NeoFronteras

Hasta 57 pesticidas en los cuerpos de las abejas

Área: Medio ambiente — domingo, 13 de marzo de 2016

Desarrollan una nueva herramienta de análisis que permite medir las presencia de 200 pesticidas en los cuerpos de las abejas.

Foto

Joni Mitchell compuso y grabó la canción “Big Yellow Taxi” 1970. En la letra de esta canción se habla del mal efecto que tienen los pesticidas sobre los pájaros y abejas: …farmer, put away your DDT. I don’t care about spots on my apples. Leave me the birds and the bees…

Nadie hubiera dicho entonces que en la actualidad tendríamos un grave problema en las poblaciones de abejas, tanto silvestres como domésticas, por culpa, en gran parte, de los pesticidas.

Desde hace tiempo estamos cubriendo en NeoFronteras resultados de varios de los muchos estudios que mantienen que una de las mayores amenazas que afectan a estos insectos es el uso de neonicotinoides, que son insecticidas de nuevas generación.

Este nuevo resultado que vamos a relatar nos dice que, al menos, las abejas europeas contienen en sus cuerpos hasta 57 clases distintas de pesticidas.

A este resultado se llega gracias a un nuevo método cromatográfico que permite buscar una gran gama de sustancias (en este caso pesticidas) y medir su concentración, aunque estén presentes en pequeña cantidad.

La idea es que este tipo de investigación ayude a determinar cuáles de estos pesticidas contribuyen al despoblamiento de las colmenas que se ha dado en los últimos años.

En los EEUU se ha producido un gravísimo declive en las poblaciones de estos insectos, algo que también ha pasado en otras zonas del mundo. A esto se le ha llamado desorden de despoblamiento de colmenas o colapso de colmenas.

Las abejas son críticas a la hora de conservar un medio ambiente sano, pues son las responsables de la polinización del 80% de los cultivos y plantas silvestres de Europa. Si la tendencia continua se pone en grave riesgo la producción de frutas y verduras.

Varios estudios apuntan a que el culpable principal pueden ser los neonicotinoides y por esta razón la Unión Europa ha prohibido temporalmente su uso.

Pero el problema no es tan simple, pues la relación entre pesticidas y la muerte de las abejas es compleja y los científicos todavía necesitan saber qué está pasando exactamente.

En este nuevo estudio unos investigadores del Instituto Nacional de Investigación Veterinaria de Polonia han desarrollado un método para analizar al mismo tiempo la presencia de 200 pesticidas en las abejas. De este modo es más fácil saber cuáles de ellos las están poniendo en riesgo.

“Queríamos desarrollar un test para una gran número de pesticidas que estuvieran aprobados para su uso por la Unión Europea para ver si están envenenado a las abejas”, dice Tomasz Kiljanek, líder del estudio.

Como actualmente hay tantos pesticidas en uso es difícil saber cuáles afectan a las abejas. Tampoco se sabe si ciertas combinaciones de ellos pueden ser más perjudiciales que cada uno por separado. La única manera es medir la concentración de cada uno de ellos en los cuerpos de las abejas.

Así que este investigador y su equipo adaptaron el sistema denominado QuEChERS, que normalmente se usa para detectar pesticidas en la comida, para que midiera en las abejas la concentración de los 200 pesticidas considerados, así como los subproductos que aparecen cuando se descomponen. El 98% de estos pesticidas están aprobados por la Unión Europea.

Usaron este método para investigar 70 casos de incidentes de envenenamientos de abejas y descubrieron que 57 pesticidas diferentes estaban presentes en las mismas.

Según Kiljanek esto es sólo el principio del estudio del impacto de los pesticidas sobre la salud de las abejas. “Los incidentes de envenenamiento de abejas melíferas son sólo la punta del iceberg. Incluso a niveles muy bajos, los pesticidas pueden afectar el sistema defensivo de las abejas, lo que permite que los parásitos y virus maten la colmena. Nuestro resultado ayudará a expandir nuestro conocimiento acerca de la influencia de los pesticidas sobre la salud de las abejas y proporcionará una información importante a otros investigadores para evaluar el riesgo asociado a la mezcla de los pesticidas usados actualmente”, añade.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4893

Fuentes y referencias:
Artículo original
Sobre neonicotinoides en NeoFronteras.
Foto: “The Bee in Tradescantia” por fesoj, vía flickr.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. tomás:

    Siendo tan importante ese tema, me importaría saber cuantos pesticidas, aditametos nocivos (conservantes, colorantes, etc.) y productos no inocuos residuales de la industria y, en general de nuestra civilización, tenemos los humanos en nuestro cuerpo. No sería un mal estudio.

  2. Miguel Ángel:

    Mi querido amigo Tomás:

    Un tema del que sabemos muy poco. El problema es que es complicadísimo hacer estudios que acerca de los efectos a la exposición de tantas sustancias: ya he comentado en alguna ocasión que ni siquiera en Medicina se hacen estudios acerca de los efectos que se producen cuando un paciente está tomando más de dos fármacos a la vez. Solo se estudian las interacciones entre fármacos tomados de dos en dos.
    Por regla general, la mayoría de sustancias no tienen efecto a bajas concentraciones, pero precisamente hay bastantes excepciones entre los insecticidas y otras toxinas, algunas tienen tremendos efectos a dosis pequeñísimas, como es el caso del LSD o la toxina botulínica.
    Y aquí nos encontramos con oros problemas de cara al estudio: un buen ejemplo es el mencionado LSD que, cuando empieza a provocar efectos psíquicos, ya no es detectable en el cerebro del sujeto.
    Lo que sí que está claro es que las abejas están en recesión.

    Muchos abrazos desde la omnipresente incertidumbre.

  3. tomás:

    Claro, claro, mi muy querido amigo. Claro que sabemos muy poco. Por eso quisiera que supiésemos más. Es que ese “no saber” quizá sea interesado para alguna industria. Y te aseguro que no suelo ser mal pensado.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.