NeoFronteras

Descubren que un asteroide posee anillos

Área: Espacio — Domingo, 30 de Marzo de 2014

El centauro Chariklo posee dos densos y estrechos anillos y posiblemente lunas.

Foto

La Naturaleza siempre está dispuesta a desvelar secretos y sorpresas a todos aquellos que los busquen con suficiente empeño. Hasta hace no tanto, posiblemente después del nacimiento de la mayoría de la gente muchos países, el único planeta conocido con anillos era Saturno.
Después fueron descubriéndose los anillos de Júpiter, Urano y Neptuno. No hay más planetas en nuestro Sistema Solar que tenga anillos. Entre otras cosas porque hemos parado de contar planetas y ya ni el trasneptuniano Plutón lo es.
Pero ahora, gracias a observaciones realizadas por ESO, se ha descubierto que un asteroide, en concreto Chariklo, posee un sistema de dos anillos. Son dos anillos densos y estrechos que convierten a Chariklo en el quinto objeto del Sistema Solar con anillos. Los anillos miden sólo 7 y 3 kilómetros de ancho y están separados entre sí por 9 km. Para mantener esta estructura tan nítida probablemente se necesite la presencia de lunas pastoras que estarían aún por descubrir.
Los anillos se encuentran a una distancia 1000 veces menor de la superficie de Chariklo que la Luna de la superficie de la Tierra. Sin duda bebe ser un buen espectáculo.
Chariklo es un asteroide que tiene 250 km de diámetro y es el más grande de la clase conocida como Centauros, asteroides que orbitan entre Saturno y Urano. Tienen órbitas inestables que cruzan las de estos planetas jovianos y poseen características a medio camino entre asteroides y cometas, de ahí su nombre mitológico.
El descubrimiento se ha realizado gracias a la típica técnica de ocultación estelar que también permitió el descubrimiento de otros anillos. Visto desde Sudamérica, Chariklo pasó delante de la estrella UCAC4 248-108672 en junio de 2013 y los “minieclipses” que produjeron sus anillos a un lado y a otro permitieron deducir la existencia de los mismos. Este tipo de eventos se pueden predecir con tiempo y son una buena oportunidad para realizar nuevos descubrimientos. A veces es el único método fiable de saber el tamaño de algunos objetos como los asteroides lejanos. Así por ejemplo, Chariklo se encuentra a más de mil millones de km de la Tierra y ni con el mejor telescopio se puede ver más allá de un punto de luz.
Se cree que lo más probable es que este sistema de anillos sea el producto de algún tipo de colisión que habría eyectado escombros que finalmente se convertirían en anillos. El descubrimiento es toda una sorpresa, sobre todo si tenemos en cuenta que Chariklo es tan pequeño que su gravedad permite una velocidad de escape alcanzable por un fórmula 1 (350 km/h).
Quizás sistemas de anillos de este tipo den lugar a la formación de lunas. Se cree que nuestra Luna se formó de ese modo. Algunos asteroides poseen lunas orbitando a su alrededor, aunque también pueden haber sido capturadas

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4392

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Ilustración: ESO.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. Dr. Thriller:

    Me gustaría que alguien me corrigiera si (seguramente) estoy equivocado, pero tengo entendido que no existe en realidad ningún modelo matemático válido para describir por ejemplo los anillos de Saturno. Digo válido en el sentido de explicar completamente todas sus peculiaridades (y estabilidad en el tiempo).

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.