NeoFronteras

El humo de segunda mano produce cáncer

Área: Medicina — viernes, 9 de febrero de 2007

Foto

Según un estudio altos niveles de humo de tabaco de segunda mano en el lugar de trabajo dobla las posibilidades de los no fumadores de padecer cáncer de pulmón, y aquellos que inhalan bajos niveles pero en un plazo de tiempo prolongado aumentan sus posibilidades en un 50%.
El grupo de epidemiólogos liderados por Leslie Stayner de University of Illinois (Chicago) reporta esta conclusión en la revista American Journal of Public Health.
Las conclusiones están basadas en 22 estudios diferentes llevados a cabo en EEUU, Canadá, Europa, India, Japón y China.
Según el artículo los no fumadores expuestos a altos niveles de humo en el trabajo aumentan sus posibilidades de contraer cáncer de pulmón en un 100%. Como alta exposición adoptaron la definición usada en estudios previos y basada en factores como el número de fumadores presentes en el lugar de trabajo y la exposición real al humo.
No fumadores expuestos durante 30 años al humo moderado de segunda mano aumentaban sus posibilidades de contraer cáncer de pulmón en un 50%, y aquellos expuestos a cualquier nivel de humo incrementaban sus posibilidades en un 24%.
Según los autores estos resultados del estudio son una prueba muy importante que demuestra que la exposición al humo de segunda mano en el lugar de trabajo representa un alto riesgo para los trabajadores, y en particular muy alto para aquellos que trabajan en sitios con alta exposición al humo como puedan ser bares y restaurantes.
Muchas pruebas de que el humo de segunda mano es nocivo para los no fumadores provienen de estudios basados en matrimonios o parejas en los cuales uno de los miembros es fumador y el otro no.
El humo de segunda mano es aquel que procedente de cigarrillo, cigarros puros o pipas y que es exhalado por el fumador y respirado por los fumadores pasivos.
Además de cáncer, el humo del tabaco produce problemas respiratorios como asma a los no fumadores.
Stayner espera que estas evidencias contribuyan a los esfuerzos de muchas comunidades y países del mundo que ahora intentan legislar sobre esta materia mediante la prohibición de fumar en lugares públicos.
Piense en todo esto cuando este fin de semana vaya a un bar o restaurante atestado de humo. Quizás es simplemente un problema de respeto hacia los no fumadores.

Fuentes y referencias:
University of Illinois.
Resumen artículo.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

2 Comentarios

  1. emilio:

    Hola:
    No tengo acceso al artículo original. Me gustaría saber si alguien lo tiene si se puede concluir esto:
    El incremento del 100% (es decir, se dobla el riesgo de padecer cáncer de pulmón) ¿es respecto a una persona sana o respecto a un fumador? Intuyo que es doblar el riesgo del de una persona sana (cuyas posibilidades de tener un cáncer de pulmón, si vive en un ambiente no polucionado, es prácticamente nulo).
    O quizás se refiere al riesgo de una persona sana que viva en un ambiente semi-industrial, o industrial?
    Aparecen aquí problemas como “si vive en un ambiente no polucionado”, además no es realmente un estudio, si no un estudio de 22 estudios, cada uno de su padre y de su madre. Me imagino que con aproximaciones, supociones, en el que, posiblemente, los trabajadores observados eran trabajadores urbanos (ambiente polucionado). Me gustaría saber si hay alguien en el mundo que pueda dirimir los efectos sinérgicos de un ambiente urbano como el de -digamos: México df, New York, Madrid…- y separarlos de la exposición crónica al humo…
    Amén de lo difícil que es definir -en cifras- “altamente expuesto”. Recuerdo que un artículo que “demuestra” que los telefonos móviles no son perjudiciales define a los usuarios habituales como … “los que usan el móvil una hora a la semana”… Yo no sé si hay alguien así hoy por hoy.
    Es decir, que si se pretenden dar resultados numéricos, hay que tener un referente numérico para elegir el sujeto. ¿Está el tipo cerca de la ventana? ¿Sale a pasear? ¿Se escaquea -si alguno de los estudios es en España… sería inválido?
    El tabaco, y por supuesto el que venden adulterado y manipulado, eleva los riesgos de padecer cáncer, es obvio e indiscutible. Pero cuantificar el aumento de riesgo a raiz de un meta-análisis de fumadores pasivos… no es muy fiable, en mi opinión, y los resultados podrían, si se pudiera cuantificar realmente un 100% o un 50.000% o un 25%.
    Este es el problema de los estudios de cáncer: es difícil que algo sea concluyente.
    Espero que los autores hayan tenido la decencia de concluir con el consabido “further researchs are needed…”
    Una cosa sí es segura, que el humo pasivo es muy molesto y debería evitarse siempre (se sea fumador, o no.) Bueno, y si se es fumador ocasional, como yo, también debe evitarse.
    De todos modos el riesgo de un cancer de pulmón por vivir en la ciudad podría ser ¿1.000? veces mayor que por ser fumador pasivo… espero que los autores vayan a por esta contaminación en un próximo meta-análisis.

    PD: para evitar mal entendidos, yo cuestiono a los autores y/o a las conclusiones del estudio, no a NeoFronteras y su equipo redactor

  2. NeoFronteras:

    En la nota de prensa de la revista se menciona al final lo siguiente:

    This study provides the strongest evidence to date in support of efforts to ban smoking on the job. [From: “Lung Cancer Risk and Workplace Exposure to Environmental Tobacco Smoke.” Contact: Leslie T. Stayner, PhD, University of Illinois at Chicago School of Public Health, lstayner@uic.edu]

    Quizás pueda solicitar más información a través de la dirección de email que se adjunta de la señora L. T. Stayner. Por desgracia el artículo en sí es de pago. Pruebe a pedir un reprint o una copia en formato digital si está muy interesado.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.