NeoFronteras

Kepler-186f, paradoja de Fermi, SETI y el Gran Filtro

Área: Espacio — domingo, 27 de abril de 2014

Disquisiciones sobre el significado de posibles mundo habitados en la longevidad de la raza humana.

Foto

En 1950, mientras que trabajaba en Los Alamos National Laboratory, el físico Enrico Fermi tuvo una conversación intrascendente con Emil Konopinski, Edward Teller y Herbert York mientras que caminaban para almorzar. Hablaban sobre una viñeta de Alan Dunn que se hacía eco sobre la supuesta desaparición de contenedores de basura municipales provocada por supuestos extraterrestres. Esa nota de humor les dio pie a emprender un análisis más serio sobre las posibilidades que tenía el ser humano de observar un objeto material viajar tan rápido como la luz en los 10 años siguientes. Teller calculó una probabilidad de uno entre un millón, pero Fermi dijo que una sobre diez.
La conversación derivó hacia otros temas en la cantina del centro de investigación durante el almuerzo hasta que Fermi súbitamente exclamó: “¿Dónde están?”, refiriéndose a los extraterrestres. Según uno de los participantes Fermi realizó una serie de cálculos rápidos y estimaciones a partir de unos pocos datos (algo por lo que tenía buena fama). Entonces concluyó que la Tierra debía de haber sido visitada por extraterrestres hace tiempo y muchas veces después.
Obviamente no hemos visto a ningún extraterrestre ni hay constancia histórica del hecho, la paradoja es la contradicción evidente entre la predicción y los hechos. Si hay civilizaciones extraterrestres y el viaje interestelar es posible, ¿por qué diablos no hemos vistos todavía artefactos extraterrestres? Y si están avanzados tecnológicamente, aunque sea poco, entonces tienen radiotelescopios, ¿por que no hemos recibido transmisiones de radio de ellos?
La idea ha sido posteriormente desarrollada por otros científicos, y sobre todo por Michael H. Hart en 1975.
En los últimos tiempos se ha ampliado nuestra visión del Cosmos de un modo sin precedentes. En la época de Fermi no se tenía ni una sola prueba de la existencia de planetas fuera del Sistema Solar. Ni siquiera había modelos computacionales decentes sobre formación planetaria o sobre climatología.
Ahora sabemos de la existencia de miles de exoplanetas y cada estudio teórico allana más el camino para la existencia de vida algunos de los miles de millones de planetas de la Vía Láctea.
Ahora incluso resulta que la vida tal y como la conocemos es posible en planetas en donde no creíamos que fuera posible. Se proponen supertierras en donde las condiciones serían más propicias para la vida que en nuestro planeta, se proponen mundos ojo o mundos langosta en gran parte congelados, se proponen lunas habitadas que orbitan gigantes gaseosos, se proponen mundos con estaciones extrañas y otros con días muy largos… Mientras tanto la lista de mundos adecuados para la vida no hace más que aumentar, como con el reciente Kepler-186f.
Pero seguimos sin contactar con otras civilizaciones, así que o bien la vida no suele aparecer aunque se den las condiciones adecuadas, o la vida compleja no evoluciona o la vida inteligente no se da o se autodestruye al poco de aparecer.
Para el primer caso de los tres tendremos una respuesta en las próximas décadas. La siguiente generación de telescopios podrá deducir la presencia de océanos de agua en otros planetas y tomará espectros en busca de bioindicadores. Si la empresa es positiva sabremos que la vida es ubicua en la galaxia (o no).
Pero, según se ha polemizado recientemente, todo esto va en contra de la idea de la permanencia de civilizaciones avanzadas, incluida la nuestra. Si no contactamos con otras civilizaciones eso significa que, pese a que la vida aparece, incluso la vida compleja, la aparición de vida inteligente es rara, bien porque no aparece o porque la duración de las civilizaciones avanzadas es escasa y esto se aplicaría también a nosotros mismos. A este cuello de botella se le ha denominado el Gran Filtro.
No es que no quieran o no puedan comunicarse con nosotros, es que las civilizaciones se autodestruyen. El hallazgo de Kepler-186f y otros resultados similares significa que la humanidad, como civilización tecnológicamente avanzada, se autodestruirá posiblemente pronto.
La humanidad como especie ha sobrevivido a todo tipo de desastres naturales antes de llegar a la tecnología avanzada, pero ahora es distinto. Esa misma tecnología que nos permite comunicarnos con unos supuestos alienígenas nos puede devolver a la edad de piedra a base de bombas nucleares en un mundo en el que los recursos escasean cada vez más y con una población humana en crecimiento exponencial.
Ya tomados 1,5 veces lo que la Tierra produce, contaminamos los mares, esquilmamos las reservas pesqueras, polucionamos el aire e incluso estamos cambiando el clima con nuestras emisiones. Ya queda menos de la mitad de las selvas tropicales que una vez fueron el pulmón del mundo. Mientras acidificamos el mar, los arrecifes coralinos mueren hasta que pronto terminarán diezmados. Los glaciares del mundo se funden y con ellos se van las reservas de agua dulce que muchos pueblos necesitan para beber o para su agricultura. Los informes del IPCC sirven de papel higiénico incluso en las redacciones de los medios de comunicación. Y, en definitiva, nos aceramos a gran velocidad hacia el colapso total de los ecosistemas terrestres. Si no vemos el Gran Filtro es porque estamos ciegos.
La búsqueda de vida fuera de la Tierra no sólo es una empresa noble y excitante, sino que nos habla también de nosotros mismos y de nuestras posibilidades de perpetuarnos como civilización. Nos habla de la condición humana, del deseo de saber y saciar nuestra curiosidad, pero también de la irracional pulsión por tener. La respuesta que aporte, sea afirmativa o no, siempre será importante. Puede que la vida sea común o muy escasa. En ambos casos la situación es pavorosa y nuestra responsabilidad enorme.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4419

