NeoFronteras

Terremotos en el hielo manifiestan cambio climático

Área: Medio ambiente — martes, 28 de marzo de 2006

Foto
Localizaciones de los terremotos estudiados. Foto: Univ. Columbia.

Un brusco aumento de los terremotos relacionados con los glaciares en Groenlandia en los últimos años indican que temperaturas por encima de lo normal están destruyendo la
capa de hielo que cubre la isla mucho más rápido de lo que se creía.
A pesar de todos los datos de los que se disponen, todavía quedan personas que no creen que el cambio climático se esté produciendo. Ahora nuevas pruebas provenientes de una fuente original avalan una vez más lo que parece ser un hecho en lugar de una hipótesis: el planeta se calienta.
Göran Ekström de la Universidad de Harvard ha realizado un estudio de tres años de duración en los glaciares que cubren Groenlandia y ahora lo publica en Science (vol 311, pps 1756, 1747, 1751). La conclusión es que el cambio climático destruirá Groenlandia mucho antes de lo esperado.
Aunque creamos que un glaciar se desliza lenta y suavemente por su cuenca, en realidad su movimiento se parece a veces más a una placa tectónica deslizándose en una falla que a la cuchilla de unos patines. El análisis de las ondas sísmicas producidas por estos terremotos generados por el deslizamiento de estos inmensos bloques de hielo pone de manifiesto el movimiento de lo glaciares y su estudio. Un deslizamiento de 10 metros de un glaciar del tamaño Manhattan en menos de un minuto produce un terremoto de magnitud 5 en la escala de Ritchter, fenómeno que se registra más frecuentemente últimamente.
Ahora el agua se cuela por las grietas de los glaciares y alcanza el fondo más frecuentemente de lo hacía en el pasado, permitiendo un mayor deslizamiento de los mismos y como consecuencia una destrucción más rápida al alcanzar el mar mucho antes.
Ekström notó una inusual actividad sísmica en la región hace tres años y se puso a analizar los registros de terremotos hasta 1993, encontrando un aumento de terremotos en los últimos años.
Al parecer esta actividad también se da en Alaska, Canadá y la Antártica, pero los mejor documentados son los de Groenlandia.
Analizaron los 136 terremotos de esos fenómenos en la región de magnitudes comprendidas entre 4.6 y 5.1 encontrando una pauta de aumento.
Entre 1993 a 2002 se documentaron unos 15 temblores por año, aumentando a 20 en 2003, 23 en 2004 y a 32 en los 10 primeros meses de 2005. Estos datos además encajan con el aumento de temperatura medido por otros medios.
Estas pruebas demuestran que la capa de hielo de Groenlandia es mucho más vulnerable de lo que se pensaba al aumento de temperatura y que los modelos anteriores sobre estos bloques de hielo pecaban de optimistas.
Es sorprendente que el aumento de temperaturas se note tan rápido en este caso pues la “inercia” es de solo unos pocos años. Un aumento de dos o tres grados en la región tendrá consecuencias dramáticas según el autor del estudio.
La capa de hielo de Groenlandia es más vulnerable debido a que se produce mayor cantidad de agua superficial que se filtra por las grietas y que al llegar al fondo produce el aumento del deslizamiento.
En 2100 se espera que la temperatura de la región aumente 2,2º C respecto al presente según unos modelos. El aporte de esta agua dulce en el océano probablemente producirá cambios en las corrientes marines entre otros problemas como el aumento del nivel del mar.

Fuente: Universidad de Columbia

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.