NeoFronteras

Sistema con 4 planetas en zona de habitabilidad

Área: Espacio — jueves, 23 de febrero de 2017

Un sistema planetario cercano de al menos siete planetas tiene cuatro de ellos en su zona de habitabilidad.

Foto

Ayer se anunció a bombo y platillo en una conferencia de presa de la NASA el descubrimiento de cinco nuevos planetas en el sistema TRAPPIST-1.

Se trata de un sistema planetario que ahora ya cuenta con siete planetas de tamaño similar al de la Tierra, cuatro de los cuales (los planetas d, e, f y g) están en la zona de habitabilidad en donde el agua podría estar en estado líquido si se es optimista. Si se es pesimista lo estarían tres (e, f y g).

El asunto de la zona de habitabilidad está modulado por varios aspectos. Además de la composición atmosférica que produzca un mayor o menor efecto invernadero, está el asunto de las fuerzas de marea, que pueden calentar los planetas, sobre todo cuando hay resonancias orbitales como en este caso.

La ventaja para los optimistas de la vida en el Cosmos, es que, al ser tantos planetas, los que se pierdan por un lado de la zona habitable se pueden recuperar por el otro. De hecho, incluso se sugiere que los siete planetas podrían tener agua líquida sobre sus superficies.

El sistema se encuentra a 39 años luz de distancia y estos planetas han sido descubiertos por el método de tránsito. Los primeros de ellos fueron descubiertos hace ya tiempo por un equipo europeo principalmente belga. El nombre proviene del proyecto del ESO denominado TRAPPIST (TRAnsiting Planets and PlanetesImals Small Telescope) con el que fueron descubiertos, pero es un juego de palabras con el nombre de un tipo de cerveza belga.

Los nuevos descubrimientos se han realizado gracias al trabajo conjunto de varios telescopios, incluidos los telescopios espaciales Spitzer y Hubble, el VLT en Chile y el William Herschel de La Palma.

La estrella alrededor de la que giran es una enana roja ultrafría de tipo M8, lo que significa que mucho menor y menos brillante que el Sol. Tiene una masa de sólo un 8% la del Sol y una tamaño similar al de Júpiter. Los planetas se encuentran muy cerca de la estrella con periodos que van de desde los 1,5 a los 20 días. Esto hace que el sistema se parezca más en tamaño al sistema de lunas de Júpiter que al Sistema Solar.

Foto

Como siempre en estos casos, hay un sesgo observacional hacia la detección de planetas orbitando enanas rojas, porque estas son abundantes y es más fácil detectar planetas a su alrededor que en otros casos.

Foto

Los planetas e y f, que se encuentran en la parte más cercana a su estrella dentro de la zona habitable, tienen un tamaño de 0,92 veces el tamaño de la Tierra, mientras que f tiene un radio de 1,04 veces el de nuestro planeta. Finalmente, el planeta g, en la parte más alejada de su estrella en zona habitable, tiene un radio de 1,13 el de la Tierra.

Además de saber los tamaños de estos planetas se ha podido calcular sus masas, por lo que es posible calcular su densidad. Estas estimaciones sugieren que se trata de planetas con poco contenido en elementos pesados y ricos en volátiles, por lo que se especula que tengan algún tipo de atmósfera a su alrededor, aspecto aún sin confirmar.

Naturalmente, estos mundos estarían sometidos a los desafíos que imponen las enanas rojas, como una juventud con gran emisión de radiación y una posible sincronización que exponga un lado de forma permanente a la estrella.

La zona habitable de esta enana roja, como en las demás, se ha ido contrayendo con el tiempo, por lo que los planetas que ahora están en la zona habitable eran demasiado calientes en el pasado. Esto podrían haber hecho que sufrieran una etapa en la que podrían haber perdido el agua por un efecto invernadero descontrolado como le pasó a Venus. Aunque algunos modelos teóricos favorecen que los planetas se hayan formado lejos durante la fase más caliente de la estrella y luego hayan migrado hacia el interior, por lo que se librarían de la etapa de secado.

