NeoFronteras

Galaxias guisantes verdes

Área: Espacio — martes, 4 de agosto de 2009

Descubren unas galaxias pequeñas con un altísimo ritmo de formación estelar gracias a la ayuda de unos voluntarios.

Foto
Ejemplos de galaxias denominadas guisantes verdes. Foto: Carolin Cardamone, Sloan Digital Sky Survey.

Las personas normales pueden colaborar desde hace tiempo, con tiempo de computación de su ordenador, en algún proyecto de investigación científica. Así surgió Seti At Home y otros proyectos similares. Pero el individuo voluntario en cuestión hace poco más que instalar el programa y dejar que su ordenador, en tiempos de inactividad, haga cosas útiles para la ciencia.
Si a usted le gusta la Astrofísica y quiere hacer “algo más” para la ciencia que instalar un programa quizás lo suyo sea el proyecto Galaxy Zoo. Esta idea lleva funcionando desde 2007 y ya va por su segunda versión desde febrero del presente año. Ha dado diversos frutos, incluso un resultado relacionado con la Psicología.
La imagen que la gente corriente tiene del científico está idealizada. Son pocos los investigadores que consiguen un gran descubrimiento y encima gran parte del tiempo realizan una labor tediosa y aburrida. Clasificar miles o millones de galaxias es una de esas tareas que pueden resultar monótona. Pero esto es algo que un ordenador no puede hacer totalmente bien, porque el reconocimiento de formas lo hace bien un cerebro pero no una computadora. Galaxy Zoo permite que miles de aficionados a la Astrofísica ayuden a los profesionales en esa tarea. Ya han participado 230.000 voluntarios
Después de una fase de entrenamiento el voluntario puede clasificar galaxias procedentes de la base de datos Sloan Digital Sky Survey. Entre las cosas que se descubrieron está que cuando se clasificaban galaxias espirales la percepción humana tiende a prejuzgar un sentido de giro sobre el otro.
Recientemente se ha descubierto un grupo de galaxias raras a las que han llamado “guisantes verdes” gracias a unos aficionados que participaban en Galaxy Zoo. El descubrimiento proporciona nuevas perspectivas en cómo se formaban las estrellas en las primeras galaxias que surgieron el el Universo.
Los guisantes verdes son galaxias pequeñas y compactas en las que se forman estrellas a gran velocidad, a un ritmo nunca visto antes. Hasta ahora ha reconocido 250 de guisantes verdes. El descubrimiento se publica en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.
En el banco de datos estas galaxias representan una proporción pequeña, de unas pocas por cada 10.000 galaxias. Están situadas a entre 1500 millones y 5000 millones de años luz, son unas diez veces mas pequeñas y 100 veces menos masivas que la Vía Láctea, pero en ellas se forman estrellas a un ritmo 10 veces superior al de nuestra galaxia. Entender los guisantes verdes puede ayudar a comprender cómo evolucionaron las primeras galaxias. Estas galaxias podrían haber sido corrientes en el Universo temprano.
Los voluntarios que descubrieron los guisantes verdes se hacen llamar “Peas Corps” o “Peas Brigade” y empezaron a discutir sobre estos objetos en un foro online: “Give peas a chance“.
Se solicitó a los voluntarios que refinaran el muestreo para así determinar qué galaxias encajaban mejor en el tipo guisante verde basándose en su color. Analizando la luz de estas galaxias los profesionales pueden saber el ritmo de formación estelar.
La labor de 10 de estos voluntarios ha sido reconocida en los agradecimientos del artículo en cuestión por su significativa contribución. Según uno de los investigadores principales éste es un buen ejemplo de cómo una nueva manera de hacer ciencia produce resultados que no hubieran sido posibles de otra manera.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Copia artículo original.
Galaxy Zoo.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.