NeoFronteras

Fuertes recortes en ciencia básica en EEUU

Área: Política científica — miércoles, 26 de diciembre de 2007

La administración Bush y el congreso de los EEUU han acordado recortar gran parte del presupuesto en ciencia básica.

Foto

Entre los proyectos que sufrirán recortes para el 2008 está el del Colisionador lineal Internacional (ILC). El nuevo presupuesto hará que muchos científicos del Fermi National Accelerator Laboratory (Fermilab) pierdan sus empleos. El presupuesto relacionado con la contribución de este país al ITER, que es el futuro laboratorio de fusión nuclear que se construirá en Francia, también ha sido recortado.
Algunos científicos creen que este presupuesto es el peor presupuesto en ciencia básica que recuerdan y que es especialmente catastrófico en Física de altas energías
Los demócratas culpan a las amenazas de veto presidencial de este desaguisado. Los republicanos dicen que el congreso simplemente quería mantener las prioridades domésticas. En definitiva, se echan la culpa unos a otros.
El presupuesto asignado al Department of Energy’s Office of Sciences, que financia gran parte de la Física en los EEUU, se queda a 504 millones de dólares por debajo de la solicitud original y representa un doloroso recorte en los planes de los laboratorios de investigación. La Física de altas energías sufrirá un recorte de un 8,5%, mientras que la investigación en fusión nuclear cae un 10,2% respecto al año pasado.
Los recortes, anunciados con muy poco tiempo, tendrán un impacto inmediato en el Fermilab que pasará de 372 millones de dólares a 310 millones y que afectan específicamente al ILC, con un recorte del 75%, que pasa de 60 millones a sólo 15. El ILC representa el próximo gran experimento en este campo después del LHC del CERN. El presupuesto del experimento de neutrinos NOVA, también del Fermilab, ha sido eliminado.
Se calcula que 200 miembros del Fermilab serán despedidos en unos días y que otros tendrán que tomarse dos días mensuales de vacaciones obligatorios sin remunerar. Los directivos de este laboratorio pretenden mantener a toda costa en funcionamiento el Tevatron, que está buscando el bosón de Higgs y que dejará de estar en funcionamiento en 2009.
Pero la Física de altas energías no es la única en sufrir. La contribución de EEUU al ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) casi cae a cero. Pasa de los 160 millones presupuestados a sólo 10. Menos mal que el resto de los socios internacionales contribuirán con sus cuotas y éstos esperan que el proyecto no se retrase demasiado por culpa de EEUU. El ITER representa el futuro (a largo plazo) de las necesidades energéticas de la humanidad y contribuirá a la obtención de energía inagotable sin la creación de residuos nucleares de larga vida.
Estos recortes caen como un jarro de agua fría en la comunidad de físicos. El año, que empezó con grandes esperanzas de aumentar los presupuestos, termina con recortes. Esto se suma además al recorte del Reino Unido en el mismo campo que le impedirán financiar su parte del ILC.
Entre los campos que se han salvado están la investigación en energías renovables, en eficiencia energética y en reprocesamiento de residuos nucleares. La investigación sobre sistemas energéticos “limpios” basados en combustibles fósiles sufre incluso un aumento. También la National Oceanic and Atmospheric Administration recibe un aumento de un 7,6% en sus presupuestos de investigación.
La NASA recibe un aumento del 5,7% pero la mayor parte del dinero está destinado a completar la estación espacial y el retorno a la Luna. De los demás campos en los que trabaja la NASA sólo las ciencias de la Tierra reciben un aumento significativo, mientras que las ciencias planetarias sufren un recorte del 1,4%.
A todo esto se suma que desde hace un tiempo muchos departamentos de ciencia de las universidades norteamericanas languidecen por falta de presupuestos federales. Algunos investigadores decidieron dejar la investigación o jubilarse o están pensando hacerlo. ¿Estará la guerra de Irak pasando factura?

Fuentes y referencias:
Noticia en Nature.
Foto: Fermilab

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. Javier:

    Y aquí esta otro aporte del coeficiente intelectual de Bush a la ciencia. ¿Es que no ve que vamos a tener que abandonar los combustibles fósiles por las buenas o por las malas?
    Existe por fin la posibilidad de una fuente de energía limpia y quizá barata al alcance (largo alcance) y le recorta el presupuesto.
    ¿Y el presupuesto de la NASA? ¿Es que quiere revivir el Apolo mientras aún vive? He leído algo del proyecto que hay para volver y los nuevos “participantes de la carrera espacial”. Si tanto quiere ganarle a los chinos tendrán que pensar en algo mejor que un “Apolo con esteroides”. Los chinos no quieren ser los primeros, quieren ser los que se queden.

  2. NeoFronteras:

    Obviamente el alto costo de la guerra de Irak está pasando factura en muchos campos y la ciencia no iba a ser menos.
    Del ITER van a tirar los demás socios. Quizás EEUU haya pensado en ello y optado por una postura egoísta.
    En cuanto a la NASA… En fin, la estación espacial, el mantenimiento de la lanzadera y el retorno a la Luna se llevan casi todo el presupuesto.
    Se necesita un lanzador pesado, y mantener la lanzadera es ruinoso y peligroso así que algunas de esas ideas no están mal.
    Lo de volver a la Luna es discutible. Hay que saber para qué o por qué se vuelve.
    Mantener una estación espacial carísima sólo para medir la tensión arterial de los astronautas es también discutible. ¿Qué pretende ser, un laboratorio de microgravedad o una verdadera estación espacial? Si es lo primero habrá que hacer ciencia allí en algún momento. Si es lo segundo su diseño es erróneo, pues uno que le permitiera girar sobre sí misma para crear gravedad artificial sería más útil.
    Desde los años sesenta no se ha desarrollado ninguna tecnología espacial nueva. Toda la tecnología espacial que se usa ahora se desarrolló en esa década y ya es cara y obsoleta.
    En fin, una cosa es la ciencia y otra la política científica.

  3. Javier:

    La estación espacial en sí es necesaria, un transbordador no puede estar tanto tiempo en el espacio. ¿Qué no se usa en todo su potencial? Es cierto.
    Lo que digo del regreso a la Luna es porque el principal problema de ir al espacio son los altos costes de viajar a él. Lo que se necesita son vehículos más rentables.
    La cosa es que, si no me equivoco, los proyectos destinados a su desarrollo sufrieron recortes antes de esto (también gracias a Bush). Al menos los proyectos estadounidenses.

  4. lluís:

    De un señor que dice que habla con Dios, no puede esperarse gran cosa en materia científica. Del mismo modo que no hay presupuesto federal para la investigación con células madre tampoco habrá mucho para la Física de altas energías. Un campo en que el pretende hallarse respuesta al origen del Universo quizá pueda interesar poco a aquéllos que ya tienen clara esta cuestión (vía revelación). Lo del Fermilab es realmente doloroso, especialmente en un momento tan esperanzador para salir del atasco en el que la Física se encuentra. (Cuerdas sí, cuerdas no. ¿Sirve el actual modelo estándar o no?, ¿supersimetria?, ¿supergravedad?…) ¡Qué lástima que Dios no le aconseje a Bush que siga apoyando el Fermilab y por extensión a la física de altas energías!

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.