NeoFronteras

Relacionan edulcorante con cáncer

Área: Medicina — martes, 22 de noviembre de 2005

Foto

Un grupo italiano de investigadores ha encontrado pruebas que ligan el edulcorante aspartano a casos de cáncer en ratas en contradicción con estudios previos que afirmaban su seguridad.
El aspartano es un edulcorante artificial 200 veces más dulce que el azúcar. Ampliamente utilizado en bebidas bajas en calorías y otros productos alimenticios se ha ganado mala fama al ser acusado de graves efectos secundarios aunque hasta ahora no se han probado. Con sólo introducir la palabra “aspartame” en un buscador de Internet nos encontramos incluso webs dedicadas en exclusiva a su posible toxicidad. Solamente en los EEUU se consumen 8000 toneladas de este aditivo en más de 6000 productos.
Ahora parece haberse probado que las ratas a las que se les administra aspartano como complemento alimenticio, y en dosis por debajo del límite recomendado para humanos, desarrollan con mayor probabilidad cáncer que las que no lo consumen.
Los críticos de este estudio responden que la investigación se ha realizado de un modo poco ortodoxo y que por tanto los resultados no son concluyentes.
El problema radica que si esto es verdad no se entiende cómo ocurre, pues esta molécula antes de que entre en el torrente sanguíneo se degrada dentro del organismo para producir sustancias que normalmente se encuentran en el cuerpo o en los alimentos.
Tanto la agencia de los alimentos de los EEUU como su homóloga europea planean ahora revisar la licencia para su uso. La primera autorizó el aditivo en 1981 y la segunda reevaluó este caso en 2002 sin que hubiera ningún cambio legal al respecto.

Foto
Estructura molecular del aspartano.

Morando Soffritti y sus colaboradores del centro para la investigación del cáncer Cesare Maltoni en Bolonia decidieron reevaluar por su cuenta este caso y otros aditivos similares publicando sus resultados en Environmental Health Perspectives.
Administraron este aditivo a 1800 ratas desde que tenían ocho semanas de edad hasta que morían por causas naturales a los tres años de edad aproximadamente. Después de su muerte se analizaron sus tejidos en busca de tejidos cancerosos.
A dosis diarias bajas de 20 a 500 miligramos por kilo de peso un 20% de las ratas hembra desarrollaron linfomas y leucemia, comparado con sólo un 9% de las ratas del grupo de control que no consumieron esta sustancia. Sin embargo ambos grupos de ratas vivían en promedio el mismo tiempo.
Según la organización mundial de la salud el límite diario seguro de consumo de aspartano es de 40 miligramos por kilo de peso. Una persona normal necesitaría beber 28 latas de refresco bajo en calorías para alcanzar dicho límite.
La crítica al método utilizado viene de que normalmente para este tipo de estudios se sacrifica a las ratas a los dos años de edad.
Hay que tener en cuenta que en general los casos de cáncer aumentan con la edad. Por un lado el método tradicional permite un mejor estudio estadístico de los resultados por tener todas las ratas la misma edad. Pero el nuevo método permite ver mejor los efectos a largo plazo de los productos y la sensibilidad del organismo a desarrollar cáncer. Además, a favor de este último estudio está la gran cantidad de animales utilizados, que mejora sensiblemente la estadística.

Referencia: SoffrittiM., et al. Environ. Health Perspect, doi: 10.1289/eh.8711 (2005).

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

7 Comentarios

  1. paola aliaga:

    Me interesa mucho el tema ya que la mayoría de los productos alimenticios tienen esta sustancia, sobre todo cuando uno tiene niños que alimentar y no envenenarlos.

  2. juan esteban cifuentes cerda:

    Me parece insólito que chile autorice este tipo de endulzante teniendo conocimiento del daño que produce. ¿Qué hace el ministerio de salud al respecto? ¿Dónde están los legisladores? ¿Durmiendo y esperando que les llegue es suculento cheque? Pónganse las pilas o esperaremos a morir de cáncer todos los chilenos.

  3. JANIRA ANDERSON CUSSATTI:

    Estimados señores:

    Me encuentro estudiando acerca de esta sustancia, debido a que me han comentado que esta sustancia es la que se encuentra en las bebidas de dieta y que la sustancia en cuestión provoca cáncer en el hígado, intestino u otras partes del cuerpo. Quisiera si tienen algún otro estudio me la hagan llegar a mi correo electrónico, vivo en Panamá y esta sustancia ha sido motivo de discusión en mi país,

  4. MirM:

    Nadie en su sano juicio tomaría como “complemento alimenticio aspartamo durante todo el día para consumir ni la mitad del límite diario de consumo, según indicaciones de uso.
    Todo, hasta comer plátanos en gran cantidad es perjudicial.
    Hasta que no se dictamine que dosis son seguras consensuadamente en realidad, no entiendo la polémica.
    Las pruebas se tienen que repetir en otros muchos laboratorios para que puedan ser al final tenidas en cuenta.
    A estas conclusiones se las puede tachar de falsas alarmas, no por su contenido que al fin y al cabo solo exponen unos hechos, si no por las conclusiones precipitadas a las que puede llegar la gente que lea este artículo en conclusión.

  5. NeoFronteras:

    Le aseguramos que aquí no hacemos amarillismo, sensacionalismo o creamos polémicas y menos en estos temas. De hecho las noticias sobre medicina aparecen ya muy poco para evitar problemas. Recientemente incluso un tipo pretendía poner a la venta aquí uno de sus riñones.
    El informe al que hace referencia esta noticia está publicado en una revista científica, cuya referencia se aporta. Quizás no sea una revista de primera línea, pero ahí está. El alarmismo es el que cada cual quiera imponerse, pero siempre es mejor tener más información que tener menos.

  6. RicardM:

    Coincido con lo expresado por MirM en que los resultados de un solo estudio realizado en ratas, en una sustancia sobradamente estudiada, no son suficientes para provocar su retirada del mercado. Pero es que, además, he accedido a la nota de BioEd Online (http://www.bioedonline.org/picks/news.cfm?art=2162) en que se menciona este trabajo y hay un párrafo, no recogido por Neofronteras, que por su significación lo traduzco: “Michele Medinsky, una consultora privada en toxicología de Durham, Carolina del Norte, ha manifestado que algunos estudios de carcinogénesis realizados por el grupo italiano han sido inconsistentes con los realizados por otros investigadores”. M. Medinsky es miembro del comité consultivo de la Environmental Protection Agency de USA, agencia de reputación indiscutible. No hay necesidad de más comentarios sobre el tema.
    Neofronteras tiene el mérito, como ha ocurrido con MirM y conmigo mismo, de que en base a reseñas de artículos científicos se incita a profundizar sobre ciertos temas polémicos y esto permite formarse una opinión fundamentada. Hay quien no necesita (o no cree necesitar) realizar este ejercicio porque ya tiene (o cree tener) las ideas claras. Para ejemplos, algunos de los primeros comentarios a la presente reseña.

    Saludos cordiales.

  7. NeoFronteras:

    Desconocemos si hay más resultados sobre este asunto. Hay que tener en cuenta que esta nota tiene ya 3 años.
    Algunos dicen que los resultados científicos en general de grupos italianos hay que mantenerlos en cuarentena. Pero por otro lado este tipo de sustancias sintéticas siempre nos parecerán sospechosas. El número de casos de cáncer aumenta y no parece del todo relacionado con el envejecimiento de la población. Cuando se trata de la propia salud todos nos volvemos muy cautos.
    La solución es más estudios y más transparencia. Aunque quizás ya tenemos un modo de vida al que no podríamos renunciar aunque quisiésemos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.