No es fácil calcular la edad de este tipo de estrellas, así que no sabemos si la posible vida ha tenido tiempo de aparecer sobre alguno de esos mundos.

Este sistema es un buen candidato a ser observado por el futuro telescopio espacial James Webb que se lanzará al año que viene después de multitud de retrasos y sobrecostes. Con él será posible analizar las posibles atmósferas y buscar bioindicadores para ver si hay vida en alguno de ellos.

Vivimos tiempos científicamente interesantes.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5351

Fuentes y referencias:
Artículo original
Web Trappist.one
Ilustraciones: NASA/R. Hurt/T. Pyle;

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

16 Comentarios

  1. Dr. Thriller:

    Enlazando con el tema, alguien debería de entretenerse con la “ley” de Titius-Bode (aprovechando que hay congestión en otros campos de la astrofísica especulativa). Todos los sistemas orbitales acaban resonando (o dicho de otra manera, que las resonancias internas del sistema son evidentes), creo que podemos concluir que es imprescindible para su estabilidad, casi como un instrumento, y no sé hasta qué punto esto se tiene en cuenta en los modelos actuales.

    La proximidad entre algunos de estos planetas es simplemente increíble, algunos pueden aproximarse a poco más de 600.000 km, y no son mundos de masas pequeñas como los satélites galileanos, sino que oscilan entre un 70% y un 140% de la masa terrestre. Tengo para mí que esto puede prevenir rotaciones orbitales de spin 1:1 en favor de otras resonancias más complejas.

  2. NeoFronteras:

    Sí, estos planetas podrían tener rotaciones que no fueran una unidad del tiempo orbital, sino un múltiplo entero, por lo que no enfrentarían siempre una mismas cara a su sol. Pero, de momento, no lo podemos saber.

  3. Teaius:

    ¿Y esto del “bombo y el platillo”? Se llevan años detectando planetas y no ha habido ni bombo ni platillo ni se les esperaba. Tal como se ve en los medios parece que fueran los primeros planetas que se han detectado. ¿Será que la NASA necesita pasta y quiere llamar la atención de Trump? ¿o es que los periodistas no han hecho caso hasta ahora de este tipo de noticias?

  4. JavierL:

    Quizás si necesitan pasta, pero aún así yo veo justificado el bombo y platillo, con tantos planetas en la zona de habitabilidad y de tamaño terrestre y en la misma estrella la probabilidad de que alguno tenga vida es muy alta… Más que en los descubrimientos anteriores.

    Si encima existe la posibilidad que no estén sincronizados con su estrella. Pues es como para poner a volar la imaginación.. Ya yo me imagino una civilización multi-Planetaria (si ya se que voló mucho).. Pero incluso que hubiera vida en varios planetas (con o sin panspermia) seguro será algo para verse.

    Sin duda debe estar de primero en las observaciones del james web

  5. Tomás:

    Están el b, c, d…, pero ¿por qué no el a? ¿O es la propia estrella?
    De todas formas eso de que, para este tipo de estrellas, salga una vida mayor que la calculada para el universo me tiene mosca; algo no cuadra.

  6. bpico:

    Para el 5: Por convención, los planetas alrededor de una estrella se denominan con el nombre de su estrella “madre” más una letra comenzando en la b para el más cercano a la estrella, luego la c, y así sucesivamente.

  7. Tomás:

    Gracias, “bpico”. Pero, puesto que es así, imagino que ha de haber una razón. ¿No será que se asigna a la estrella, como digo, aunque quizá se omita? Porque, supongo que si al sistema le llaman Trappist-1, ese será el nombre de la estrella.
    Un saludo.

