NeoFronteras

Nivel máximo de CO2 en 650.000 años

Área: Medio ambiente — Sábado, 26 de Noviembre de 2005

Foto
Burbujas de aire atrapadas en el hielo. Foto: W Berner, U. de Berna.

El proyecto europeo de paleoclima antártico EPICA concluye que los niveles actuales de CO2 y otros gases de efecto invernadero son los más altos en los últimos 650.000 años.
En la Antártida y en Groenlandia la nieve se va acumulando en capas finas año a año. Al ser la nieve un material poroso el aire queda atrapado entre copo y copo. La presión debida al peso de las distintas capas de nieve que están por encima va formando en las capas más profundas hielo sólido que contiene burbujas de aire.
Como las distintas capas se disponen de manera estratigráfica cuanto más hacia abajo perforemos más antiguo será el hielo y más antiguo será el aire contenido en sus burbujas. En la Antártida la capa total de hielo puede tener miles de metros de profundidad y por tanto el hielo ahí contenido puede llegara a tener miles de años de antigüedad.
Las burbujas atrapadas en ese hielo nos hablan de cómo era la atmósfera en el momento en que cayeron esos copos de nieve. Para estudiar como era el clima en el pasado sólo tenemos que perforan en esa capa y extraer testigos de hielo con cuidado. Analizando el aire ahí contenido podemos saber la cantidad de dióxido de carbono y otros gases que contenía la atmósfera terrestre en el pasado.

Foto
Testigo de hielo. Foto: L A LGGE.

En este proyecto se han podido remontar hasta una época situada hasta hace 650.000 años y han podido estudiar la concentración de gases de efecto invernadero desde entonces hasta ahora. Para ello han extraído muestras de hasta 3750 metros de longitud. La marca anterior estaba en 200.000 años y se espera que en un futuro próximo puedan remontarse hasta hace un millón de años en el pasado.
Según afirma Thomas Stocker de la Universidad de Berna los niveles de CO2 han aumentado 200 veces más rápido en los pasados 50 años que en cualquier otro periodo de tiempo comprendido entre la actualidad y hace 650.000 años.
En todo el tiempo anterior ese gas no excedió nunca las 290 partes por millón mientras que ahora ya tenemos 375 partes por millón.
Para el metano la situación es parecida, de no pasar nunca de las 600 partes por millón ahora llegamos a las 1700.
La causa de la alta concentración de estos gases de efecto invernadero está en la actividad humana, principalmente en la quema de combustibles fósiles.
Los periodos glaciares y sus correspondientes periodos interglaciares más cálidos no están por tanto ligados a la mayor o menor concentración de gases de efecto invernadero. Se deberían a otras causas.
Por tanto, se puede concluir que los niveles de gases invernadero actuales no se corresponden con ningún ciclo natural.
Los niveles artificialmente altos de estos gases expondrán al planeta a una situación en la que probablemente no se ha visto, al menos, en el último millón de años.

Referencias:
SiegenthalerU., et al. Science, 310. 1313 – 1317 (2005).
SpahniR., et al. Science, 310. 1317 – 1321 (2005).

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. Demian:

    A lo que más se resiste la mente a aprehender son esos saltos repentinos de unidades pequeñas a grandes cantidades. Es la primera vez que enfrentamos un problema de esta magnitud y no tenemos algo que asociar con ello para comprenderlo mejor. Por lo que aceptar nuestra ignorancia y dirigirnos con la mente limpia hacia lo desconocido facilita la apertura de puertas. No marches contra la guerra… marcha por la Paz.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.