NeoFronteras

Michael Griffin cuestiona urgencia sobre el calentamiento global

Área: Política científica — lunes, 4 de junio de 2007

Foto
Michael Griffin. Foto: Karen Bleier.

El director de la agencia espacial estadounidense, NASA, Michael Griffin, afirmó el otro día que no está convencido de que el calentamiento climático sea un problema contra el que sea necesario combatir y que sería arrogante pensar que el clima de la Tierra no va acambiar en el futuro.
Tal afirmación la hizo en una entrevista concedida a National Public Radio realizada para que se pudiera defender de acusaciones recientes. En ella además habló de los “planes de la NASA” para volver a la Luna e ir a Marte y los defendió.
Recientemente ha sido criticado por científicos y políticos (del partido demócrata) por los injustos recortes en el programa científico mientras se gasta mucho presupuesto en los planes presidenciales de la vuelta a la Luna.
También se le ha criticado la escasa financiación con la que dota a los proyectos que vigilan el cambio climático. Recientemente, por ejemplo, se ha cancelado un satélite dedicado a la medida de la humedad del suelo y relacionado con este tema del calentamiento global. También se le ha criticado los pocos planes con los que cuenta la NASA sobre vigilancia e intercepción de posibles asteroides que puedan colisionar con la Tierra (escuchar las muy interesantes entrevistas de los enlaces propuestos).

Antes estas acusaciones Griffin afirmó en la entrevista:

“No tengo ninguna duda de que hay una tendencia al calentamiento del clima planetario, pero no estoy seguro de que sea justo decir que se trata de un problema contra el cual debamos luchar. Asumir que es un problema es asumir que el estado del clima de la Tierra es el clima óptimo, el mejor clima que podríamos tener o que incluso hayamos tenido y que necesitamos tomar medidas para asegurarnos de que no va a cambiar…”

Transcribiendo exactamente en el inglés original:

– Do you have any doubt that this is a problem that mankind has to wrestle with?

I have no doubt that … a trend of global warming exists. I am not sure that it is fair to say that it is a problem we must wrestle with. To assume that it is a problem is to assume that the state of Earth’s climate today is the optimal climate, the best climate that we could have or ever have had and that we need to take steps to make sure that it doesn’t change. First of all, I don’t think it’s within the power of human beings to assure that the climate does not change, as millions of years of history have shown. And second of all, I guess I would ask which human beings — where and when — are to be accorded the privilege of deciding that this particular climate that we have right here today, right now is the best climate for all other human beings. I think that’s a rather arrogant position for people to take.

El pasado miércoles la agencia que dirige Griffin retiró (¿censuró?) una nota de prensa sobre un artículo publicado en Atmospheric Chemistry and Physics y en el cual cerca de 50 científicos de la NASA y de la Universidad de Columbia afirman que el clima de la Tierra está llegando al punto de no retorno en el calentamiento global y que éste se debe a las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano.
Los científicos consideran que los comentarios de Griffin denotan como mínimo cierta ignorancia.
Así por ejemplo, Jerry Mahlman del National Center for Atmospheric Research dijo que las afirmaciones de Griffin muestran que no tiene ni la menor idea (“totally clueless“) o que tiene una ideología política contraria al calentamiento global.
James Hansen científico climatólogo de la NASA y líder del artículo en cuestión dijo que los comentarios de Griffin muestran ignorancia y arrogancia porque probablemente millones de personas se verán afectadas por culpa del cambio climático.
Paradójicamente el presidente Bush ha anunciado recientemente un plan para luchar contra el calentamiento global. El consejero científico presidencial aclaró que Griffin estuvo comentando su propia visión personal y no la del presidente.

Referencias:
Entrevista a Griffin en NPR (hacer clic sobre “Listen”).
Entrevista a Gregg Easterbrook en NPR (hacer clic en “Listen”).
Como la NASA la fastidió y cuatro maneras de arreglarlo (en Wire).
Entrevista a Jim Hansen (hacer clic sobre “Listen”).

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Alejandro Sánchez:

    Lo único que puedo decir en esta web es que es una lástima que se haya abandonado al telescopio Hubble, el mayor avance tecnocientífico desde Galileo Galilei. Por supuesto, los que más festejan ese abandono son los creacionistas defensores del diseño inteligente. Lástima.

