NeoFronteras

Aprobado cóctel de virus como aditivo alimentario

Área: Medicina — Martes, 29 de Agosto de 2006

Foto
Bacteriófagos. Foto: Davidson C.

¿Qué puede estar usted dispuesto a admitir como aditivo alimentario? ¿Se comería un bocadillo de jamón cocido aderezado con virus?
Cuando uno piensa en aditivos alimentario piensa en colorantes, acidulantes, edulcorantes, conservantes… Todos ellos son moléculas, tanto inorgánicas como orgánicas, que ayudan a mantener las cualidades organolépticas de los alimentos industriales envasados que ingerimos. La categoría de conservantes es importante porque nos da la preservación del alimento a lo largo del tiempo. En algunos casos se busca un diabólico equilibrio, y como tales conservantes se pueden usar para la carne nitratos que son sospechosos de ser cancerígenos, pero que estadísticamente matan a menos personas que los posibles casos de intoxicación alimentaria que causaría su ausencia.
Ahora se suma una nueva categoría de conservantes a la lista de los ya conocidos. La FDA (Food and Drug Administration) ha aprobado en EEUU el uso de un cóctel de seis virus bacteriófagos como aditivo para conservar ciertos tipos de alimentos.
Este cóctel se pulverizará sobre productos cárnicos y salsas listos para consumir justo antes de su empaquetado y protegerá contra las intoxicaciones alimentarias producidas por la bacteria Listeria monocytogenes. Esta bacteria prospera algunas veces sobre los productos cárnicos fríos causando al año 2500 casos de intoxicación alimentaria severa y 500 muertos sólo en EEUU.
Los virus en este caso son bacteriófagos, es decir, atacan sólo a las bacterias y son inocuos a los animales (incluyendo el ser humano) y plantas. Esa es la razón de que la FDA haya autorizado su uso. De hecho, algunos virus bacteriófagos habitan en el tracto digestivo humano sin causar problemas.
La empresa fabricante de este aditivo, Intralytix, está radicada en Baltimore y se dedica a la investigación, desarrollo y comercialización de productos basados en bacteriófagos.
Hay muchos tipos de virus bacteriófagos y todos ellos atacan bacterias específicas mediante la inyección de ADN viral dentro de la célula bacteriana. Allí somete a la maquinaria genética para fabricar más virus que finalmente matan a la bacteria anfitrión. Los virus bacteriófagos fueron descubiertos hace 80 años y pronto se vio su potencial como agente terapéutico, pero el desarrollo de la penicilina y los antibióticos retrasó el desarrollo de terapias basadas en estos agentes.
Parece ser que la fabricación de este tipo de productos es barata una vez han sido desarrollados.

Referencia: Intralytix

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

1 Comentario

  1. joniale:

    ¿Y si estos mismos virus por mutación matan las bacterias beneficiosas de nuestro intestino? Con que solo uno de ellos mute se podrá reproducir tranquilamente. No se cual es la probabilidad de que haya un salto en el ADN para que el virus afecte a otra bacteria, pero desde luego muchos virus hay y la experiencia me dice que la vida siempre abre nuevos caminos.
    Sin embargo como mal menor puede ser interesante, puesto que actualmente como se dice que se están usando conservantes cancerígenos…

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.