NeoFronteras

La NASA anuncia un nuevo cohete

Área: Política científica — Jueves, 15 de Septiembre de 2011

La NASA anuncia el desarrollo de un cohete pesado que sustituya a la ya jubilada lanzadera espacial.

Foto
Dibujo del cohete. Fuente: NASA.

Hace unos días la NASA anunció el cohete que sustituirá a la lanzadera espacial ya retirada. El nuevo cohete es un lanzador pesado denominado SLS (Space Launch System, o sistema de lanzamiento espacial). Recordemos que ahora mismo los EEUU no tienen ningún sistema homologado para llevar astronautas hasta el espacio, así que dependen de los cohetes rusos para ir a la estación espacial.
La agencia espera gastar 3000 millones de dólares anuales hasta completar los 18.000 que requiere su primera fase de desarrollo. El primer lanzamiento no tripulado se espera para 2017 y consistiría en una sola etapa. La configuración básica podrá colocar 70 toneladas en órbita baja, pero modificaciones del cohete podrían elevar esa carga hasta las 130 toneladas (si se sigue desarrollando y financiado el sistema). El cohete ha sido anunciado como el cohete más potente construido jamás.
Vale la pena recordar que el Saturno V podía poner 120 toneladas en órbita hace 40 años.
El programa Constellation fue abandonado por la actual administración de Obama después de que se hubo gastado 10.000 millones de dólares. A diferencia de ese programa, que se proponía como meta la vuelta a la Luna, este proyecto no marca una meta en concreto. Serviría para volver a la Luna, visitar un asteroide o (en un ataque de optimismo por parte de algunos miembros de la NASA) para ir a Marte. William H. Gerstenmaier, de la NASA, especula con que se podría visitar un asteroide en 2025.
La construcción de un lanzador pesado ha sido finalmente aceptada por la actual administración después de que el Congreso de los EEUU presionara en esa dirección.
Técnicamente el SLS recuerda al Ares de Constellation de Bush, pero menos ambicioso. La etapa principal sería criogénica (de hidrógeno y oxígeno) y estaría basada en los motores de la lanzadera y su tanque externo. Esta etapa puede ser ayudada por cohetes de combustible sólido o boosters. Estos boosters parecen estar basados en los de la lanzadera espacial o en los de cinco segmentos desarrollados a partir de ellos, pero podrían ser sustituidos por otros de combustible líquido en un futuro. La NASA además ha anunciado un concurso para la creación de estos boosters, que deben tener un empuje de 5000 libras cada uno.
Si entre 2017 y 2021 la NASA consigue financiación extra invertiría el dinero en el desarrollo de una segunda etapa que emplearía motores J-2X, que son una variación de los usados en la era Apolo. El primer vuelo tripulado se espera para 2021 si todo va bien.
El lanzador mejorado que permitiría las 130 toneladas (incluso se especula con 143 toneladas) tardaría dos décadas en materializarse si finalmente se consigue.
De todos modos no sería la primera vez que la NASA termina cancelando un programa de este tipo, sobre todo si se extiende en el tiempo y a lo largo de administraciones de distinto signo político.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3599

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Proponen proyecto alternativo al Ares.
De vuelta a la Luna y del mismo modo.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

9 Comentarios

  1. NeoFronteras:

    Y así, los astronautas norteamericanos contemplaron desde la estación espacial la caída del imperio “romano”, mientras se medían la presión arterial. Las medidas fueron las mismas que las del día anterior o las de cualquier otro día, pero tomaron nota igualmente.

  2. xxpabloxx:

    clap clap clap, muy bueno! >:D

  3. joabbl:

    Estamos obligados a ser (algo) optimistas
    …Esta demostrado que es bueno para la presion arterial…
    Saludos

  4. NeoFronteras:

    Lo de la NASA roza ya lo patético o esperpéntico. Pretenden conseguir (quizás) un cohete tan potente como el Saturno V unos 60 años después del programa Apolo, con capsulitas, paracaídas y toda la parafernalia. Hasta copia los colores del Saturno en los dibujos. Pero todo ello usando una tecnología ya existente o incluso antigua (por no decir obsoleta). No se entienden ni los plazos ni el costo.
    Obviamente necesitan un lanzador pesado y lo necesitan ya, pero así seguirán sin tenerlo.
    El pecado original fue la guerra del Vietnam, que se comió gran parte del presupuesto de la NASA y debilitó el desarrollo de la lanzadera hasta conseguir que fuera el trasto inútil, caro y peligroso que hemos conocido en lugar del buen sistema reutilizable que se pensó en un principio.
    No distinguir entre carga y astronautas es otro error monumental.
    Debían de haber cancelado el programa de la lanzadera hace tiempo y de paso haber abortado la estación espacial o reconvertirla en algo interesante y no en el trasto inútil que es ahora.
    Proponer el Ares y luego eliminarlo después de haberse gastado un dinero tremendo tampoco ha sido bueno. Así como tampoco fue buena idea una inversión en otra lanzadera más moderna que al final tampoco se construyó (después de haber pagado un montón a los contratistas).
    No tener ningún objetivo no es que sea una mala política, es una política inexistente. Si no se sabe a dónde ir entonces no se va a ningún sitio.
    En suma, poco dinero (relativo) muy mal administrado (despilfarrado) bajo una política absolutamente errática.

  5. joabbl:

    Vivimos tiempos de depresión donde parece que todos los errores del pasado se han puesto de acuerdo para acorralarnos y demostrarnos lo egoistas, inconscientes y ciegos que somos. Muchos ya lo sabíamos, pero eso no cambia absolutamente nada. En fin, por decir algo positivo, dicen que cuentan que han dicho que los chinos planean llegar a la luna para 2020. Quizá los “taikonautas” sean el futuro de la humanidad en el espacio. El primer negocio en la luna será un “todo a 100”.

    Saludos

  6. tomás:

    En estos tiempos de penuria económica… ¿algo tan caro y anticuado para ir a ninguna parte? Si no fuera porque eso de las conspiranoias está mal visto diría que alguien se va a forrar en el intento.

  7. NeoFronteras:

    Estimado Tomás:
    Su sospecha puede que no esté muy alejada de la realidad. Los contratistas quieren seguir comiendo del pastel y una reconversión de los restos de la lanzadera beneficiaría a los actuales contratistas y a los políticos que los acogen. También hay presiones por parte de congresistas y senadores de Texas y Florida por obvias razones.
    Lo que no se entiende es por qué, si se utiliza tecnología ya existente (una opción que puede ser adecuada) se tarda tanto tiempo y se gasta tanto dinero.

  8. JOrge:

    Que tristeza!

    Con todo la estación espacial es la excusa para seguir mandando astronautas al espacio por ahora; si no todos los programas espaciales tripulados estarían cancelados. Que se tomen la presión a diario pero alla arriba. Ya vendrán tiempos mejores aunque no se si llegaré a verlos…

  9. xxpabloxx:

    Esto me da cada día mas la razón de que para abrir verdaderamente las puertas de acceso al espacio, las potencias espaciales todas tiene que lograr el dominio absoluto, barato y rutinario de manera semanal como mínimo, de cada de una de las órbitas bajas del planeta para los humanos, no solo para los satélites.

    Hecho esto las puertas del sistema solar para los humanos y no solo las maquinas recién estarán abiertas de par en par.

    Puesto que en los momentos de bonanza económica de las potencias espaciales la puesta en órbita baja seguía y sigue siendo aun demasiado cara en términos monetarios y de recursos tecnológicos y energéticos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.