Fuentes y referencias:
Sobre el Gran Filtro.
Foto: NASA.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

29 Comentarios

  1. Dr. Thriller:

    La paradoja de Fermi siempre me pareció muy reveladora de sus deudas mentales con sus ideologías, algo que todo pecadorl tiene encima. Bien, el tiempo se ha encargado de demoler a conciencia todos los prejuicios del notable doctor (pero bien a conciencia), y dejando aparte el hecho de que, efectivamente, es perfectamente posible que la Tierra no sólo haya sido visitada por extraterrestres sino que incluso lo esté siendo, y no podamos siquiera percartarnos de ellos (igual que unas hormigas difícilmente pueden comprender la actividad humana), tiraremos de la navaja del inglés y obviaremos esta salida por fácil.

    Niego la mayor: no creo que una civilización *de verdad* se haga de notar, se manifieste como lo hacemos nosotros, en toda nuestra ignorancia (profundamente cultural). Todo lo contrario, una civilización realmente avanzada y por cuestiones que incluso podríamos de calificar casi de morales, se guardará muy mucho de hacerse notar, entre otras (muchísimas) razones por lo que su mera detección puede suponer para otras menos avanzadas. Por otro lado, nosotros no sólo somos hijos de nuestra herencia cultural (mucho de darle demasiado peso a nuestros prejuicios y prácticamente ninguno a la prudencia elemental), sino de nuestra biología. Es casi risible pensar que seres realmente alienígenas tanto en su hardware como en su software puedan presentar problemas como los que tenemos nosotros. De hecho, seguro que en universos paralelos la Humanidad ha tomado caminos que ni siquiera podemos imaginar.

    Eso por no entrar en que pretender localizar una civilización que sea, forzosamente, físicamente parecida a nosotros y con nuestras mismas debilidades, que emplee las mismas tecnologías (cuando nosotros no estamos muy lejos de abandonar la comunicación EM por ineficiente en aras de otras, y así volver al silencio) y que además esté cerca en el espacio y en el tiempo… seguro que a Fermi le habría gustado detectar esto.

    A estas alturas de la novena está claro que hay planetas con algo que se puede llamar vida y están a la vuelta de la esquina, y por pura analogía, en muchos de ellos (ni Fermi se mojaría el culo aquí) debe surgir algo parecido a la conciencia y la inteligencia. Cómo eso evolucione, debe haber tantas posibilidades cuantas ofrece el Universo casi siempre (léase: virtualmente infinitas), y eso, naturalmente, no implica (porque esta es la respuesta que buscamos, me temo) que nosotros lleguemos a alguna parte o nos quedemos en el camino hacia ni siquiera sabemos dónde.

