NeoFronteras

Más peligros de la comida envasada

Área: Medicina — domingo, 23 de febrero de 2014

Un estudio alerta de los riesgos a largo plazo del envasado modernos de los productos alimenticios que comemos.

Foto
En las botellas de policarbonato se puede encontrar bisfenol-A. Fuente: Wikipedia.

Según un estudio los productos químicos usados en el envasado, almacenamiento y procesados de los alimentos podrían ser perjudiciales para la salud a largo plazo. Esto de debe a que las sustancias utilizadas no son inertes y pueden terminar pasando a la comida que finalmente ingerimos.
Aunque estas sustancias están reguladas, las personas que comen comida empaquetada o procesada están expuestas crónicamente a bajos niveles de estos compuestos a lo largo de sus vidas. Además, se conoce muy poco del impacto que esto pueda tener para estadios cruciales del desarrollo humano, como en la gestación.
Los autores del estudio apuntan a que la exposición a la comida en contacto con estas sustancias es una fuente de preocupación por varios motivos. Entre los contaminantes está el formaldehído, que se sabe que provoca cáncer, pero que es legal su uso. Aunque sea a bajos niveles, este compuesto está ampliamente presente, desde en las botellas de plástico a cubiertos y platos de melanina.
Otros compuestos presentes caen en la categoría de disrruptores hormonales como bisfenol A, tributilín, triclosan o flalatos. El número de todas estas sustancias excede las 4000.
Aunque la ciencia del efecto de estas sustancias está en debate y los políticos pelean para satisfacer las necesidades de los interesados, los consumidores permanecen expuestos a estos químicos diariamente, la mayor parte de las veces sin ser conscientes de ello.
Y lo que es más, la capacidad potencial de causar daños celulares por parte de estas sustancias, en particular aquellos con capacidad de alterar el comportamiento hormonal, no es tenida en cuenta cuando se realizan los análisis toxicológicos rutinarios. Esto, según los autores, arroja serias dudas sobre lo adecuados que puedan ser los procedimientos regulatorios.
Admiten que establecer una causa-efecto como resultado a la exposición prolongada a estas sustancias es una tarea difícil, principalmente porque no hay una parte de la población que no haya sido expuesta con la que comparar. Además, es muy probable que haya amplias diferencias en los niveles de exposición entre individuos.
Sin embargo, sostienen que se debe hacer una vigilancia urgente sobre el asunto para así determinar posibles conexiones entre la comida en contacto con estos químicos y condiciones crónicas como la obesidad, diabetes, trastornos neurológicos, desórdenes inflamatorios o cáncer, sobre todo dado el conocido papel desempañado por los contaminantes ambientales.
“Como la mayoría de la comida está envasada y toda la población está expuesta es importante que las lagunas en el conocimiento que se tiene sobre el asunto sean rápidamente eliminadas”, concluyen.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4350

Fuentes y referencias:
Artículo original.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

12 Comentarios

  1. Miguel Ángel:

    Cierto, conviene aclarar el asunto cuanto antes evitando caer tanto en un alarmismo que podría estar injustificado como en el conformismo ciego.
    Los encargados de hacer los controles vienen a decir que las concentraciones de sustancias nocivas son muy pequeñas y no suponen una amenaza para nuestra salud. Paralelamente, se publican algunos estudios donde se notifican efectos lesivos importantes, si bien muchos están hechos en animales muy separados evolutivamente de nosotros.
    Si nos referimos al caso de los análogos de lo estrógenos que contienen los plásticos, se esgrime que las cantidades de bisfenol y similares son muy pequeñas. Se apela también al papel detoxificador del hígado que, a priori, no debería tener problemas para metabolizar esos compuestos. Además hay que tener en cuenta que muchos alimentos naturales que ingerimos tienen cantidades mucho mayores de estrógenos (aunque en este caso se trata de compuestos naturales).

    Si miramos las estadísticas de las enfermedades vemos que la incidencia de la inmensa mayoría de ellas ha bajado con los progresos de la Medicina. Hay unas pocas excepciones como el asma y los cánceres que han aumentado, pero el aumento del asma podría estar relacionado con los contaminantes del aire más que con los de los alimentos.
    En el caso de los cánceres hay un factor muy importante que lamentablemente no se suele tomar en cuenta y es que estamos comparando las estadísticas actuales con las del pasado, pero en el pasado el manejo de las enfermedades era muy distinto: no se disponía de la batería de pruebas diagnósticas con que contamos en la actualidad o no se hacían debido a dificultades geográficas o económicas. Muchos cánceres no llegaban a ser diagnosticados (por ejemplo: se decía que tal paciente se había muerto de neumonía y se anotaba como causa de su fallecimiento, pero la neumonía podía ser sólo una complicación más de un tumor al ocasionar un déficit inmunitario).

