NeoFronteras

Jesucristo caminó sobre el hielo y no sobre el agua

Área: Meteorología — jueves, 13 de abril de 2006

Foto

Según el nuevo testamento Jesucristo caminó sobre el agua del mar de Galilea, pero según un estudio quizás caminó sobre hielo flotante.
El autor del estudio es Doron Nof profesor de oceanografía de la Universidad del estado de Florida en Tallahassee (EEUU).
El estudio apunta hacia una rara combinación de condiciones atmosféricas que pueden desembocar en un fenómeno aislado de congelación de aguas superficiales. Este fenómeno lo llaman hielo de primavera.
En lo que es hoy el norte de Israel esa clase de hielo puede haberse formado sobre aguas frescas superficiales sobre lo que hoy se llama Lago Kinneret cuando las temperaturas cayeron brevemente durante unos periodos fríos comprendidos entre hace 2500 y hace 1500 años.
Un témpano flotante aislado de hielo sobre la superficie del lago puede además ser indistinguible de las aguas que lo circundan. Las aguas no congeladas estarían constituidas por corrientes de agua salada provenientes de manantiales situados a lo largo de la costa oeste sobre Tabgha.
Según Nof se puede explicar científicamente que este proceso único de congelación probablemente sucedió en la región un puñado de veces en los últimos 12.000 años y que la interpretación bíblica del fenómeno debe ser efectuada por otros.
Esta no es la primera vez que investigadores de esta universidad ofrecen una explicación científica a milagros alrededor de sistemas acuosos y ya en 1992 Nof dio una explicación a la apertura del mar Rojo por parte de Moisés.
Este último estudio aparece publicado en Abril de este año en la revista Journal of Paleolimnology.
Usando registros paelooceanográficos de la temperatura superficial del mar Mediterráneo junto con análisis de hielo y modelos estadísticos Nof y sus colaboradores se concentraron en la dinámica de una pequeña sección del lago Kinneret estudiando unos 1000 metros cuadrados cerca de los manantiales de agua salada. El análisis apoya la idea de que un breve flujo de aire frío descendió sobre el lago bajando la temperatura hasta los 4ºC bajo cero justo por las décadas (con un error de un siglo) en la que se supone que Jesucristo estaba allí.
Bajo esas condiciones es fácil que se formaran placas de hielo flotante sobre el lago.
Esas condiciones tan poco habituales para esa latitud probablemente serían interpretadas como un milagro por la gente de la época. Nof ha calculado que en los pasados 120 siglos este fenómeno se debe de haber dado una vez cada mil años, pero que en la época de Jesucristo se dio más frecuentemente, dándose concretamente una vez cada 30 o 160 años.
Placas de hielo flotante rodeadas de agua líquida sería indistinguible en la distancia, sobre todo si la lluvias suavizan la superficie de las mismas, y la gente del lugar poco habituada a este tipo de fenómenos no lo reconocerían.
La posibilidad de que se de el fenómeno en la actualidad es prácticamente cero.
Este profesor recibe cientos de emails de odio todos los días por parte de cristianos fundamentalistas que creen que trata de devaluar los valores del cristianismo. Pero él afirma que ese no es su objetivo.

Fuentes:
FSU news service
FSUnews

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

11 Comentarios

  1. Gloria Menjívar:

    La verdad no debe incomodar, al contrario, debemos estar siempre en su búsqueda y no limitar nuestro cerebro. Soy de las personas que siempre creo que hay algo más allá que las “verdades” que los religiosos quieren imponernos…Creo en Dios, pero en el Dios no comercial en el que creen los que están ciegos y no quieren ver más allá de su conveniencia.
    Muchas gracias.

  2. cata:

    Al fin alguien que me apoye. Sigan encontrando más mentiras, grande Doron Nof.

  3. Atanasio:

    Bueno: Creo que es más milagroso coincidir con las condiciones meteorológicas del Dr. Nof que hacer el milagro de la manera “tradicional”. ¿A qué viene tanto alboroto?