  8. Albert:

    El “bombo y platillo” está justificado porque este sistema con una concentración de 3 ó 4 planetas en la zona de habitabilidad, ¡está muy cerca!, a solo 39 años luz.
    Eso significa que 3 ó 4 opciones de “otras Tierras” que está al alcance de los mejores telescopios actuales, y sobre todo de los telescopios de nueva generación en construcción que serán inaugurados en los próximos años: el Telescopio Europeo Extremadamente Grande E-ELT previsto para 2022 y sobre todo el James Webb Space Telescope JWST previsto para 2018.
    Como los planetas de este sistema pasan con mucha frecuencia por delante de su estrella, eso significa que también sus atmósferas lo hacen: al estar cerca de nosotros, la luz estelar que haya atravesado las atmósferas planetarias llegará a la Tierra con suficiente potencia para hacer análisis espectrográficos de precisión y detectar con los grandes telescopios actuales y los disponibles a corto plazo, la huella de absorción de los diferentes gases de sus atmósferas.
    A corto plazo va a ser la posible saber si en esos exoplanetas hay oxígeno, vapor de agua, metano, … y en qué cantidad aproximada.
    Es esperanzador soñar que este espectacular descubrimiento es un potencial “nido” de descubrimientos sensacionales en el futuro próximo.

  9. Dr. Thriller:

    Así es, Tomás, la “a” implícitamente se asume para la estrella. No estoy seguro, pero toda esta nomenclatura tengo para mí que es oficiosa, y además, se la toma un poco de cachondeo. En rigor, el sistema Alfa del Centauro debería ser α Cen Aa, α Cen Ab (la que es B) y α Cen B, la que es C, y la nomenclatura latina podemos tirarla por el retrete porque, aunque sigue siendo válida, el nombre recomendado ahora es Rigil Kent (el árabe medieval, “pata del centauro”), según la IAU, no sé si con los apellidos A B C o Aa Ab BC o como decidan.

    Esto de las nomenclaturas se ha vuelto una fiesta. Sean nombres sistemáticos de moléculas, nombres à la romaine del sistema de Linneo, que lo digo porque aunque habitualmente se usa sólo el par género-especie, el nombre completo es a lo romano, con todos los escalones, y además no es inusual que una especie tenga chorrocientos nombres, y de lo que hablamos, de ponerle etiquetas a literalmente miles de millones. Porque no tardará el negocio de hacer con los exoplanetas lo que se hace con los asteroides, que es otro vodevil.

    Los revolucionarios de la ilustración parisina estarían un tanto descolocados con este mix de impotencia de la razón y falta de frenos.

  10. NeoFronteras:

    Es curiosa la percepción del ser humano sobre lo que es importante. Imaginemos una máquina del tiempo que nos traslade a 1992. En ese momento le contamos a un tipo instruido lo de la detección de este sistema planetario en 25 años y se quedaría pasmado de fascinación. Ahora la gente le parece casi normal. Y cuando se detecte vida en otro planeta (si es que existe y se puede) entonces aparecerá ese día en los telediarios y ya está. Mucha gente incluso preferirá la telebasura de turno. Luego seguiremos con nuestra ración de guerras y mezquindades varias.

    Lo trágico no es morirse y ser consciente del conocimiento que nunca adquirirás, sino saber que a mucha de esa gente del futuro ese conocimiento accesible le importará un bledo y ni siquiera tendrán curiosidad por él. Hay suerte de que no haya un democracia directa que impida la financiación de la ciencia.

    Este comportamiento es, quizás, la mejor señal de que la humanidad no tiene salvación. La pregunta es si esa gente, como la de ahora, es así por naturaleza o si todo es inducido por el sistema. Si es por lo primero no deja de ser sorprendente que el conocimiento avance basado sólo en un pequeñísimo porcentaje de humanos. Si es lo segundo diría mucho sobre lo enfermo y decadente que es nuestro sistema social. En ambos casos estamos condenados a no ser que las cosas cambien mucho.

    Por cierto, se ha añadido una ilustración más a este post.

