NeoFronteras

Confirman la existencia de Mauritia

Área: Geología — miércoles, 1 de febrero de 2017

Hallan pruebas de la existencia de un antiguo continente ahora bajo las aguas del Índico.

Foto

Desde hace tiempo se sospechaba que entre la India y Mauricio, bajo el Índico, se extendían los restos de un continente al que se ha llamado Mauritia.

Las pistas sobre este caso vinieron de la medida del campo gravitatorio sobre el Índico, que indicaba que había zonas de mayor o menor intensidad de campo, lo que señalaría corteza de distinto grosor. La primera explicación fue que trozos del continente se habían hundido y habían terminado pegados a la corteza oceánica. La isla volcánica de Mauricio, de sólo 9 millones de años, parecía haberse formado sobre una de estas irregularidades gravitatorias, lo que hizo pensar que estaba sobre el “continente perdido”. Pero, precisamente, las erupciones que formaron esta isla debían de haber eyectado material que había debajo, es decir, de ese continente perdido.

En realidad, Mauritia sería un trozo o resto de Gondwana, gran continente que empezó a fragmentarse hace 184 millones de años. La fragmentación de Gondwana dio lugar además a las actuales África, Madagascar, India, Australia y Antártida, proceso que, además, formó el océano Índico.

Foto

La isla continente desaparecida que está ahora debajo de Mauricio se habría desgajado de una parte de Gondwana que estaba pegada a lo que ahora es Madagascar por un lado y a la India por el otro.

El estudio de este proceso de fragmentación de Gondwana es importante porque permite una mejor comprensión de la historia geológica del planeta, según Lewis Ashwal (Universidad de Witwatersrand).

Este trozo de corteza continental (no oceánica) fue además cubierto por lava durante las erupciones que se dieron sobre Mauritia, lava, ahora solidificada, que ha proporcionado recientemente nuevas pruebas físicas sobre la naturaleza de este trozo de la corteza terrestre. Ashwal y colaboradores han estado estudiando algunos circones que fueron expulsados durante estas erupciones y han logrado determinar su edad. Los resultados obtenidos indican que son demasiado antiguos como para pertenecer a la corteza oceánica o a la propia Mauricio.

Como todos sabemos, la corteza terrestre es de dos tipos: la corteza continental y la corteza oceánica. La primera tiene una edad miles de millones de años, mientras que la segunda es mucho más joven, porque se ha formado recientemente, es más, se forma continuamente. En los continentes se pueden encontrar rocas tan antiguas que pueden llegar a los 4000 millones de años

Los circones se encuentran en las rocas graníticas que hay en los continentes. Poseen trazas de isótopos de uranio, torio y plomo cuyas proporciones permiten datar su edad de forma precisa, a la vez que permiten reconstruir su historia geológica.

La isla de Mauricio no tiene rocas más antiguas de esos 9 millones de años, pero los circones analizados tienen 3000 millones de años (como el que aparece a la derecha del centro en la imagen de cabecera). El hecho de que haya circones tan antiguos, indica que bajo Mauricio hay una corteza cuyos materiales sólo pudieron formarse en los continentes.

No es la primera vez que se encuentran circones tan antiguos en la región, pues en 2013 se encontraron trazas de este mineral en la arena de la playa de la isla, pero el problema que se señaló en su día fue que estos circones podrían haber llegado empujados por el viento desde otros lugares del globo o incluso en las suelas del calzado o ruedas de los vehículos de los propios investigadores.

Sin embargo, el hecho de se hayan encontrado estas nuevas pruebas, indicaría que la refutación del viento o de los vehículos posiblemente era injusta.

El caso es que todas estas pruebas apuntarían a la existencia de una Mauritia que se extendería a lo largo del Índico y que se habría formado durante el proceso de desgajamiento de Gondwana.

Los nuevos resultados señalarían que esta rotura de Gondwana no fue un proceso simple de división de partes de similar tamaño, sino un proceso complejo que tuvo lugar con fragmentos de corteza continental de varios tamaños dejados a la deriva durante la formación de la cuenca del Índico.

Hasta hace unos 85 millones de años, Mauritia era un pequeño continente del tamaño de una cuarta parte de Madagascar situado entre el propio Madagascar y la isla de India, que en aquel entonces estaban mucho más cerca entre sí que hoy en día.

Cuando India y Madagascar empezaron a separarse por las fuerzas tectónicas, Mauritia comenzó a estirarse y a romperse en pedazos. Como analogía podemos pensar en los continentes como si fueran de plastilina que, al ser estirados, se hacen más finos y se parten. En este caso, los finos trozos que iban quedando de Mauritia al final se hundieron en el océano. Sobre algunos de estos trozos se elevan ahora las islas de Cargados Carajos, Laccadive y Chagos. Pero el continente Mauritia como conjunto se perdió para siempre.

No solamente se descubren restos de Mauritia, sino que, además, se van descubriendo restos de corteza continental que sufrieron el mismo destino. Así, por ejemplo, se han descubierto este tipo de restos al oeste de Australia y debajo de Islandia. Según se exploré más los océanos se hallarán otros casos.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5311

Fuentes y referencias:
Artículo original.
Fotos: Wits University.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

4 Comentarios

  1. Miguel Ángel:

    La figura 6 del artículo original es la más ilustrativa: Mauricio estaría en el extremo meriodional de Mauritia y, en el extremo septentrional, las Lacadivas.
    Hipotéticamente quedarían fuera la Reunión ( a pesar de estar muy próxima a Mauricio) y las Seychelles. Las Seychelles formaban parte de África, pero África se desplazó hacia el Este mientras las Seychelles permanecieron en la región en las que están situadas actualmente.

  2. Miguel Ángel:

    *Disculpas por el error: África no se desplazó hacia Este, sino hacia el Oeste.

  3. Tomás:

    Gracias a los últimos comentarios del p=5289 me he enterado de los dos de Miguel Ángel en este, porque me aparecía siempre “Sin comentarios”. Habré de repasarlos todos.

    ¿No será “reputación” en vez de “refutación” en el octavo párrafo desde la segunda ilustración? Y “un pequeño continente del tamaño de una cuarte parte de Madagascar… y la isla de India…” ¿no suena -al menos y sin tener en cuenta lo que haya debajo- un poco raro?

  4. NeoFronteras:

    Es refutación. Se refiere a la refutación, alegando el viento y la contaminación humana, de la teoría que mantenía el origen local y antiguo de los circones que se encontraron anteriormente en la isla.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.