  2. ene2:

    Me sorprende esta noticia.
    Básicamente, la crisis a la que se está empujando el mundo entero mintiéndonos respecto a la verdadera evolución del clima de la tierra, no tiene otro motivo que encubrir el cierre de centrales nucleares en países del tercer mundo (evidentemente con la excusa de la contaminación y del riesgo) con el objetivo de que estos nunca logren una energía abundante y barata y así consigan progresar. Esto no interesa, porque en tal caso la mano de obra subiría de precio, y ya no sería rentable trasladar las fábricas a estos países en desarrollo. Si el tercer mundo consiguiera progresar hasta ponerse a un nivel en el que el nivel de vida pueda equipararse ligeramente al de occidente, esto sería el principio del fin.
    Sólo diré una palabra: Bilderberg. Podemos abrir los ojos aún.

  3. Carlos:

    Cuestionar el cambio climático es de necios. No hace falta ni ser científico para ver que algo está cambiando. ¿Han oído lo del “efecto mariposa”? Pues agárrense porque esto va en serio.
    En cuanto a las mentiras de las centrales nucleares. Por favor…. aquí los únicos intereses que ha habido son los de la industria petrolera. Si no vayan al rancho de Bush y sabrán porque no le dio la gana firmar Kyoto. Además la rentabilidad de la mano de obra es algo que en pocas décadas quedará obsoleto. ¿Saben lo que es la biotecnología blanca? Olvídense de las antiguas ecuaciones de costes. Claro que nos interesa, que los países en desarrollo, se desarrollen. ¿Qué pasa en la bolsa, cuando el mercado asiático va mal o cuando hay inestabilidad en China? Se han enterado de que mi bienestar depende del del otro. Vayan a una bolsa. ¡Todo está interrelacionado! La economía global no puede marginar a los que crecen, porque todo el sistema acabaría colapsando. Así que no fastidien con lo de que el cambio climático es una mentira “antinuclear”. Y mientras el sr Griffin se queja porque no le presupuestan sus cacharritos. Mientras nos cargamos el planeta, millones mueren de hambre y la medicina pide a gritos dar un salto para paliar el sufrimiento de muchos. Y si no, espere a tener 70 años y sufrir Alzheimer. Maduremos un poco. Arreglemos los asuntos de casa, y olvidémonos de star trek por unas décadas. El tiempo apremia, y estos cacharritos no nos van a llevar al paraíso prometido.

  4. NeoFronteras:

    Recuerde que gracias a esos “cacharritos” se ha podido estudiar el cambio climático, que gracias a esos mismos “cacharritos” se pueden medir los problemas de inundaciones o sequías de esos países del tercer mundo, que gracias a esos mismos cacharritos nos podemos comunicar con esos países y ayudarlos en casos de emergencia.
    Lo discutible no es que se gaste el dinero en investigación espacial, lo discutible es cómo se hace. Conocer el clima de Saturno o de Titán nos puede ayudar a entender el nuestro.
    Es de ignorantes (con perdón) pensar que unas parcelas de la ciencia puedan vivir sin las demás y que mediante una “biotecnología blanca” se solucione todo.
    Es de ilusos creer que podemos solucionar los problemas “de casa” en “unas décadas”. Los problemas de casa nunca se solucionarán porque siempre surgirán otros, porque siempre habrá egoísmos y maldad, entre otras cosas porque forman parte del ser humano. Aunque, naturalmente, siempre podremos intentarlo. En los enlaces aportados se habla precisamente de una reconversión de objetivos de la NASA para solucionar también los problemas de aquí.
    En todo caso, y puestos a medir prioridades, hay que pensar que un par de días de guerra de Irak dan para mucha investigación espacial. Y unos sueldos de futbolistas famosos dan para mucha ayuda al tercer mundo.
    Si decidiéramos no financiar la investigación espacial aunque sólo fuera por algún tiempo entonces significaría que en el fondo el ser humano no quiere saber de dónde viene o qué es. Si fuera así entonces no merecería la pena salvar a la humanidad, porque se habría convertido en una mera maquinaria de transformar la máxima masa planetaria posible en carne humana. Seres que dormirían, comerían y se reproducirían sin plantearse nada.
    Si de verdad queremos ayudar a la humanidad lo mejor sería eliminar los fundamentalismos, y esto pasa necesariamente por eliminar la religión.

