NeoFronteras

Las explosiones gamma cósmicas no causan extinciones

Área: Espacio — sábado, 29 de abril de 2006

Foto
Contrapartida óptica de la explosión de rayos gamma ocurrida el 15 de abril de 2003 captada por el Hubble. Foto: NASA.

La posibilidad de que la vida sobre la Tierra quede eliminada por una explosión de rayos gamma cósmicos provenientes de nuestra vecindad es casi nula.
Según determinadas teorías algunas extinciones masivas se podrían haber producido debido a una explosión intensas de rayos gamma en nuestra galaxia. Al parecer, y según un estudio reciente, no hay que preocuparse por esto.
Krzysztof Stanek de at Ohio State University afirma que la probabilidad de que una de estas explosione intensas de rayos gamma ocurra en nuestra galaxia es virtualmente cero.
Al parecer estas explosiones se dan principalmente en galaxias con baja metalicidad, que en el lenguaje de los astrónomos significa que hay muy poca cantidad de elementos más pesados que el hidrógeno y el helio. Sin embargo nuestra galaxia es rica en elementos pesados (“metales” según la terminología de los astrofísicos).
Estas explosiones son las más poderosas que suceden en el Universo después del Big Bang y no son del todo bien entendidas. Desprenden intensos rayos gamma de alta energía que cruzan el espacio a la velocidad de la luz. Estar en sus cercanías significaría la esterilización de toda vida al instante. Se supone que un tiempo después que llegar los rayos gamma también lo podrían hacer la radiación secundaría compuesta por un chaparrón de partículas, principalmente protones de alta energía que también serían letales para la vida.
Estas explosiones de rayos gamma no son frecuentes y suceden una vez cada pocos años en todo el Universo que podemos observar. Duran desde un centenar de segundos a unos pocos milisegundos. Se cree que las explosiones largas que duran más de dos segundos ocurren cuando una estrella masiva tras explotar como supernova se colapsa en un agujero negro al final de su vida.
Si una de estas explosiones largas de rayos gamma pasara en las cercanías nuestro sistema solar eliminaría la vida sobre la Tierra. Según una teoría una de estas explosiones podría haber causado la extinción masiva del Ordovicio de hace 450 millones de años.
Pero Stanek y sus colaboradores han encontrado que estas explosiones sólo tienden a ocurrir en pequeñas galaxias deformes de baja metalicidad. Pero la nuestra es una galaxia grande, espiral y con alta metalicidad.
Para llegar a esa conclusión han realizado un análisis estadístico de cuatro de estas explosiones que sucedieron en galaxias cercanas. El equipo comparó la masa de las cuatro galaxias, el ritmo al cual nuevas estrellas se forman y cuántos elementos pesados hay comparado con otras galaxias del catálogo Sloan. Todas ellas eran pequeñas, con alta formación estelar y baja contenido en “metales”.
Encontraron que la galaxiascon la alta metalicidad, y por tanto la más similar a la nuestra, produjo la explosión de rayos gamma más débil. Han calculado de que la probabilidad de una explosión de rayos gamma ocurra en esa galaxia es de sólo un 0,15%. Como nuestra Vía Láctea contiene el doble de elementos pesados la probabilidad de que uno de esos eventos ocurra aquí es por tanto muy baja. Esto significa que estas explosiones no son las responsables de las extinciones masivas.
Además esto significaría que las explosiones de rayos gamma no son una amenaza para la vida en cualquier parte del Universo donde ésta se haya dado, entre otras cosas porque la vida necesita de elementos pesados para crearse que sólo se encuentran en galaxias de bajo riesgo.
Todo ello, naturalmente, si creemos en los estudios estadísticos basados en una muestra de 4 objetos.
Algo que también parece escaparse a la teoría sobre extinciones inducidas por explosiones gamma es que puede ocurrir que si sucede uno de estos eventos te pille en el otro lado de la Tierra. Después de todo duran, a lo más, un par de minutos, tiempo más que escaso para que la Tierra complete una rotación y se “fría” toda vida sobre su superficie, a no ser que el chaparrón secundario se extienda por más tiempo.

Fuente principal: Ohio State University.

Referencia: Artículo original gratuito.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.