NeoFronteras

¿Existe una aritmética innata?

Área: Psicología — Jueves, 7 de Junio de 2007

Foto

Según un nuevo estudio publicado en Nature los niños de cinco a seis años de edad saben cómo contar y cómo calcular operaciones simples aproximadas de suma y resta sin saber las reglas de la aritmética.
En este estudio a los niños de esa edad se les planteó ciertos problemas del tipo siguiente siguiente:
“Sara tiene 15 caramelos y consigue 19 más y Juan tiene 51, ¿quién tiene más?”
Para responder correctamente los niños debían de tener la intuición de cómo de grande era la diferencia entre los números.
En estudios previos se mostró que los niños en el jardín de infancia pueden juzgar relaciones matemáticas. Cuando ven grupos de puntos en la pantalla de un ordenador pueden decir si un grupo de 21 puntos seguido de otro de 30 suman un conjunto de puntos mayor o menor que otro de 34. Este cálculo lo hacen de manera aproximada y no exacta, acertando más cuanto mayor es la diferencia.
Elizabeth Spelke y sus colaboradores de Harvard University se preguntaron si los niños podrían aplicar esta misma habilidad en la aritmética no simbólica a números simbólicos después de haber aprendido a contar, pero antes de haber aprendido a sumar o restar.
Para saberlo se proporcionó a cada niño una prueba audiovisual que corría en un ordenador portátil y se les preguntó sobre números de golosinas que había que sumar (21 + 30) o restar (64 – 13) seguidos de otro número de golosinas sobre el que debían de comparar. Para responder correctamente a la pregunta planteada debían de efectuar operaciones básicas aproximadas.
Los niños contestaron correctamente entre un 64% y un 73% de las veces. Además comprobaron que los niños que hicieron el experimento en el laboratorio tuvieron mejores resultados que sus compañeros que hicieron las mismas pruebas en clase, probablemente debido a las diferencias ambientales.
No se apreciaron diferencias entre los niños cuando se tuvo en cuenta la procedencia de los mismos, pues todos mostraron esta habilidad.
Cuando las diferencias numéricas eran mayores los niños acertaban más. Además eran mejores en las operaciones de suma que en las de resta, requiriendo en estas últimas mayores diferencias para poder acertar correctamente.
La relación entre números simbólicos y aritmética no simbólica puede ayudar a los niños a aprender matemáticas más fácilmente. Según los maestros los niños se frustran en seguida cuando están aprendiendo aritmética simbólica, pero parecen disfrutar de los problemas planteados en los experimentos como el descrito.
Según Spelke una gran parte de la lógica de la adición y substracción está ya disponible en la mente de los niños.

Fuente: Nota de prensa de la universidad de Harvard.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. Juan E. Díaz:

    Esperable en el sentido que la lógica de clases, seriación y clsificación, preceden a la lógica cuantitativa de las matemáticas. Según esto, en la línea de Piaget, junto con aritmética hay que enseñar (siempre con un modelado afectivo)
    la lógica de la cualidad junto con la lógica de la cualidad.
    Como vemos en el dibujo, la clase azul tiene cinco elementos, en tanto que la roja, cuatro. La clase azul más la roja son nueve elementos, pero eso se apoya en la nueva clase, supongamos solamente, “verde”. Es un modo correcto de enseñar,
    pero también importan mucho los descubrimientos espontáneos del niño, que deben ser intercativos en situaciones de juego y afectividad básicas. Por ejemplo, puede descubrir que la mariposa tiene dos alas, para asegurarse las corta, pero ya no está la mariposa. Es un modo de ver tempranamente las limitaciones de la Ciencia.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.