  2. tomás:

    Qué decir ante tan serio artículo y tan prudente comentario -ambos bien documentados- Solo que la administración debería tomarse la responsabilidad de educar e instruir a la ciudadanía. Es mi manía: el estado debe educar de la forma más objetiva posible. Aunque supongo que eso es pedir peras al olmo. He oído esta mañana en la radio que más de cuarenta altísimos políticos -especialmente expresidentes y exministros del ramo- tienen muy relevantes puestos y sueldos de por vida en empresas eléctricas. Le llaman a la cosa “la puerta giratoria”.

  3. LaSaludEnLoLocal:

    Otro triunfo del capitalismo. El Estado no debe educar, debe desaparecer. No hacen falta más controles sino que la producción y distribución vuelva a estar en manos de la gente, sólo así se evitará el uso de sustancias nocivas.

  4. NeoFronteras:

    Alguien podría argumentar que precisamente el problema es que el estado desaparece y es sustituido por los poderes económicos. Bueno, siempre hay otros puntos de vista.
    Tampoco parece que la vuelta al primitivismo y al truque pueda mantener la actual población mundial.
    En cuanto a las sustancias tóxicas posiblemente era peor en el pasado. Ya los romanos se envenenaban con plomo.

  5. tomás:

    Discrepo con el comentario 2:
    No es posible vivir sin una organización en un mundo complejo y la complejidad es inevitable cuando el número es importante. El problema es que las facultades del Estado se convierten en poderes cuando debieran ser servicios. Es importante una democracia, pero ya es fundamental que quienes ejerzan sus derechos de elegir a quien les represente sean lo suficientemente instruidos. Eso requiere una gran labor de instrucción. Deberían promoverse los foros de cultura con mucho más empeño que se fomentan los equipos de fútbol.
    Importante sería que el capital no dominara a los estados. Mi propuesta es que no pudiera heredarse. El Estado sería el heredero universal. Ello permitiría que el individuo pudiera enriquecerse libremente tanto como quisiera. Con los fondos del total de la “Herencia pública” se dotaría a quien accediera a la mayoría de edad de un cierto capital que podría emplear como mejor supiera.

  6. tomás:

    Querido Neo:
    Pero los romanos ni sospechaban -supongo- los efectos del plomo. La cuestión es que ahora, salvo verdaderos ignorantes del “no pasa ná” ni con el cambio climático, ni con la contaminación del aire y de las aguas, se sabe a ciencia cierta que la biosfera es ya pequeña para tanto contaminador.
    Un fuerte abrazo.

  7. Avilés.:

    También se habla de que el edulcorante Aspartamo, es cancerígeno y produce ceguera a largo plazo, en uno o ambos ojos, según medios, como la revista discovery dsalud y he visto también en algunas webs. Además dicen también, que reducen la capacidad renal poco a poco, hasta anularla, por que es como tomar mucha sal. Y se usa mucho en dulces, helados, refrescos caramelos y chicles sin azúcar, junto con el Aselsufamo-K otro esdulcorante artificial dañino, según estudios, junto con la sacarina. Además, se habla de la confirmación de que el Aspartamo, es en realidad, las deposiciones de una bacteria modificada, al igual que el silicio orgánico.

    Las botellas de Cocacola, Fanta y otros refrescos de gaseosa, a la que tan aficionado soy, al punto de que ya apenas bebo agua… Más de la mitad de la botella o lata, es aspartamo. En el caso de Pepsi, aspartamo-aselsufamo K.

    Se habla de un sustituto natural, la Stevia o truvia, que es la stevia,sin la parte medicinal, que no interesa a las farmaceúticas, y por que da un armargor a la bebida y puede generar rechazo por parte de los consumidores de los refrescos y zumos de frutas.

    las hojas de stevia medicinal, tomadas en infusion, reagulan el azúcar mejor que las pastillas farmaceúticas comerciales

    Se habla también de que el aceite extraido de la pipa de albaricoque, es un potente anticancerígeno, pero como no se puede patentar, y su extracción es muy sencilla y barata. A los de la farmacéutica, les resulta más rentable, no comercializarlo, cultivar el cáncer a través de la alimentación y otros productos tóxicos como pinturas, barnices, resina de poliéster, pegamentos, herbicidas y plagicidas… y cuanta más gente se someta a un tratamiento costoso y complejo, mejor. Dejando de lado, la medicina alternativa, que a diferencia de la normal, o convencional, que palía los efectos de la enfermedad y mantiene los niveles estables, pero siempre permanentes, cura las enfermedades de verdad, según la revista.

    Un grupo de aborígenes de Borneo, sureste asiático, o por esos lares, consumen la almendra amarga que contiene la pipa de albaricoque, y dicen que viven más tiempo, y con mejor salud. (en mejores condiciones).

    El glutamato monosódico, conocido también, como la nicotina de los alimentos, un potenciador del sabor, muy utilizado, también es cancerígena.

