NeoFronteras

Quizás no haya extraterrestres

Área: Espacio — martes, 22 de abril de 2008

Un modelo matemático sugiere que las posibilidades de encontrar formas de vida similares a las terrestres en planetas como la Tierra son bajas.

Foto

¿Hay alguien ahí afuera? Según un científico de University of East Anglia probablemente no.
Un modelo matemático de Andrew Watson sugiere que las posibilidades de encontrar formas de vida similares a las terrestres en planetas como la Tierra son bajas. Esto se debería al tiempo necesario para que surjan por evolución seres vivos similares a los humanos y a que su especie permanezca viva durante el tiempo suficiente.
La vida estructuralmente compleja y la inteligencia evolucionaron tarde en la historia de la vida en la Tierra. Además se ha sugerido que este proceso quizás esté dirigido por un número de pasos evolutivos pequeños pero muy improbables.
Watson tomó esta idea y la desarrolló basándose en la probabilidad de que cada uno de estos pasos críticos ocurriera en relación a la duración de la vida sobre el planeta. Como resultado obtuvo un modelo matemático para evolución de la vida inteligente.
Según él un límite a la habitabilidad de la Tierra, o a otro planeta similar, viene dado por el brillo de su sol. Según los modelos de evolución solar el brillo de nuestra estrella está aumentando, mientras que los modelos de temperatura sugieren que por culpa de esto a la vida sobre el planeta le queda sólo otros mil millones de años, un lapso de tiempo corto si lo comparamos con los 4000 millones de años (o más) que hasta ahora lleva la vida en la Tierra.
En su opinión la biosfera terrestre está ahora en su “vejez” y esto tiene implicaciones para nuestro entendimiento de la infancia de la vida compleja e inteligencia que puedan aparecer en otros planetas.
Según él, “hasta el momento la Tierra es el único ejemplo que tenemos de planeta con vida. Si supiéramos que el planeta hubiera sido habitable por un periodo de tiempo determinado y que hubiéramos evolucionado pronto en este periodo, entonces, incluso con una muestra de sólo una unidad, hubiéramos sospechado que la aparición por evolución de formas de vida compleja e inteligencia sería propensa a ocurrir. Por el contrario, ahora sabemos que surgimos en el periodo habitable más tardío, y esto nos sugiere que nuestra aparición fue poco probable que sucediera. De hecho, la coordinación de los eventos es consistente con un suceso muy raro”.
Según este científico el número de pasos evolutivos necesarios para crear vida inteligente, en el caso humano, son cuatro. Éstos incluyen la aparición de las primeras bacterias, de las células complejas, de las células especializadas que permiten formas de vida compleja y finalmente de la aparición de la inteligencia con un lenguaje establecido.
La vida compleja está separada de las formas de vida más simples por pasos muy improbables y por tanto será mucho menos común. La inteligencia está un paso más allá, pero es todavía mucho menos común, afirma Watson.
Su modelo, publicado en Astrobiology, sugiere que el límite superior para la probabilidad de que cada paso ocurra es de un 10% o menor, por lo que la posibilidad de que surja la vida inteligentes es baja: menos del 0,01% en 1000 millones de años. Cada paso es independiente de los demás, pero sólo pueden ocurrir una vez se han dado secuencialmente los anteriores a él. Están espaciados de manera más o menos equidistante a lo largo de la historia de la Tierra y esto es consistente con algunas de las transiciones más importantes identificadas en la evolución de la vida sobre este planeta.

Fuentes y referencias:
University of East Anglia.
Resumen artículo original.
Artículo original (pdf).
Foto: impresión artística de plantas con forma de globo para el documental “Extraterrestrial”.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

8 Comentarios

  1. Alejandro Sánchez:

    Hay que considerar que faltan muchos datos sobre los exoplanetas para ponderar variables probabilísticas. Los modelos matemáticos son buenos si contienen los datos suficientes. Pero si no, nos pueden llevar a conclusiones absolutamente erradas. El caso más reciente fue el de la NASA, que tuvo que admitir que un niño alemán de 13 años acertó más en su modelo matemático de probabilidades de un impacto meteórico, sencillamente porque los de la NASA se olvidaron de agregar a los satélites artificiales en su modelo sobre riesgos. No tuvieron en cuenta la probabilidad de choque entre un satélite artificial y un meteorito.

    Lo mismo podría decirse de este modelo matemático.

  2. albertpelias:

    Alejandro, estoy de acuerdo contigo en lo que respecta a que no hay suficientes datos como para crear estadísticas representativas en este caso, sin embargo, la noticia del niño alemán que pones como ejemplo y que circuló por la red la semana pasada, se ha demostrado que es FALSA.

  3. daniel:

    Así es, estoy de de acuerdo en que es muy difícil conocer todas las variables para dar un resultado, la vida inteligente sí tardo mucho tiempo en evolucionar en la Tierra pero la vida mas simple apareció relativamente pronto, de todas maneras cada planeta debe tener sus propias condiciones y eventos en los que podría o no existir vida.
    Como decía Carl Sagan: “A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.”

  4. NeoFronteras:

    Las estadísticas sobre solamente un caso son obviamente muy arriesgadas. El estudio trata de evaluar la posibilidad de vida inteligente y basándose en el único caso disponible parece baja.
    Según el mismo razonamiento la posibilidad de que haya vida microbiana debe de ser alta, porque sobre la Tierra ésta apareció muy pronto.
    El estudio de exoplanetas quizás nos sirva para saber si hay alguno con vida, como mínimo microbiana. Sobre si hay algo más, la meta se torna bastante más difícil.

    Buena cita la de Sagan.

    En cuanto a la noticia sobre el niño de 13 años, en fin… Es que incluso la idea es absurda. Pero es verdad que la noticia se ha propagado por los medios. El amarillismo es siempre una tentación.

  5. Alejandro Sánchez:

    Sí, es cierto lo del niño, la verdad es que es triste que los medios no cuiden en cerciorarse concienzudamente de lo que publican. Volviendo a lo de los exoplanetas, bien podría ser que la Tierra sea la excepción y no la regla en cuanto a la aparición de la vida inteligente y civilizada en el universo, aún no sabemos mucho sobre planetas. Lo triste es que a muchos nos hace cometer equivocaciones, pero en fin, por suerte están sitios web’s especializados como este.

  6. lluís:

    Me gustaría saber que opinión le merece a Frank Drake (el de la ecuación para el cálculo de la posibilidad de civilizaciones extraterrestres y que dirige el proyecto “SETI”) este modelo matemático, ya que en las variables de su ecuación aparecen algunos de los aspectos de este modelo matemático.

  7. NeoFronteras:

    Parecen estudios similares. En este caso sólo habría que saber cuántos planetas con vida hay en la galaxia (o una estimación en el momento que se encuentren un par de ellos) para calcular el número de civilizaciones en la Vía Láctea.

  8. fede:

    ¿Quizá no haya extraterrestres? ¿Acaso tomaste demasiado? ¡Ojo con el desequilibrio, eh!

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.