    Ni siquiera sabemos cómo aprendería una especie inteligente ET. Es posible que seamos los tontos del barrio. O que seamos más listos de lo que pensamos. O, lo más probable, que seamos únicos, entre miles de millones. Y sería una pena que nos extinguiéramos, sobre todo porque nadie nos iba a echar en falta.

  2. r:

    El artículo me recuerda la opinión del fallecido divulgador e investigador Fracisco José Durain Muñoz quién pensaba que existe un límite de desarrollo, que no puede superarse y que nosotros como civilización avanzada, pues, hemos alcanzado. Si en otra estrella existiese un límite superior alcanzado por una civilización extraterrestre entonces es de suponerse que ya nos hubieran contactado, pero nadie lo ha hecho porque es imposible, para toda civilización avanzada, superar el nivel de desarrollo que nosotros tenemos. Pero esa explicación parece fallar si se tiene en cuenta lo dicho en el artículo “si están avanzados tecnológicamente, aunque sea poco, entonces tienen radiotelescopios, ¿por que no hemos recibido transmisiones de radio de ellos?” Tal vez la respuesta la dá el propio artículo “No es que no quieran o no puedan comunicarse con nosotros, es que las civilizaciones se autodestruyen”.

  3. tomás:

    ¿Cual sería la causa última de nuestra autodestrucción? En mi opinión, la propia naturaleza humana, el ser incapaces de mirar algo más allá de muy pocos años, del egoísmo inmediato. Pero el caso es que sabemos que la mente humana es moldeable y que seríamos capaces de educarnos rápidamente, en unos pocos años, pongamos diez o quince, o quizá sólo en cinco, como se ha visto por los varios cambios en el pensamiento humano a lo largo de la historia. Millones de personas han pasado de pensar así a pensar asá. Entonces la cuestión es por qué no lo hacemos. Bien es cierto que ello ha sucedido cuando las situaciones sociales eran insoportables. Quizá habrá que esperar a eso, pero ¿se habrá llegado a tiempo?, ¿podremos revertir lo degradado o lo muy difícilmente recuperable? ¿no existirán fuerzas contrarias, como siempre las ha habido para que todo continúe igual, hasta un final ineludible? En resumen, la ambición, y el egoísmo ¿vencerán a la ciencia, la tecnología y la empatía?

  4. r:

    Por culpa de nuestra naturaleza humana sí, pero no tanto por el egoísmo, sino por el espíritu gregario que nos ha acompañado desde el principio.

  5. tomás:

    Pero, amigo “r”, la humanidad siempre ha sido gregaria. Ni siquiera creo que sea bueno ni posible evitarlo.

  6. r:

    Si aquel personaje de la historia, que tanto detestan todos, tenía razón en algo, aunque solamente fuese en eso, es que “las masas” son bien estúpidas y si en la historia como ahora ha habido progresos en salud, industria, investigación u otro campo se debió y se debe a unos cuántos, nada más. Preguntas “millones de personas han pasado de pensar así a pensar asá. Entonces la cuestión es por qué no lo hacemos”, pues porque parece que no ha aparecido ese “genio conductor” que les o nos diga “párense, pónganseme en fila y caminen por aquí”. Tal vez nunca se presente o llegue tarde.

  7. NeoFronteras:

    Produce cierto desasosiego saber que nunca sabremos ciertas cosas. Quizás hay otras civilizaciones, pero probablemente nunca sepamos cómo son. Todo lo que sabemos sobre la vida, la vida compleja y la Historia procede de un único ejemplo.
    Nunca sabremos las reglas o leyes que rigen esas otras formas de vida. ¿Cómo afectaría a la emergencia de una civilización tecnológica el no haber tenido un Carbonífero?, ¿y una corteza pobre en metales?
    No sabemos qué comportamientos nuestros son reglas y cuáles son excepciones.
    Quizás la vida inteligente es escasa o quizás la vida inteligente no alcanza la tecnología. Pero el argumento de los miles de millones hace que incluso un pequeño porcentaje se traduzca en muchas civilizaciones avanzadas.
    Lo más probable es que no sobrevivan a ellos mismos. Como nosotros, que no sobreviviremos como civilización tecnológica mucho más. El colapso de los ecosistemas y, por tanto, de la economía global no está muy lejos. Si no nos lanzamos la bomba unos a otros probablemente quedemos sumidos en una especia de “edad media” y en la barbarie.
    Toda nuestra sociedad se basa en un aporte de energía gratuita proporcionada por los combustibles fósiles, mientras que la economía sigue un crecimiento exponencial sólo para beneficio de unos pocos. En 30 años ya no habrá petróleo, ni uranio, ni carbón barato.