    Luego también están los vegetales transgénicos, potenciales cancerigenos

    Se habla de que las vacunas, están hechas de metales pesados y afectan a los más pequeños, causándoles autismo. por lo que las vacunas de refuerzo, son malas, incluso para las personas mayores. El anis estrellado, es bueno para combatir la famosa gripe A. Por eso China, que cuenta con una buena farmacopea natural, tradicional, y sabía que el principio de esta vacuna, se extraía del anis estrellado, no compró vacunas contra esta gripe, como hizo España, por ejemplo.

  8. NeoFronteras:

    Avilés:
    Obviamente cuando más sano se alimente uno mejor y los refrescos edulcorados es mejor no consumirlos. Pero no se crea todo lo que lee por ahí. Mucho de lo que afirma en su comentario no tiene base científica alguna, al menos todavía no. Parece magufo o es muy discutible, a veces totalmente falso.
    No se está seguro sobre el origen del autismo.
    La medicina china no funciona y encima pone en peligro muchas especies.
    No hay milagros contra el cáncer.

  9. tomás:

    Sí, estimado Avilés:
    No puede abusarse de “se habla”, “se dice”, “dicen” etc… Ya me entiendes. Si quieres afirmar algo, no te pongas detrás de un impersonal. Afírmalo tú como opinión sin pruebas o con ellas si las tienes.
    Entiéndeme, estoy contigo en que hay por ahí algún interés ilícito, en que hay alimentos que pueden ser -o que son- peligrosos, pero tu forma de presentarlo no es correcta, no es seria. Es preferible el envío a una página que haya hecho un buen estudio de la cuestión que plantees. Y que sean pocas las cuestiones; incluso mejor una sola.
    Percibo que tu intención es buena, pero no te fíes de toda literatura que sólo denoste y que se base en “argumentos” tales como que “los chinos ya habían descubierto hace dos mil años los beneficios de…”. Puff; muy lejos en el espacio y el tiempo para probar cualquier cosa.
    Espero y deseo que no me lo tomes a mal. Un saludo cordial.

  10. JavierL:

    Estimado Tomás. Referente al estado como heredero universal ¿no crees que eso se burlaría fácilmente vendiendo las pertenecías a los hijos o al heredero que uno quiera antes de morir?. Luego tendríamos que regular las ventas y ya allí sería imposible asumir una supervisión a todas esas transacciones.

  11. tomás:

    Estimado JavierL: Pienso que tienes buena parte de razón, pero tenemos dos lugares de control, no sólo uno: el joven debe empezar con lo que el Estado le asigne y tampoco puede tener más al comienzo.
    En estos momentos ya el Estado es el socio de cualquiera, sea persona física o jurídica, con ese IVA que se lleva de la forma más injusta, por ser impuesto indirecto. Quiero decir que podría haber alguna manera de que el Estado hubiera de dar conformidad a cualquier transacción, No sé en tu país pero aquí, el control es grande: por ejemplo no puedes sacar en efectivo de tu cuenta bancaria más de 1200 euros; ha de ser por transferencia, por lo que todo queda registrado. Y si te controlan con radares no solo la velocidad instantánea sino también la media, creo que prácticamente todo puede ser controlado. No es que me agrade personalmente que sepan todo de mí, pero si es por una forma más justa de vida me importa menos que si es para lo que actualmente se emplea esa información.
    Un abrazo y mi mejor deseo para tu país.

  12. JavierL:

    Bueno tomas, en mi país se retira de cajero un máximo de 3000 bs que son más o menos 50 euros.

    Y la regulación se ha trasformado en como j**** las empresas sin más.

    En cuanto al artículo puedo agregar que acá no se regula nada y se acepta todo lo que se importa sin ningunas condiciones. Referente a la escasa producción nacional lo que hacemos es copiarnos parte de las regulaciones extranjeras. Lo cual nos tiene lleno de basura. Acá están todos los productos “light” con edulcorantes.

    Y algo que me preocupa es que progresivamente se retiró todo el vidrio del mercado y ahora refrescos, jugos, agua, leche y demás está en recipientes de plásticos no reciclables. Y ni de hablar de las bolsas que hasta el pan te lo entregan en bolsas plásticas. Ya no hay bolsas de papel. Todo esto ante un estado completamente indiferente que sólo está preocupado de otra cosa. Aunque cuando hablan del imperio se autollaman socialismo ecologista en contra del capitalismo anti ecologista.

    Es bonito en mi opinión que estén investigando eso allá en esos países desarrollados. Esos efectos nocivos de los productos terminarán en leyes tarde o temprano como ha pasado con lo que ahora se prohíbe… Si se preocupan por la velocidad con que eso pasa, piensen que acá nos copiaremos la ley unos 10 años o más después que salga la ley allá.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.