  11. Tomás:

    Tu queja, querido Neo, es lo más aparente que podemos observar en el campo científico y en alguno más, por ejemplo el ético y el social. Es como una pirámide, en cuya base está la mayoría que no desea ni conocer al vecino. En algo nos parecemos a las gaviotas, que viven en colonias, pero que tienen su territorio de unos veinte metros cuadrados por pareja y consideran a sus congéneres como enemigos. Quizá no llegamos a tanto, pero, desde luego, algo hay en común.
    Sólo algunos cientos se manifiestan por la insolidaridad del gobierno en el cumplimiento de la cuota de refugiados a que se había comprometido. Ahora estoy ya muy alejado de las materias que se imparten en los colegios, pero ¿existe alguna dedicada a la solidaridad?, ¿alguna dedicada a enseñar la importancia de la ciencia?. No lo creo. Por el contrario, durante muchas décadas -y esto sí lo conozco muy bien por ser víctima una de mis hijas- ha existido el acoso escolar, ignorado culpablemente por la dirección de los colegios y que ha hecho desgraciados a muchos niños para toda su vida.
    En fin, me estoy yendo del tema. Pero sí, a la gente le importan más los resultados de los partidos y cosas así.
    Estoy en tu onda, querido maestro.

  12. Dr. Thriller:

    Ay, Tomás, el sistema educativo. Ni es sistema (no está sistematizado), ni es educativo. Sería más propio Amaestramiento Pavloviano (para eso están las calificaciones y otros add-ons de seudo-incentivos y cafre-correctivos) de Futuros Miembros de la Cabaña. Ganadera. Lo único bueno que tuvo, el encerrar a gente con el cerebro en estado de absorción total en aulas, vino dictado por el retirarlos de las calles y acabar con la explotación infantil, lo que habla mucho de las fosilizaciones sociales y las inercias ídem. No tiene ningún sentido seguir colocando la misma talla a un grupo de gente y ponerlos a criar miopía entre cuatro paredes. Es muy difícil encontrar gente que pueda decir 10 árboles (siquiera frutales, haz la prueba), ni digamos estrellas del cielo o minerales, obras de arte, pero chorradas de la tele, marcas de ropa o coches o demás Residuos Intangibles Sociales, lo difícil es localizar quien los desconozca.

    Con esto quiero decir que estamos amaestrados, condicionados, que incluso si intentamos rebelarnos voluntariamente, como un acto de voluntad, es muy difícil y hasta para objetivar lo que queremos rechazar estamos mediatizados, y es que uno tampoco puede aislarse completamente de la sociedad, porque a pesar del culto individualista (o más bien, del sesgo antisocial, porque lo normal es que haya el equilibrio, normal etológicamente quiero decir), es de control social de lo que hablamos.

    Pues es bastante normal que se haya dado cancha a la astronomía, básicamente porque hace 30, 40 años, y cuanto más, mayor, se la ha visto como algo socialmente inofensivo y que precisamente hacia los años 90 se le comenzó a explotar su veta de entretenimiento social, entretenimiento en el sentido de la trampa del prestidigitador. Se pueden decir tonterías sin cuento sobre los exoplanetas, siempre referidos no a Hitler, sino a Star Wars, pero es difícil encontrar debates serios y bien asentados sobre las consecuencias de la ingeniería genética, nuestro actual consumo de energía o la organización social, por ir directamente al problema. A fin de cuentas, nadie cree que podamos viajar a estos mundos en muchísimo tiempo, si es que alguna vez.

    Y claro, nadie entiende las consecuencias y el significado de algo así. Le cabe también el honor a la astrofísica de ser quizá la ciencia más manipulada y maltratada por la prensa del régimen (esa llamada generalista), a fin de cuentas, no hay todavía acciones ni capital riesgo aplicados a la venta de nombres de exoplanetas, aunque todo llegará.

    Bueno, va a estar divertido cuando el paradigma social colapse, que según los que saben del tema está a 20-40 años en el futuro (cuando el sistema de acumulación de capital ya no sirva para mantener un orden social). Nadie sabe qué vendrá detrás, ni siquiera si un sistema social nuevo o varios, pero tengo para mí que para la Humanidad será como salir de los efectos de una droga, he leído varias veces que en los momentos que las civilizaciones se columpian antes del declive, hay una lucidez extraordinaria. Para eso tiene que haber Alejandrías, y que no les peguen fuego. Porque los que les pegan fuego son los que vienen con más de lo mismo, con otra forma, color y tamaño.

    Yo, como siempre, optimista. Esta vez hay demasiado acumulado para que le peguen fuego. Eso sí, lo que van a tener que arreglar va a ser hercúleo.