  8. NeoFronteras:

    También puede ser que la propia Naturaleza regule a las especies que tratan de monopolizar y acaparar todo con una epidemia.

    O puede que el destino de toda la humanidad descanse un día en cualquiera de los miles de millones de individuos que la componen. Dentro de unos pocos años estará al alcance de casi cualquiera el conocimiento y material de laboratorio necesarios para crear un virus mortal.
    Los creadores de Internet y de los computadores eran tan ingenuos que nunca pensaron en el mal uso y ahora hay gente que se dedica a propagar virus informáticos sólo por diversión. Así que es de esperar que pase lo mismo con virus reales. La idea puede ser bienintencionada en un mundo sobrepoblado y pobre en plan ecoterrorismo eutanásico o sólo por maldad o chaladura. También lo puede decidir algún gobierno desalmado.
    La peste negra redujo bastante la población de Europa, así que es posible que se repita.

  9. Dr. Thriller:

    Es un problema de tiempos. Por un lado, está claro que aprendemos -que podemos aprender- rápido (hace sólo 400 años no sabíamos, literalmente, nada de nada), por otro, las inercias sociales son gigantescas, inmensas. Estoy con Carl Sagan en diagnosticar que esto es por una falta flagrante de democracia, incluso y sobre todo en los países que se lo tienen muy creido. Estoy en desacuerdo con “las masas”. No hay tales masas. Todos nosotros tenemos en la cabeza unas ideologías, fruto de la cultura del tiempo y el lugar donde transcurre nuestra vida, no es fácil gestionar tanta (des)información. Además, no podemos pensar todos igual, forma parte de nuestra ventaja evolutiva. Básicamente el problema es que la civilización occidental no ha cambiado absolutamente n-a-d-a en estos 400 años, seguimos con las mismas imbecilidades en la cabeza, que si vida eterna, que si eterna juventud, que si triunfo individual, todo nuestro panteón de fantasmas particulares, pero claro, ahora tenemos unos juguetes que se caga la perra, y unas capacidades bestiales. Conocimiento y sabiduría nunca han ido de la mano. Y lo peor de todo es que cualquier otra visión está ya extinta, Occidente se ha expandido por todo el globo.

    Estoy casi por pensar que aprendemos *demasiado* rápido, Especies más estúpidas que nosotros serán mucho más prudentes, menos dadas a caer en la arrogancia. De verdad que sigo sin entender de dónde ha salido esa (para mí, totalmente) peregrina idea de que las civilizaciones se hacen de notar, particularmente alucino que Fermi diese esto por sentado. Y una m… así de grande. Cuando los europeos andaban por el mundo, TODAS las culturas neolíticas que iban encontrando en su camino, desde las americanas hasta las oceánicas pasando por las africanas, se ocultaban de ellos, *siempre* eran vistos antes de ver. Y ya ni hablemos del cliché cultural del ejército británico explorando remotos confines al son de los gaiteros escoceses. Por favor, esto NO es normal. Y desde luego, cargarse una montaña para sacar oro, desviar ríos para montar un pelotazo urbanístico (cosa que ya hacían los romanos) y similares “grandezas civilizatorias” tienen mucho más de estupidez cortoplacista que de verdaderas necesidades para mejorar la calidad de vida y aumentar el conocimiento científico. De hecho, estamos viendo lo que nunca pensamos ver, y seguro que veremos planetas extrasolares directamente en pocos años, sin necesidad ninguna de desplazarnos hasta ellos.

    A veces pienso que somos unos voceras intentando oir a gente que está acojonada oyéndonos. Me hace gracia la religión del OVNI. Para qué van a venir aquí, como no sea para reir por no llorar. Ya me dirá alguien si es normal largar toda tu vida privada al espacio en forma de emisiones EM. O qué sentido tiene. Es más, es que vamos a dejar de hacerlo bastante antes de cualquier hipotética autodestrucción. Simplemente el volumen de información llega a un punto que no es factible traficarlo por el espectro abierto, por mucha compresión y codificación que se quiera.

