NeoFronteras

Madera fósil sirven de registro de una glaciación remota

Área: Paleontología — Viernes, 10 de Noviembre de 2006

Foto
Tejidos de moderna sequoia sempervirens mostrando patrón de crecimiento estacional de clima templado. Foto: Virginia Tech.

Hace 350 millones de año entre el Devónico y el Carbonífero el clima cambió. Este cambio dejó una huella en los árboles que vivían en aquella época.
Los eventos en las épocas de transición tienen un importante impacto sobre los seres vivos. Suelen coincidir con la extinción de antiguas especies y el surgimiento de otras nuevas mejor adaptadas a la nueva situación.
Stephen Scheckler, profesor de Virginia Tech University, acaba de informar en el congreso nacional de la sociedad geológica americana celebrado en Filadelfia entre el 22 y 25 de octubre pasado pruebas de la existencia de una glaciación ocurrida hace 350 millones de años.
Se tienen pruebas de la extinción en esa época (el evento Hangenburg) en el registro fósil, sobre todo en Europa. Pero en lo que ahora es EEUU, con a una latitud tropical en esa época, la flora y fauna no sufrió un gran impacto. Pero según este investigador es posible probar que incluso allí el clima se enfrío bastante y han quedado pruebas sutiles del evento.
En otras regiones del globo es relativamente fácil probar signos de glaciaciones cuando se encuentran depósitos rocosos producidos por lo glaciares, pero éstos no suelen existir en regiones tropicales.
Para entender mejor qué y cómo afectó el clima en el pasado Scheckler ha estudiado el sistema de crecimientos por anillos de los árboles modernos. La parte interna del árbol, el duramen, está prácticamente muerta y la corteza también. El primero es el tejido estructural que mantiene el árbol en pie, y el segundo es el tejido aislante que lo protege de la intemperie. Entre ambos está el cambium, que es un tejido vivo que hacia adentro produce tejido cargado de lignina que será la madera dura y hacia fuera tejido cargado de suberina que formará el tejido acorchado de la corteza. El crecimiento depende de las condiciones ambientales y las estaciones producen el típico patrón de anillos.

Foto
Tejido fosilizado de Araucarioxylon a 200 aumentos. El fósil fue recolectado hace 100 años en lo que ahora es Ohio. Este árbol probablemente vivió en el Devónico tardío y Carbonífero temprano y presenta anillos de crecimiento que sugieren la existencia de inviernos fríos, como en la foto anterior de un árbol actual. Foto: Virginia Tech.

En el registro fósil se pueden encontrar restos de lo que un tiempo fue madera que perteneció a los árboles de la época. Si esos árboles crecían de la misma manera que lo hacen los árboles modernos (una hipótesis razonable), analizando al microscopio estos fósiles se podría inferir el clima de la época.
Un clima tropical o templado produce patrones distintos en los anillos de crecimiento. En climas tropicales, con inviernos muy suaves, no se produce un cese brusco del crecimiento y las diferencias entre anillos son sutiles. En ese caso son más debidas a periodos alternos de sequía y humedad que a cambios bruscos de temperatura debido a las estaciones. En climas templados el árbol suele dejar de crecer en invierno y las diferencias entre anillos están muy marcadas. Estas diferencias se pueden apreciar a nivel celular incluso en restos fósiles.
Si se asume que lo mismos mecanismos genéticos operaban sobre los árboles de hace 350 millones de años se puede demostrar que los fósiles del Devónico muestran un crecimiento de tipo tropical, pero los del Devónico tardío o Carbonífero temprano muestran pruebas de crecimiento similar a los árboles de clima templado.
Las plantas de esa época respondieron de la misma manera que lo hacen las plantas modernas frente a la súbita bajada de temperaturas. En el Carbonífero tardío ya no se pueden apreciar esos signos porque la glaciación terminó.

Fuentes:
Virginia Polytechnic Institute and State University.
Fotos y textos relacionados.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

Comentarios

Sin comentarios aún.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.