  4. NeoFronteras:

    Por definición milagro es un hecho sobrenatural. La congelación del agua no lo es.

  5. Atanasio:

    Cierto. Lo que es un milagro no es que el agua se congele sino que quien habría de ser el Mesías coincidiera en tiempo y espacio -justito, justito- con las condiciones del Dr. Nof. Tal vez deberíamos ensayar otra definición de “milagro”, así: “Evento que tiene tan baja probabilidad de darse que parece inverosímil… pero se da.” Ahora bien, a pesar del optimismo de Mr. Dennett, las relaciones entre conciencia y universo físico están aún por esclarecerse. La probabilidad de una física del siglo XXII que dé cabida a tales “eventos milagrosos”, quizás no sea menor que la que nos demanda hoy el Dr. Nof para explicar el paseo acuático de Jesús. (Aclaro: no creo en los milagros, si por esa creencia ha de entenderse la renuncia al principìo de razón suficiente.)
    Gracias.

  6. Dadish:

    coincido plenamente con que un milagro es algo sobrenatural
    respetando el trabajo de Noron Dof… no creo en esa hipotesis.. y asi como muchas mas que iran saliendoo..
    los que creemos en Dios sabemos que ÉL existe y si hubiera sido hielo el lo hubiera dicho.. ( en la biblia )

    ese seria mi aporte…. Gracias!

  7. Esteban:

    Me parese de verdad recontraformulada esa teoria osea rebuscada,hablamos de mil años atraz casi, y de nuevo formulando algo asi como que buscando la huella hasta los zapatos de quien se supone camino sobre el agua, seran mensos estos teoricos si el clima de ahora se paresiera al de años atraz, y capaz si siguen asi le calculen la talla de sandalias a jesus . jajjajjajjaja

  8. tomás:

    Felicito a NeoFronteras por la tolerancia demostrada respecto a la aplicación de sus normas sobre comentarios. Para mí, un milagro es un supuesto -no un hecho- propio de religiones, imposible de explicar científicamente que se atribuye a poderes sobrenaturales de quien se trate. Las religiones, como la ciencia y como todo, sirven tanto para el bien como para el mal. Conozco personas cuya vida sería muy difícil sin una esperanza sobrenatural y todos sabemos de fanáticos capaces de matar por su dios. Incluso puedo asegurar la existencia de al menos una mente profundamente científica -catedrático universitario de ciencias exactas rama física, aunque no me apoyo en el título- capaz de aunar el creacionismo con la evolución, lo cual siempre me asombró y nunca comprendí.

  9. NeoFronteras:

    Las personas que combaten la irracionalidad siempre ponen como contraejemplo que nunca ha habido casos de milagros basados en gente amputada a la que le crecieran los miembros ausentes. Los milagros son casi siempre relativamente (y sospechosamente) fáciles.
    Lo paradójico es que aquel creyente que necesita de milagros es que no tiene verdadera fe.
    En cuando a que gente inteligente y culta crea en ciertas cosas es algo que a muchos nos tiene perplejos. Quizás el lavado cerebral desde la más tierna infancia deja una huella que ninguna sabiduría posterior es capaz de eliminar.

  10. Silvina:

    Me parece interesante que se tenga tanto tiempo para investigar estas cosas, el punto es: ¿se puede cuestionar que Jesús caminó sobre el agua? De ser así, doblemente milagroso fue el hecho de que Jesús invitara a Pedro a caminar también sobre el agua, quién de hecho lo hizo, pero cuando dudó en que él también lo podía hacer inmediatamente se empezó a hundir. Entonces digo yo, ¿no es milagroso que Pedro también caminara sobre el agua?, y si era hielo, ¿no era doblemente milagroso que Pedro se hundiera en el hielo? Porque en el agua uno se puede hundir, pero en el hielo…

  11. NeoFronteras:

    La hipótesis del hielo explicaría también lo que supuestamente le pasó a Pedro. Si el hielo es delgado uno también se puede hundir.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.