    Insisto, que nosotros nos pasemos por el forro del arco del triunfo todos los principios de prudencia habidos y por haber, eso no quiere decir que lo hagan los demás. Tal vez por eso no detectemos, precisamente, civilizaciones como la *nuestra*. Las otras, van a ser jodidas de ver. A fin de cuentas, los humanos (al menos los “civilizados”) tenemos una larguísima tradición en tener ojos para ver y no veo nada, y oídos para ir y ser sordos. Y algo tontos. Es lo que dijo Chomsky, no recuerdo ahora el apunte, es increíble que podamos deducir tantísimo de tan pocos datos, y al mismo tiempo, teniendo cosas delante de las narices a tamaño de Aurora Boreal, no verlas.

    En la Eurovisión Cósmica de Horteras Galácticos deberíamos explotar esto.

  10. lluís:

    Tal como se enfoca aquí (en este estudio) la cuestión, parecería como si lo mejor para la especie humana habría sido que ésta no hubiera salido jamás de las cavernas.
    En cuanto a la pulsión por tener no me parece nada irracional.Otra cosa es que estemos yendo demasiado lejos en la explotación de los recursos naturales, y que no se haga nada para detener la “bomba demográfica”. Y otra cuestión ¿Quién es el guapo que les dice a los países emergentes que deben detener su crecimiento?. Cuando se les insinúa algo así, lo primero que dicen en esos paises es que es muy fácil pedirselo a ellos, ahora, cuando nosotros ya hemos crecido tanto y tanto.
    En fin, no tengo ninguna duda de que vamos por mal camino, pero tampoco tengo ninguna duda de que por mucho que digamos, nada se va a hacer. Y si finalmente nuestra civilización colapsa de la noche a la mañana y desaparece, el Universo tampoco lo va a lamentar.

  11. tomás:

    En un mundo menos egoísta quizá fuera factible proporcionar bienestar y conocimientos a los países pobres a cambio del compromiso de una menor natalidad mientras se mantiene a raya la propia. Pero ¿como luchar contra el fanatismo de toda clase?, porque muchas veces el egoísmo también es fanatismo acumulador sin objeto alguno. A veces pienso que hemos creado monstruos sin cerebro a cuyo servicio sí que hay cerebros. Serían las S. A. acaparadoras de capital sin otro objeto que crecer sin medida, de difícil control de responsabilidades personales.

  12. NeoFronteras:

    Se puede salir de las cavernas sin que se vaya directamente a la autodestrucción. Es posible una sociedad autosostenible, aunque no sea fácil. Se ha vivido en economía de guerra y se ha ido a la Luna, así que se puede hacer un mundo mucho mejor. Pero es verdad que luchamos contra nuestros instintos de acaparar y nuestra visión a corto plazo y contra reloj. En realidad nuestro modo de pensar es el de la sabana de hace 100.000 años.
    Otro problema es la religión que, en cualquiera de sus formas, siempre aboga por descontrolar la natalidad (para conseguir más adeptos). Una vez lavado el cerebro es muy difícil revertir el proceso, en muchos casos imposible. Las culturas locales tampoco ayudan.
    La educación no es tan cara, sobre todo con la tecnología actual. Sería interesante que todo el mundo supiera a lo que nos enfrentamos, pero los intereses de unos cuantos lo impiden.
    Quizás la gente de los países emergentes quiera tener acceso a las cosas de los del primer mundo, pero seguro que no querrían la soledad y vidas vacías que se disfrutan en ese primer mundo. Vivir para trabajar en un trabajo que generalmente es alienante nunca es satisfactorio, pero a veces nos prestamos voluntariamente a ello para mantenernos ocupados y no pensar.
    El dinero a veces no es más que un modo de tratar nuestras carencias.
    Lo que sí está claro es que es imposible mantener un crecimiento de la población en el tercer mundo y un crecimiento económico exponencial en el primero. Eso produce burbujas que tarde o temprano explotan.
    El sistema se mantiene gracias al imperio de una ideología dominante y de unos pocos que la financian y apoyan. No se dejan oír otras formas, otras soluciones. Se asume como una religión y se propaga e impone como tal.
    Lo peor de todo es saber que otro mundo es posible y tener la convicción de que nunca se dará.

