NeoFronteras

Se inicia la Grand Finale

Área: Espacio — sábado, 8 de abril de 2017

Se inician las maniobras mediante las cuales la sonda Cassini será destruida a propósito sobre Saturno en septiembre.

Foto

Creíamos que iba a durar para siempre, que, por la mañana, además de ver la previsión del tiempo y las noticias, Cassini nos seguiría enviado fotos de Saturno y sus lunas. Creímos que esto lo haría durante toda la vida, pero no es así. La sonda Cassini se está quedando sin combustible.

Cassini lleva 20 años en el espacio y orbita Saturno desde 2004. En estas mismas páginas hemos cubierto varias noticias procedentes de esta maravillosa empresa científica. Durante este tiempo Cassini nos ha descubierto los lagos y ríos de metano líquido de Titán, o los geiseres de Encélado, que nos dicen que es posible que haya vida bajo el hielo.

Sus instrumentos son alimentados por generadores de radioisótopos que podrían suministra electricidad durante décadas, pero los motores de maniobras y posicionamiento necesitan hidracina para funcionar, combustible que se está agotando. Agotarlo del todo significaría perder por completo el control de la sonda y asumir el riesgo de que contamine con microorganismos terrestres Encélado, lo que dificultaría posibles exploraciones futuras de esta luna. Así que se ha decidido inmolar la sonda en la atmósfera de Saturno. El próximo 26 de abril se iniciarán las maniobras que provocarán este final del 15 de septiembre gracias a una maniobra de asistencia gravitatoria con Titán.

Pero esta última parte de la misión va ser muy interesante, pues colocará a Cassini en una órbita entre Saturno y sus anillos. Para evitar posibles problemas, la antena parabólica hará de escudo frente a posibles impactos de partículas de los anillos, aunque según los modelos no tiene que haber problemas en este sentido. Realizará 22 de estas zambullidas por el hueco de sólo 2400 km que hay entre el planeta y sus anillos. Las trayectorias están pensadas para maximizar el valor científico de los datos que tome. Se espera, además, que realice las observaciones más extraordinarias durante este tiempo.

La idea es saber más sobre la formación de los anillos y sobre la estructura interna de Saturno y su atmósfera, así como de la evolución de planetas gaseosos gigantes en general. Cassini tomará fotos muy cercanas a las nubes de la alta atmósfera de Saturno y de la parte interna de los anillos.

En especial se tomarán imágenes de los huracanes gigantes de los polos del planeta y de la corriente en chorro que forma el hexágono del polo norte. También se tomarán imágenes de las auroras que forman en esas regiones polares.

Los datos gravimétricos y del campo magnético permitirá saber más cosas sobre la estructura interna de Saturno y de su supuesto núcleo rocoso. La comparación de estos datos con los que consiga Juno de Júpiter parece prometedora para saber más sobre planetas gaseosos.

Se tratará de averiguar la masa de los anillos, su origen, edad y composición. Se sabe que el material de los anillos es hielo de agua en un 99%, pero no se sabe mucho acerca del 1% restante.

Una interacción gravitatoria final con Titán permitirá en la última orbita hacer que Cassini entre en la atmósfera de Saturno. Allí tratará de analizar la atmósfera del señor de los anillos y, durante 3 minutos, enviar sus últimos datos a la Tierra mientras que luche por apuntar su antena durante la entrada. Será su despedida. Luego, la señal se perderá y segundos más tarde Cassini quedará totalmente destruida como si fuera una estrella fugaz. Sus átomos formarán parte del propio Saturno para siempre.

Se perderá el ojo más potente que la humanidad tiene ahora en el Sistema Solar exterior, región que permanecerá sin explorar durante mucho tiempo, pues no hay misiones planificadas para esos territorios tan poco visitados.

Quizás las generaciones futuras puedan deleitarse con los datos de espectrómetros de masas proporcionados por una futura sonda a Encélado que indiquen que en las plumas de vapor de agua hay moléculas orgánicas. Muchos no lo sabremos. Esto es posible con la tecnología actual y es asequible económicamente, pero parece que en estos tiempos no hay dinero o voluntad política para ello.

En su día, hace más de 20 años, se invitó a todo el que lo quisiera a enviar su firma o un mensaje para ser grabadas en un CD que portaría Cassini. Uno de los mensajes fue enviado por el que escribe esto.

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=5461

Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Ilustración: NASA/JPL-Caltech.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

6 Comentarios

  1. Pocosé:

    Estos datos son los que me de reconfortan y me enpatizan con las inteligencias biológicas.
    Suibsidio para conocer sin alterar.
    ¡¡Magnífico¡¡

  2. bpico:

    Seguramente sólo hay dinero y voluntad política, me refiero a Europa , para aumentar el gasto en “defensa” plegandose obsecuentemente a la voluntad de USA y “legitimar” la destrucción de naciones (ej. Libia, Siria, Irak) y luego a quejarse por problemas inesperados como eso de los refugiados. ?dinero para la ciencia? Tal vez si eso ayuda de alguna forma a mantener “great América again”

  3. lluís:

    Al final les coges cariño hasta a las máquinas. No habrá,pues, ningún problema el día en que como post-humanos, seámos algo así como “cyborgs”. Podemos decir con Max Born que los sentimientos son “invariantes observacionales”.

    Buena suerte a Cassini,es decir que cumpla con sus objetivos hasta que por fin sus átomos formen parte del señor de los anillos. Echaremos en falta sus látidos, sus señales.

  4. Miguel Ángel:

    Me sumo, querido Lluís. Perdemos a nuestro único espía “in situ” por esos lares.

  5. Dr. Thriller:

    Lo interesante de todas estas cosas es lo **baratísimas** que son. Si dividimos el coste total del proyecto, que así de sopetón es muy elevado, entre los años que ha estado funcionando, el precio es de risa tía Felisa. Si le agregamos los beneficios para el sistema científico, puestos de trabajo, industria, y demás, es otro corolario de la memez humana.

    Imaginar el presupuesto del Pentágono, pongamos el 10%, dedicado a esto. El salto sería brutal. Brutal. Sin precedentes en la historia. ¿No quieren la hegemonía? Nunca hubo más hegemonía que la que dio la ciencia. El capitalismo hubiera acabado implosionando en Europa si no hubiera ido de la mano de la tecnología, y los romanos fueron literalmente colonizados por los griegos y sus máquinas de Antikythera.

  6. Tomás:

    Eso de dividir para comparar solo es pedagógico si se utiliza vs gastos superfluos o bien presupuestos criminales, como apunta Dr. Thriller al mencionar al Pentágono. Pero también aquí tenemos nuestros guerreros.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.