NeoFronteras

El Sol es una estrella corriente

Área: Espacio — lunes, 26 de mayo de 2008

Un análisis estadístico más minucioso que los realizados anteriormente concluye que el Sol es una estrella corriente sin nada especial para la vida y no tiene características que no tengan muchas otras.

Foto

Todos hemos oído hablar de los supuestos ajustes finos que ciertas constantes físicas tienen y que supuestamente permiten un Universo como el que disfrutamos o simplemente que permiten la vida tal y como la conocemos.
Ahora unos investigadores llegan a la conclusión de que, al menos en cuanto al Sol se refiere, nosotros no tenemos nada especial que no puedan disfrutar otros planetas similares a la Tierra en otros sistemas solares. Esto apoya la idea de que la vida tal y como la conocemos podría darse en otros lugares del Universo.
Según Charles Lineweaver del Australian National University (ANU) en Canberra (Australia) la estrella de la que disfrutamos, el Sol, es una estrella que podría haber sido escogida perfecta al azar de conjunto de estrellas comunes. Por tanto, la vida no requeriría de un tipo especial de estrella.
En estudios previos se mantenía que el Sol, desde el punto de vista estadístico, era inusual. Se citaba una masa superior a la media y esto haría del Sol una estrella única para, por ejemplo, tener planetas habitables.
Pero en esos estudios solamente se tuvo en cuenta un número reducido de propiedades, como la masa o el contenido en hierro. Lineweaver sospecha que se centraron en esas propiedades mientras ignoraban muchas otras y llegaron a la conclusión, errónea, de que el Sol era especial.
Los investigadores de ANU han analizado, en un nuevo estudio publicado en Astrophysical Journal, once características del Sol que podrían afectar a su capacidad para mantener planetas habitables orbitando a su alrededor. Estas incluyen masa, edad, velocidad de rotación, distancia al centro galáctico, etc.
Comparando estas cualidades con la estadística disponible para muchas otras estrellas llegan a la conclusión de que nuestra estrella está elegida al azar. Solamente es especial por tener un masa superior al promedio y en orbitar la galaxia con una órbita más circular que el promedio, pero cuando se tienen todas las características en cuenta el Sol es una estrella corriente. Calculan que habría una probabilidad sobre tres de elegir otra estrella al azar y obtener una estrella más corriente aún.
Concluyen que probablemente no hay atributos especiales que deba de poseer una estrella para que tenga planetas habitables más allá de los obvios. Simplemente el planeta debe de orbitar a una distancia tal que la temperatura obtenida permita la vida.

Fuentes y referencias:
Noticia en New Scientist.
A comprehensive comparison of the Sun to other stars: searching for self-selection effects.
Foto: El Sol, foto tomada por el SOHO en la línea Fe IX/X 171Å (NASA).

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

6 Comentarios

  1. petrus:

    Si bien el sol puede ser una estrella corriente, leí hace tiempo un artículo en alguna parte que comentaba otra caraterística que, no siendo propia del sol, podía facilitar la vida.
    Esta característica era la, entonces así lo parecía, inusual ausencia de estrellas próximas, polvo o gas en las cercanías de nuestro sol. Recuerdo que lo atribuían a una posible explosión de supernovas que limpiara los alrededores de gases y polvo interestelar, de modo que nuestra visión del cielo es particularmente limpia y nítida. Por otra aparte, al estar alejados de potenciales vecinos demasiado activos, también nos libramos de radiaciones , efectos gravitatorios potenciales y otros estropicios.

  2. lluís:

    Bueno, quizá ésto (que el Sol sea una estrella corriente), sirva para empezar a dinamitar esa cosa que se ha convenido en llamar “Principio Antrópico”, que tanto disgusta o incomoda a muchos físicos. Algunos aprovechan el “ajuste fino” de las constantes físicas, para introducir elementos “místicos”, cuando no claramente religiosos en la cuestión de que por qué estamos aquí, vivos o otras cosas por el estilo.

  3. NeoFronteras:

    Estimado Petrus:
    El Sol en su órbita alrededor de la galaxia cruza los brazos de polvo cíclicamnete.
    La región densa de estrellas es el bulbo central, donde están una parte pero no todas las estrellas.
    Los “desastres” son “buenos” para evolución siempre y cuando no barran la vida de un plumazo. Sin el meteorito que mató a los dinosaurios no estaríamos aquí.

  4. NeoFronteras:

    Estimado Lluís.
    El principio antrópico es probablemente una medida de nuestra ignorancia y desde el punto de vista filosófico bastante molesto.

  5. Alejadro Sánchez:

    Si los dinosaurios hubiesen evolucionado hacia un “dinosaurius sapiens”, entonces diríamos “que suerte que no cayó ningún meteorito, si no, no estaríamos aquí” La verdad que si nuestra estrella estaba un poco más afuera de la galaxia, la vida no hubiese tenido tantos problemas en evolucionar. No son pocos los biólogos que hipotetizan que los dinosaurios estaban evolucionando hacia especies más inteligentes…pero muy agresivas. En fin, queda para la ciencia ficción dura.

  6. NeoFronteras:

    En una galaxia con 100.000 o 200.000 millones de estrellas que haya unas más apiñadas o no nos dice, además de no ser estadística irrelevante según el estudio, que hay bastante espacio para que haya vida.

    En cuanto a los dinosaurios, tuvieron su oportunidad y no dieron una especie inteligente en 170 millones de años. Pero aquí lo principal es darse cuenta de que la evolución es un hecho histórico, es decir, basado en la contingencia. Solamente podemos unir los puntos hacia atrás y no hacia delante.
    Al igual que la historia ficción no es historia, preguntarse a posteriori qué hubiera pasado si hubiese sucedido tal o cual cosa en la evolución biológica no tiene demasiado sentido desde el punto de vista científico.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.