  13. r:

    Estimado Dr. Thriller

    Sí existen las masas, pero supongo que sería prudente esperar a que la ciencia explique mejor cómo se comportan: https://www.youtube.com/watch?v=nmKIVniny9E

    Saludos.

  14. Miguel Ángel:

    -Me parece poco consistente lo que se afirma en el párrafo 11:

    “El descubrimiento del Kepler 186-f y otros resultados similares, significa que la humanidad, como civilización tecnológicamente avanzada, se autodestruirá posiblemente pronto”.
    ¿Cómo puede deducirse algo semejante sabiendo tan poco de esos exoplanetas?

    -Querido “r”:
    Tampoco creo que se nos escape que lo de que las civilizaciones acaben autodestruyéndose es sólo una hipótesis.

    -Querido Dr. Thriller:
    Disfrutando con tus comentarios, estoy de acuerdo con muchas cosas de las cosas que ha dicho. Incluso me gusta la idea de esa Eurovisión Cósmica para Horteras Galácticos, de la que podríamos ser miembros destacados.
    También suscribo la falta de proporcionalidad entre desarrollo científico y cultural que denuncias.
    Hay dos puntos en los que sí que discrepo: el primero, cuando afirmas que las posibilidades de vida son tantas como pueda permitir el universo (infinitas): ¿no le das ninguna cancha a las restricciones? ¿Y a la evolución convergente?
    El segundo es que coincido con “r” y con Ortega y Gasset: podemos perdernos en definiciones y acotando conceptos, pero el fenómeno masa existe.

    -Querido “lluís”:
    Creo que das en el clavo, si algún país proyecta individualmente usar energías menos contaminantes la primera consecuencia es que será menos competitivo.
    Y ahí está la clave: “competición”, pero ¿es obligatorio competir?, ¿para qué o contra quién? ¿a dónde nos lleva esa competición?…no lo entiendo, pero creo que tiene razón Neo en que se ha convertido en una especie de dogma. Enseguida se estigmatiza al que trata de desatarse del yugo y se les pone etiquetas peyorativas: “grupos antisistema”, “anarquistas”, “perro-flautas” y otras lindezas…

    -E procedente no caer en un optimismo ingenuo, pero tampoco otorgarle una posibilidad cero a que se produzcan cambios. Creo que si vamos a asumir esa posibilidad cero, mejor pasamos a otro tema más acorde con el porvenir, por ejemplo, “técnicas elegantes de suicidio”.
    Me acojo al argumento “r” en su 6 y su ejemplo de la Alemania nazi. No me creo que sea posible que todo un páis se embarque en el extremismo fascista y en una segunda guerra mundial y que en cambio no podamos ser capaces de asumir un sistema de cooperación y sostenible.
    El fuego de nuestro egoísmose ve atizado por el miedo a perder el trabajo, a perderlo todo. Otra vez el monstruo de la competición, que deja un reguero de perdedores en su camino.

    “¡Qué difícil es buscar la paz,
    convivir venciendo a los demás!
    Nuestra sociedad
    es un buen proyecto para el mal”

    pero esa competición no es obligatoria, somos nosotros mismos losque nos la hemos autoimpuesto. Podemos encontrar en el pasado, ejemplos de sociedades igualitarias, y ahora también sería posible. En ese marco el egoísmo adelgaza.

    -Todo esto me ha hecho recordar la clase de cirugía donde conocí a mi mujer. El profesor no paraba de fomantar la medicina basad en la evidencia, tambiñén tenía otro eslogan que repetía con frecuencia:
    “¿Moldear estudiantes al estilo de la sociedad o educar estudiantes para que puedan cambiar la sociedad?”

    La respuesta está en nosotros, los que hablamos en nombre de la Tierra.

  15. Miguel Ángel:

    *Los versillos, de la canción “Corazón tendido al sol” de Víctor Manuel.

  16. NeoFronteras:

    Sobre el párrafo 11:
    La idea es que a raíz de los descubrimiento parece que la vida tiene oportunidades para aparecer y, sin embargo, seguimos sin tener noticias de la existencia de civilizaciones tecnológicas, así que se deduce estadísticamente que las civilizaciones avanzadas son escasas por lo que tienen que durar muy poco. Como la nuestra es tecnológica entonces durará poco.
    Obviamente no se trata de una relación causal, ni de un autocondena inevitable. Es sólo una relación estadística un tanto floja. Pero es algo que nos permite meditar.

