NeoFronteras

Composición del cometa Temple 1

Área: Espacio — Viernes, 21 de Julio de 2006

Foto
Temple 1 justo después de la colisión del Deep Impact (NASA).

Hace poco más de un año cubríamos en NeoFronteras la noticia de la misión Deep Impact de la NASA, que mandó un proyectil de unos 400 Kg para que impactase sobre el cometa Tempel 1. La colisión con una energía de 19 gigajulios (equivalente a 5 toneladas de TNT) produjo una nube de material eyectado de 10 millones de kilogramos que fue rápidamente analizada por la nave nodriza, por los equipos en tierra y por telescopios espaciales. El equipo del telescopio espacial infrarrojo Spitzer también analizó los materiales de la nube y ahora sus resultados son publicados.
Los materiales de los que está hecho este cometa son una mezcla de compuesto formados en una amplia variedad de condiciones.
Carey Lisse de Johns Hopkins University y sus colaboradores estudiaron la nube a través de los 12 espectros tomados por el Spitzer del 2 de Julio al 5 de Julio del año pasado. Antes del impacto el cometa desplegó la típica cola de gas y polvo, como cualquier otro cometa, según la radiación solar lo calentaba que también fue analizada, pudiéndose establecer comparaciones.
Después del impacto se apreció gran cantidad de agua en forma de hielo y vapor, así como carbonatos, hidrocarburos poliaromáticos, silicatos, sulfitos y otros elementos.
Esta mezcla de componentes no encaja con los modelos de formación de cometas que se teníamos previamente. Algunos de los minerales requieren temperaturas de 1100 o 1400 grados Kelvin para formarse, temperaturas que sólo se dan en Mercurio en el sistema solar. A la vez hay gases volátiles como metano que sólo permanecen estables en el espacio a temperaturas de sólo 100 K. Todo esto significa que debe de haber habido una gran mezcla de materiales a lo largo de grandes distancias en la nebulosa que dio lugar al sistema solar hace miles de millones de años.
Los espectros muestran que el agua tuvo que ser abundante en el área donde se formó el cometa y que éste no es tan rico en carbono como otros de sus compañeros, pues estos materiales representan sólo el 20% en lugar del 50% de otros casos. Sin embargo la composición es muy similar a la del cometa Hale-Bopp que fue observado en 1995 y eso significa que debieron formarse de manera muy similar.

Fuente: Johns Hopkins University

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.