NeoFronteras

Estrellas errantes abandonan las galaxias

Área: Espacio — lunes, 10 de noviembre de 2014

Estrellas abandonan las galaxias por interacción gravitatoria y crean un fondo de luz que llena todo el cielo.

Foto

Cuando ya nos habíamos acostumbrado a la idea de planetas errantes que circulan por la galaxia, ahora parece que se han encontrado pruebas de que existen estrellas errantes en el espacio que media entre las galaxias.
Hay más luz en el Cosmos que la que puede explicarse por emisión de las galaxias. Tan interesante resultado proviene de un experimento barato realizado a bordo de un cohete en vuelo suborbital. Se ha podido encontrar que hay una luz difusa que proviene de todas partes que representa un exceso sobre el que emitirían las galaxias en sí y que estaría generada por estrellas muy lejanas que no se pueden resolver individualmente.
Esas estrellas errantes serían eyectadas por las propias galaxias hacia el espacio intergaláctico según las galaxias colisionan y se unen entre sí. Esas estrellas formarían un mar interconectado de estrellas. La luz emitida por estas estrellas es igual en cantidad a la luz de fondo producida por las galaxias.
El descubrimiento se hizo con el experimento CIBER (Cosmic Infrared Background Experiment), que midió la luz de fondo en la gama infrarroja en vuelos cohete entre 2009 y 2013. Recordemos que la atmósfera terrestre, al emitir ella misma radiación infrarroja, no es un buen objeto para mirar a su través ese tipo de radiación y por eso es necesario enviar, aviones, globos, cohetes o satélites por encima o parte de ella para realizar mediciones. Aunque se tenía al telescopio Spitzer o el Herchel de la ESA para observar en el infrarrojo lo hacían a longitudes de onda más largas.
Los primeros resultados al respecto (tomados por ejemplo por Spitzer) sorprendieron a los científicos que no sabían explicar bien los datos. Se propuso que quizás esa luz procedía de las primeras galaxias que se generaron en el Universo tras el Big Bang, pero también se propuso que procedía de estrellas que han sido eyectadas de sus galaxias en tiempos más recientes. Para cerrar el debate se lanzó el CIBER, que consistía tres instrumentos distintos: dos espectrómetros para determinar la luz zodiacal y uno para medir la radiación infrarroja directamente. Los investigadores de este proyecto decidieron que la mejor manera de medir esta contribución de fondo extragaláctica era medir las fluctuaciones a la escala angular de un grado.

Foto

Se podría calcular la luz emitida por las galaxias y restarla a la luz de fondo proveniente de todo el cielo, pero el problema es la luz zodiacal. La luz zodiacal está formada por la luz del Sol reflejada por el polvo de nuestro sistema solar y era importante restar este efecto del total. Además se contaba con mapas de la estructura a gran escala del Universo para ver así la distribución de la galaxia y poder determinar la contribución de la luz extragaláctica.
Se quería observar a frecuencias a las que las altas capas de la atmósfera terrestre son muy brillantes, por lo que no quedaba más remedio que observar desde el espacio. CIBER voló en cuatro misiones de corta duración observando la misma región del cielo en distintas épocas del año. Los instrumentos se recuperaban gracias a un paracaídas. El reciente artículo se basa en dos frecuencias de observación y en dos vuelos: el segundo y el tercero.
Tras una cuidadosa reducción de datos y de restar los efectos del Sistema Solar, estrellas, luz dispersada por la Vía Láctea y las galaxias conocidas, encontraron que las fluctuaciones angulares vistas son demasiado brillantes como para proceder de las primeras galaxias. El estudio de color se basó también en la comparación con los datos de Spitzer. El color de esta luz tiene una mayor contribución de las longitudes de onda cortas, lo que denota también que no proviene de las primeras galaxias
La mejor explicación es que es luz procede de estrellas que no están dentro de las galaxias, pero sí en los mismos halos de materia oscura (las galaxias se forman sobre una red de materia oscura que hace de anclaje gravitatorio). Estas estrellas deben de haber sido eyectadas de sus galaxias madre por interacciones gravitatorias.
Quizás alguna de estas estrellas porta sus planetas y alguno de ellos esté habitado. Sus gentes verán como se alejan de la galaxia en donde su estrella fue generada hacia el vació del espacio intergaláctico. Posiblemente no haya gente que se sienta más sola en el Universo, pero en recompensa tendrán el cielo perfecto para hacer cosmología.
Este resultado indica lo poco que saben los astrofísicos del espacio intergaláctico y sobre su contribución a la energía total del Universo.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4541

Fuentes y referencias:
Artículo original
Ilustración: NASA/JPL-Caltech.
Foto: Hubble Legacy Archive, ESA, NASA.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Radek:

    Posiblemente esos seres consideren que solo en su sistema pudo evolucionar la vida gracias a que están a salvo de colisiones y rayos gama.

  2. tomás:

    Pues no sé, estimado Radek. Si la estrella se lleva consigo su “sistema estelar”… Imaginemos que el Sol ha escapado de la Vía Láctea. Se llevará consigo todo su sistema, incluso diría que la nube de Oort. Las mayores posibilidades de algún choque vienen de dentro del propio sistema: cometas y asteroides. En cuanto a los rayos gamma quizá se aleje de las fuentes que se encuentren dentro de su galaxia, pero eso solo disminuye la posible energía de llegada. Al estar en solitario, quizá esté el eventual planeta sometido a mayor número de fuentes sin que la hagan de escudo otras estrellas. En fin, cualquiera sabe. La mejor protección para nosotros es nuestra propia atmósfera. Esperemos que también para ellos sea la suya.
    Un cordial saludo.

  3. NeoFronteras:

    Las galaxias están hechas fundamentalmente de espacio vacío. Incluso en una colisión entre galaxias las estrellas no colisionan.

  4. lluís:

    Interesante trabajo. Por cierto, ¿se acuerda alguien de la canción ” “Ai” was born in a wandering star”, banda sonora de la película ” Paint your wagon”?. Al parecer el autor de la misma ya “predijo” el asunto de las estrellas errantes.

  5. Radek:

    Si, es posible. A lo que me refería es a que esa civilización seguramente tendría su propia versión principio antrópico y se preguntaría cuan probable es la vida en esos cúmulos de estrellas.

  6. NeoFronteras:

    Estimado Luís:
    Posiblemente el personaje de Lee Marvin se refería a una estrella fugaz. Excelente y original película, por cierto.

  7. tomás:

    Queridos “lluís” y Neo:
    Sí, porque Lee Marwin lo que canta es: “I was born under a wandering star”, es decir “Yo nací bajo una estrella errante”. Pienso que quiere decir que no pertenece a ninguna parte, que no tiene destino, que es algo efímero y sin meta; algo así como una pequeña hoja que lleva el viento. ¡Vaya bajo que se marca el amigo Lee! Para mi es la mejor película musical del oeste que he visto, por lo imaginativa, original, ingeniosa, las interpretaciones, la música, etc. Lo tiene todo para disfrutarla unas cuantas veces.
    Mi felicitación por vuestro buen gusto.

  8. NeoFronteras:

    En estos casos astronómicos se suele usar el término inglés “rogue” (tanto para planetas errantes como para estrellas errantes) que viene a significar “solitario”. El término “wandering” viene a significar “errante” o “deambulante” (sin residencia fija, sin objetivo, nómada) y no se suele usar en este contexto porque ya se usa para estrella fugaces en el lenguaje vernáculo de la calle, en donde también significó “planeta”.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.