NeoFronteras

El café podría prevenir muchas enfermedades

Área: Medicina — Jueves, 10 de Mayo de 2007

Foto

Los recientes avances en estudios epidemiológicos están derribando falsos mitos sobre los efectos perniciosos del café. Al parecer no sólo no es malo para la salud, sino que su consumo puede ser muy bueno para la misma. Además del beneficio de sus antioxidantes ayudaría a la prevención de la diabetes, Parkinson, Alzheimer y de ciertos tipos de cáncer.
El café es una de las bebidas más ampliamente consumidas en el mundo y cualquier resultado epidemiológico sobre su consumo es importante. Un comité de científicos ha expuesto recientemente en el congreso Experimental Biology 2007 en Washington los efectos para la salud del café.
Según algunos de los miembros del comité de estudio el consumo de 3 a 5 tazas de café diarios está asociado con una reducción del riesgo de contraer ciertas enfermedades como el Parkinson. Algunos investigadores afirman que incluso solamente una taza diaria reduce a la mitad el riesgo de padecer dicha enfermedad.
En otros estudios se dice que ayuda a reducir el riesgo de padecer Alzheimer, piedras en los riñones, piedras en la vesícula, depresión e incluso el suicidio. Entre los inconvenientes estaría el posible aumento de la presión sanguínea.
El epidemiólogo de Harvard Medical School Rob van Dam ha estudiado la relación entre la dieta y el desarrollo de la diabetes de tipo II. Se estima que en el mundo 171 millones de diabéticos, muchos de ellos con diabetes de tipo II, y se espera que sean 366 millones para el año 2030. Aunque el aumento del ejercicio físico y la disminución de la ingesta calórica disminuye el riesgo de padecer esta enfermedad, él ha investigado el efecto de otros factores que pueden prevenir su aparición.
En un estudio epidemiológico reciente en EEUU, Europa y Japón se pudo ver que las personas que consumían mucho café disminuían el riesgo de padecer diabetes de tipo II frente aquellas que consumían poco. La asociación era similar para el café descafeinado, lo que sugiere que hay otras sustancias además de la cafeína que son beneficiosas para el metabolismo de la glucosa.
El café contiene cientos de componentes como cafeína, magnesio, potasio, vitamina B3, ácido clorogénico, etc. Según algunos indicadores el café podría mejorar el metabolismo mencionado mediante la reducción del ritmo al cual la glucosa es absorbida por el intestino y mediante la estimulación de las secreciones de la hormona GLP-1, que es beneficiosa para la producción de insulina. Aunque de momento todo esto se encuentra actualmente bajo estudio en los laboratorios con modelos animales y en humanos, quizás en el futuro se pueda desarrollar una selección de variedades de café pensada para prevenir esta enfermedad.
La polémica del café no es nueva. Ya en 1570 algunos monjes pidieron al papa Clemente VIII que condenara la bebida por ser popular entre los musulmanes. El papa en lugar de hacer eso bendijo la negra bebida que permitía a los monjes no caer dormidos durante sus rezos a horas intempestivas.
Incluso los anglosajones habitantes de lo que hoy es EEUU se pasaron a esta bebida dejando el té de lado después de los acontecimientos que siguieron a la fiesta del té de Boston.
Se ha estimado que hay unos 400 estudios publicados en la literatura científica que asocian café y cáncer. Los resultados polémicos que hablaban del cáncer de colon y consumo de café de hace tiempo estaban basados al parecer en análisis erróneos. La acumulación de pruebas sugieren que no hay efectos negativos en este sentido, y que incluso sea más bien al revés y que el consumo de café proporcione protección frente al cáncer de colon y rectal. Entre los posibles mecanismos que contribuyan a sus efectos anticancerígenos está la reducción del colesterol, aumento de la movilidad del colon, la protección del epitelio frente a los carcinógenos, disminución de la metilización del ADN, etc.
En otros tipos de cáncer como el de mama, ovario o próstata no hay pruebas de beneficio o prejuicio, aunque hay investigaciones en curso en este sentido en leucemia y cáncer de estómago.
A partir de ahora podremos disfrutar de una buena taza de café de intenso aroma sin ningún remordimiento y sabiendo que es por nuestro bien.

Fuente: Federation of American Societies for Experimental Biology

En NeoFronteras:
Café y cáncer de mama
Café y cerebro
Café y antioxidantes

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. emilio:

    Estimados colisteros/as:
    ¿“Falsos mitos”? Esperemos un momento.
    Habría que ver si este estudio no es otro “falso mito”. Hay que tener mucho cuidado con los estudios sobre salud y epidemiología. Sobre todo cuando uno, si hace una búsqueda ve estudios que “demuestran” (la palabra demostrar en epidemiología ya es complicada de utilizar) que morirás si tomas tres tazas al día y otros que te crecerá el pelo y serás más guapo.
    Y ligo esto con el tema de los antioxidantes (recordad el “ultimo” estudio que “demuestra” que tomar antioxidantes no sirve para nada y que un ligero exceso acorta la vida…)
    Posiblemente ninguna empresa cafetera esté detrás de este estudio, quizás olviden decir que el café descafeinado eleva los niveles de triglicéridos, etc.
    Se cita que:
    “Se ha estimado que hay unos 400 estudios publicados en la literatura científica que asocian café y cáncer. Los resultados polémicos que hablaban del cáncer de colon y consumo de café de hace tiempo estaban basados al parecer en análisis erróneos. La acumulación de pruebas sugieren que no hay efectos negativos en este sentido.” Yo, por lo menos me tomaría en serio alguno de los 400.
    O por lo menos pensaría que eso de “al parecer” en análisis erróneo es para partirse de risa (cuando menos).
    Aquí todo el mundo saca estudios y cada interesado (empresas, sobre todo) publicita y financia las conclusiones. El caso de la telefonía móvil es un caso más: el estudio danés que “demostraba” que no había efectos estaba financiado por Nokia, en fin.
    Es como lo del vino (las empresas pagan fuertemente a científicos para que “investiguen” sobre él). Cuando las conclusiones son positiva (¿cómo no?) sale en la prensa, acto seguido que “beber vino es bueno”. No dicen que “tomar uvas es bueno, también.”
    El café comercial, amigos míos, no puede ser bueno por una simple razón: el torrefactado produce el caramelizado del azúcar convirtiéndolo, por la reacción de mallard en una sustancia nociva.

    PD: por otra parte, y para reírse un poco más el estudio “contra” los antioxidantes fue hecho con personas durante 7 años que decían que habían tomado suplementos todos los días ¿durante 7 años? Si alguien se cree eso.

    PD2: busco empresa química que me patrocine un estudio para demostrar los beneficios del formaldehído.

  2. NeoFronteras:

    Cuando el café se traía en malas condiciones a Europa de ultramar se solía poner rancio.
    Para evitarlo se inventó el café torrefacto. Se tostaba el cafe junto con azúcar para caramelizar su superficie.
    A día de hoy el torrefactado se consevar (por desgracia) como una tradición en algunos países.
    En otros no se consume este tipo de café. Es de suponer que los estudios se realizarán en los EEUU donde probablemente no se consume este tipo de café.

    Animamos a nuestros lectores del continente americano nos digan si en sus países se consume el café torrefacto.

  3. emilio:

    Y los otros 400 estudios que ligaban cáncer y café, ¿estaban hechos en Europa?
    No sé por qué, pero no me extrañaría que la campaña de desinformación la firme un tal Juan Valdés.
    Los estudios, en epidemiología, pueden demostrar que la gente que toma café y que lleva jerséis verdes vive más que la que lleva traje. Cuidado con ellos.

    ¡Suerte

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.