  5. Carlos:

    Mire, cuando hablo de cacharritos, no pensaba precisamente en los satélites de vigilancia climática. Más bien pensaba, en los militares. Y creo que usted lo intuye. En todo caso, déjeme que le diga: hay suficiente masa crítica de conocimiento para actuar ya. Por tanto, repito, olvídese de la atmósfera de Titán. Olvídese de la geobiológica marciana. ¿Cree usted útil volver a la luna? No se necesitaría para ello un “cacharrito”? (y muy costoso, por cierto…). Por otro lado, no me diga que la biotecnología blanca no soluciona todo. Yo lo he puesto en un contexto de escalabilidad de costes, en un futuro cercano y casi postindustrial. Ese argumento usted lo descontextualiza. Tampoco me compare el sueldo de los futbolistas con financiar el programa espacial estadounidense. Y por cierto…la guerra de Irak ha servido a la industria militar para renovar su arsenal. Y los intereses militares y estratégicos de Estados Unidos han tenido mucho que ver por donde han ido la inversión en el espacio. Naturalmente que las parcelas de la ciencia están unidas. Pero también lo está todo el saber humano. Y eso incluye a los haberes filosóficos y espirituales. Creame, no dedique sus esfuerzos por combatir la “religión”. Ya está bien de confundir 3 palabras diferentes: religión, espiritualidad y fanatismo. Los fanáticos son los que se mueren de hambre, mientras ponemos satélites espía para controlar su petróleo. La religión entendida como algo institucionalizado, es prescindible. Pero cárguese usted a la espiritualidad, como dimensión básica de lo humano, y entenderá usted porque estamos llegando al llamado “punto de no retorno”, y porque no hemos sabido transformar nuestra maldad intrínseca en miles de años. Si quiere usted en lenguaje científico: No es cuestión tanto de genes, como de memes.

  6. NeoFronteras:

    Entre las cosas únicas que hacen los seres humanos está el plantearse de donde venimos. Preguntarse por qué hay algo en lugar de nada o por que la naturaleza es bella. Quizás la razón por la que algún antepasado nuestro empezó a andar erguido fue porque quería contemplar las estrellas. Esta “espiritualidad” es el motor que ha movido la historia porque simplemente no nos conformamos con dormir, comer y reproducirnos.
    Por primera vez en muchos siglos nos estamos acercando a contestar algunas de esas preguntas. Y no ha sido la religión o la filosofía quien lo ha logrado. Negar la financiación de la ciencia o de alguna de sus ramas es volver a la edad media, o incluso a las cavernas. Es negar nuestro progreso.
    La religión, esté representada por los musulmanes o por los evangélicos, sólo quiere mantenernos en la oscuridad de la ignorancia, porque cuantos más ignorantes haya más fácil les será captar adeptos. Es imposible convencer a un creyente de que no crea, probablemente una parte de su cerebro ya está monopolizada por esos memes (bueno que lea lo último de Dawkins). Es una batalla perdida.
    Pero lo malo del pensamiento dogmático es que impide razonar convenientemente cuando se sataniza a un enemigo en concreto. Hay muchos gobiernos corruptos, muchos del tercer mundo, y muchos del primer mundo (algunos musulmanes que nadan en petróleo) los que mercadean con las guerras. En este mundo nadie está libre de pecado, pero todos pontificamos sobre lo que debe de hacer el gobierno, o las instituciones o los demás humanos. Pregúntese honestamente unas preguntas (no hace falta que conteste):
    ¿Cuándo dinero se gasta todos los meses en cine, música, espectáculos y fútbol directa o indirectamente? ¿Cuánto en gasolina (en transporte público o privado) que indirectamente financia las guerras que menciona? ¿Qué porcentaje exacto de su sueldo dona todos los meses para ayuda al tercer mundo? ¿Son todos los demás los únicos culpables?
    Quizás pueda tener autoridad moral para negar a la humanidad unas gotas más de conocimiento. O quizás no.

  7. tomás:

    Respetadísimos Sres. de Neofronteras y Carlos: ¿Son galgos o son podencos, los que vienen tras nosotros? Me parece más importante en estos momentos preguntarnos a donde vamos que de dónde venimos, cuestión de la máxima humanidad esta y de la mayor urgencia y también humanidad, la anterior. Yo no me preguntaría por los avatares de la raza del dóberman que me está mordiendo.
    Y respecto a estar más cerca que nunca de respuestas, les diría, como el poeta: Se hace camino al andar. El camino de la ciencia son preguntas y respuestas, y sobre él caminamos, así que no puede tener final. Un paso es una respuesta y el siguiente una pregunta o mil, generadas por la anterior. Con todo mi afecto.

  8. NeoFronteras:

    En esta web, conscientes del problema medio ambiental, hemos tratado de cubrir las noticias al respecto:
    http://neofronteras.com/?cat=26
    Incluso con nuestras limitaciones:
    http://neofronteras.com/?page_id=705
    Una vez eliminadas las sospechas de conspiranoia anticalentamiento global sólo añadir que la primera pregunta que nos debemos de plantear es si merece la pena ser salvada una raza que no se plantea “de dónde viene”.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.