  17. NeoFronteras:

    Estimado Miguel Ángel:
    El eslogan del profesor era un tanto ambiguo y no parece que se mojara por una de las posibilidades.
    Nuestros políticos saben perfectamente lo que quieren cuando fomentan una universidad en la que los titulados estén moldeados para la sociedad con la excusa (falsa) de que así encontrarán trabajo más fácilmente. Además se parte de la idea de que la sociedad (o el sistema económico) es la mejor de todas las posibles y, por tanto, no debe ser cambiada.
    La universidad debe ser (generalmente no es) un motor de cambio de la sociedad. De otro modo no habrá ingenieros que aporten soluciones nuevas, ni biólogos que encuentren nuevos tratamientos ni filósofos que nos obliguen a recapacitar.

  18. Pocosé:

    No se si será relevante o no, pero otra limitación a la longevidad biologica para producir y mantener una civilización tecnológica e inteligente (la nuestra no esta claro que llegue a inteligente) podría ser la distribución estadística de supernovas y sus distintos radios de influencia.
    A la vida (la única que conocemos) le costo unos 2000 millones de años llegar a producir biontes pluricelulares y otros tantos más para producir estos tecnotribales que somos.
    De no llegar a ser la causa de nuestra propia extinción y seguir, tras un muy probable e inminente buen escarmiento, conservando nuestra tecnologia, emprendiendo por fin el camino hacia la inteligencia. Tendríamos entonces otros 1000 millones de años de cobijo en este planeta. Como civilización tecnológica y ya inteligente, también podríamos trasladarnos a los planetas exteriores alargando otro tanto la supervivencia. Pero muy tecnológicos e inteligentes deberíamos de haber llegado a ser para poder escapar de una supernova en nuestro entorno estelar próximo.
    Desconozco si hay estudios sobre la evolución estelar de las estrellas que nos rodean. Pero sería la más absurda de las ironías que estando en un lugar estelarmente estable aún por más de 1000 millones de años más, nos autoextingiéramos en las próximas decenas o centenas.

  19. Miguel Ángel:

    Maese Neo:

    Importantísimo lo que comenta en su 17, totalmente de acuerdo.
    La frase, más que un eslogan, era una pregunta para invitarnos a la reflexión, pero suponía un avance y una novedad ya que, efectivamente, la norma general era que los profesores llegasen a clase y “pusiesen el huevo” (expresión que ellos mismos usaban para referirse a dar la clase) sin salirse un ápice del guión.

    Querido amigo Pocosé:

    Acabo de ver que la noticia “Polémica sobre el multiverso” ya está cerrada a comentarios, así que aprovecho este otro hilo para felicitarte por los enlaces que has compartido.

    Fuertes abrazos para ambos con mi más sincero cum laude.

  20. NeoFronteras:

    He pospuesto el plazo de cierre en 4 días. Se puede volver a comentar.

  21. thetimethespaceandandtheman:

    Hay testimonios difícilmente rebatibles sobre tecnología muy por encima de la humana conocida.

    .-> El del comandante de la estación espacial internacional (Leroy Chiao).

    .-> El ‘incidente de Teheran’ ( 19 de septiembre de 1976).

    |————————————|

    Siempre recuerdo un ejemplo.

    Sabemos que los castores son buenos constructores de presas hidráulicas.

    ¿Alguien se ha planteado ‘contactar’ con ellos, llegar a una de sus grandes colonias con arquitectos nuestros, e intentar’ contactar con su civilización con representates de nuestra O.N.U.’?.

    Me temo que hace mucho tiempo que están aquí (Como bien decía Fermi), pero seria estúpido esperar eso.

    ¿Puede un castor ir a una clase de ecuaciones diferenciales sobre los tensores en los materiales?

    Lo mejor que podemos hacer es avanzar en nuestro (nuestro) estudio de la naturaleza y la realidad.

    Y esperar no molestarlos.

    Dudo muy mucho que una colonia de castores fuera invitada al consejo de administración de una empresa que va a construir un pantano en su zona.

    ————————————–

    Si, fue justamente tras la charla de Didider Queloz en MAdrid, cuando tome consciencia.