  13. Dr. Thriller:

    Porque por cierto, si alguien quiere tener un pequeño acto de maldad rebelde, a todos estos que creen que la solución a nuestros problemas es que se descubra la Curvatura Mágica en algún LHC por ahí y marcharnos a colonizar estos mundos que lo están pidiendo a gritos, la pregunta que corta la micción (radical, ni un inhibidor de la MAO) es “¿y qué sistema social vamos a poner allí cuando lleguemos?”.

    Ya ni llevarnos el ecosistema con nosotros, que está claro que sin él no duramos mucho (micro y macro), es que ni Sistema Operativo tenemos para tal cosa.

  14. JavierL:

    Pues yo me sumo a la crítica al sistema educativo. Me gustaría que hubiera más análisis y menos resúmenes, más ciencia de laboratorio, más explicaciones de pista que se usan la cosas, más incentivos al debate, al pensar por ti mismo, y más educación social de trabajo en equipo, de relaciones de pareja (para la vida en familia) y me educación financiera, de emprendimiento, de integrar conocimientos para brindar una solución..

    La actual me parece muy mecánica, física y química es un eterno despeje de ecuaciones dónde te dan todas la variables maticadas. Matemáticas sufren todos porque se da como un ente abstracto dónde la gente no tiene claro que significa lo que está haciendo, solo que lo debe hacer, y mucho menos entiende su utilidad.

    Y la falla más grave a mi parecer esta en la historia, porque no se enseña historia sino política, no se muestran los hechos sino nuestra visión como sociedad, así el estadounidense no escucha la versión japonesa de la bomba atómica y viceversa. Los latinos no escuchamos la versión española de la colonia y viceversa, no se analizan los sistemas de gobierno ni los sistemas económicos de la antigüedad a nivel de pros y contras, propuestas y dificultades encontradas, origen y contexto en el que surgió, adaptaciones de los mismos según la modernidad… sino que se remarca el sistema económico y de gobierno de turno sin ánimos de debate, (luego nos extraña no saber que votar o como que sociedad cometamos una y otra vez los mismos errores). Cosas como la guerra es algo con mucha cancha para debate, después de escuchar la dos partes preguntar ¿fue necesaria? ¿se pudo resolver de otra forma? ¿que se ganó con ello?

  15. JavierL:

    Y referente al sistema económico y político que nos llevemos a un nuevo planeta estoy seguro que cada país implementará el que tiene implementado ya en dicho país,

    Y pudiéramos ver por fin que pasa cuando el comunismo, socialismo, capitalismo es aplicado a todo un planeta… Aunque no creo que se logre mucho más que;
    un control político de una élite sobre la sociedad hacia la izquierda
    un control económico de una elite sobre la sociedad hacia la derecha..

    Mientras no pensemos y esperemos que la dirección política resuelva las cosas.

    Aunque siendo optimista, Cosas como libre mercado sin iva sino con impuesto sobre la renta que permita definir un límite máximo de riqueza (cobrando un porcentaje cada vez más alto mientas más se gana hasta un punto donde ya sea 100% que nadie alcanzará por obvia razones pero definirá un límite máximo de riqueza) . Con buena inversión social en educación, salud, a costa de necesitar menos ejércitos, algo COMO ESO. Solo es posible con un gobierno mundial, y tomando en cuenta lo difícil de llegar a un sitio sin biota… Esa seria la posibilidad más llamativa que se puede obtener de colonizar planetas.

  16. Tomás:

    Es una mera opinión, pero pienso que lo más lejos que llegaremos en la colonización del espacio es a construir tremendas cúpulas en Marte y quizá en la Luna si hay alguna riqueza que rascar. Los agujeros de gusano y todo eso son meras fantasías novelescas; quizá armar algún camión de la basura para la espacial y, posiblemente capturar algún asteroide o un cometa y ponerlo en órbita solar, porque no me atrevo a considerar que queramos tenerlo encima de nuestras cabezas y le dé por ser inestable.
    Y es que tenemos el océano aquí mismo y la humanidad no le hace caso sino para matarlo en todas sus facetas.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.