orbitara una estrella de tipo F (más caliente que el sol) podrían ser predominantemente naranjas.
Este estudio podría ayudar al diseño de futuros telescopios espaciales con la suficiente potencia como para ver planetas terrestres en otros sistemas solares y determinar si albergan vida.
Incluso sobre la Tierra ya contamos con varios casos especiales. Cierta especie de bacteria, que a nuestros ojos parece tener color púrpura, vive en aguas cenagosas en donde hay poca luz visible y utiliza la luz infrarroja para realizar la fotosíntesis. Algunos organismos primitivos como ciertos líquenes y musgos utilizan la parte verde y azul del espectro y tienen un aspecto rojizo, al igual que las algas rojas que viven profundo en los mares.
La vida sobre la Tierra está íntimamente relacionada con su entorno y depende de muchos parámetros, algunos de ellos astrofísicos. Sintonizan la “música” de su estrella.
Quizás las plantas que vivan en un planeta que orbite una enana roja tengan que ser negras para poder captar la máxima energía posible. Pero esto es algo que no podremos comprobar en un futuro cercano. Mientras tanto quizás estos resultados pueden excitar nuestra imaginación más fuertemente que las secuoyas de la luna de Endor.

Referencias:
Kiang N. Y., et al. Astrobiology, 7 . 222 – 251 (2007).
Kiang N. Y., et al. Astrobiology, 7 . 252 – 274 (2007).
GISS.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. MacCano:

    Con lo de antropocéntrico te has quedado corto, ¿quien ha dicho que tuviera que existir vida vegetal en otros planetas?, ¿Acaso, aparte de las plantas, hay algún otro ser vivo en la tierra que realice la fotosíntesis?
    Ahí es donde nuestra imaginación se queda siempre corta, que un escritor de ciencia ficción no pase de reproducir lo que hay aquí en otro planeta, no es de extrañar, pero que un científico serio suponga directamente que existen plantas en otro planeta me parece un poco ridículo.
    La vida, tal cual existe en la tierra, es tal y como la conocemos por millones de variables diferentes, a saber, un sol pequeño, amarillo, una atmósfera tan particular como la nuestra, una composición mineral como la de nuestro planeta, etc.
    En cualquier otro mundo se podría haber desarrollado un tipo de “vida” totalmente diferente, y no por ello tendría por que utilizar los recursos que aquí en la tierra han utilizado plantas y animales, mientras no se demuestre la panspermia, cualquier cosa es posible.
    Con lo cual me parece aunque innovador, del todo arriesgado, basarse en esa premisa de “plantas para que os quiero” para detectar la luz reflejada de un planeta, ¿por que no basarse en la emisiones de metano que desprenden los gases de las vacas?, digo yo que por espectroscopia, se podría saber en que planeta hay rumiantes tirándose pedos, ¿no?
    No pretendo desprestigiar (que esta claro que no lo haría) un estudio de este tipo, pero si que la gente piense que es posible que nuestras formas de vidas son únicas y que lo que nos podríamos encontrar va mucho mas allá.
    Yo por mi parte a estos les daría un IG Nobel de esos que con tanta alegría se conceden.

    Salud

  2. NeoFronteras:

    Si lee el enlace que se adjunta en el artículo hay un mapa en el que se tiene en cuenta la fotosíntesis en los océanos, realizada en su mayor parte por algas unicelulares. La fotosíntesis tampoco es producida en exclusiva por plantas ni por plantas macroscópicas. De hecho durante miles de millones de años en la Tierra esa labor la llevaron a cabo las cianobacterias.
    Tampoco es una condición necesaria para la vida, pues otras biologías autótrofas pueden estar basadas en quimiosíntesis u otros sistemas desconocidos.
    Esos factores se tienen en cuenta en este tipo de estudios.
    El metano se ha considerado como indicador, pero también puede haber metano de origen no biológico como pasa en los planetas gigantes o incluso en Titán.
    No se trata de saber cómo puede ser la vida, sino el tipo de vida que podríamos detectar, y por desgracia sólo tenemos una vida que estudiar: la de este planeta donde vivimos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.