    Llevamos apenas 150 años desde que Hertz enlazaba con ondas electromagnéticas, emisoras y receptor con chispas y espejos (No tenia ni tubos de vacío), y ya somos capaces de esto.

    En 150 años, una nimiedad en el tiempo.

    Están aquí, me jugaría algo, pero les importamos tanto como a nuestros políticos, los castores.

  22. NeoFronteras:

    Theti:
    No se conoce ningún mecanismo que permita a entes biológicos viajar distancias siderales. Todos requieren energías inmensas, tiempos inmensos o física muy especulativa. Así que no están aquí, entre otras cosas porque no los vemos. El que afirma debe de demostrar y los ángeles, sean del más allá o de alfa centauro, no se manifiestan.
    Si el viaje fuera posible entonces sería muy dificultoso y las civilizaciones no abundarían. Si se da con una tienes que contactar directamente con ello porque sería algo increíblemente fabuloso, milagroso. Quizás las probabilidades de algo así son casi nulas.
    En estos 150 años tecnológicos se han logrado muchas cosas, pero hemos pasado a la casi destrucción total de los ecosistemas terrestres. Ya consumimos 1,5 veces lo que el planeta produce. Así que nos queda poco para el fin a no ser que renunciamos a nuestro estilo de vida y adoptemos la de los Amish. Si esa es la tónica general es la razón por la que no hemos sido contactados.

  23. tomás:

    Estimado Theti…: A veces me asombras con tus conocimientos. Otras con una forma de razonar que no cuadra con ellos. ¿Es que piensas científicamente a ratos y otras veces te saltas el método científico y la lógica sin escrúpulo alguno?
    De verdad que resultas contradictorio y espero que no me lo tomes a mal.
    Un cordial saludo y no te molestes, por favor, que no deseo ofenderte.

  24. thetimethespaceandandtheman::

    Queridos toma y Neo.

    Leed el informe directo del servidor de la NSA:

    xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

    También están los reports directos de los pilotos y personal militar de Teheran.

    Eso si, reconozco que pudo ser creado por la misma nsa para desinformar.

    Patrañas mas grandes se han hecho.

    Pero leedlo.

  25. NeoFronteras:

    Las normas de participación prohíben la difusión de las pseudociencias. Algo que se considera una falta muy grave. Por esa razón el enlace ha sido borrado. Seguir por ese camino significa el veto en este sitio de manera irremediable. No habrá más advertencias.

  26. thetimethespaceandandtheman::

    neo, es un servidor directo a la nsa, no una pagina de belen esteban.

    Directo.

    Si no permites ni leer eso, dime de que ciencia hablas.

    Tu tienes tus normas, yo las mías.

    No acepto estar ni un segundo mas donde ni se puede leer en un sitio de tal nivel (Como el comandante de la ISS, no es un cualquiera).

    No hay mas advertencias.

    Si no restauras el enlace (Original, servidor de la nsa, escaneado en pdf del año 1976), no vuelvo.

    Saludos.

  27. NeoFronteras:

    La lucha contra las pseudociencias es algo fundacional en este sitio y eso incluye la ufología. Tampoco se pretende debatir sobre el tema, ni sobre la fiabilidad de la fuente que cita las lucecitas en el cielo, simplemente no se da al tema espacio alguno. Cada cual puede creer en lo que quiera, pero ciertos temas están fuera de este sitio.
    La inclusión de enlaces hace subir la categoría de lo enlazado en los motores de búsqueda y eso no se puede permitir porque da pábulo al tema. El enlace no será restaurado, entre otras cosas porque ha sido borrado totalmente.
    No se trata de egos ni de no respetar a los participantes. Es una regla del sitio que es inamovible. Espero que lo comprenda.

    Gracias por participar hasta el día de hoy.

    Un cordial y sincero saludo.

  28. tomás:

    Estimado Theti…:
    Lamento la situación, pero yo vi los recomendados y no me dieron impresión alguna de veracidad o, como mucho, una similar a los milagros narrados en la Biblia o los Evangelios. No me parece científico ni serio darles crédito alguno. De ahí mi comentario 23.
    Saludos cordiales.

  29. Alejandro Sánchez:

    Buenísimo artículo reflexión, de lo mejor que he leído en esta web. Tengo la esperanza que la paradoja de fermi se resolverá en pocos años, en todo sentido.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.