NeoFronteras

Multiplican por 10 la vida de levaduras

Área: Biología — miércoles, 30 de enero de 2008

Unos científicos multiplican por 10 la esperanza de vida de unas levaduras sin que éstas experimenten efectos secundarios. Esperan poder aplicar estos resultados a enfermedades humanas.

Foto

Para alcanzar este logro los investigadores han combinado una dieta especial con unas alteraciones genéticas, consiguiendo así que la ciencia se acerque más al control de la supervivencia de la unidad de todos los sistemas biológicos: la célula.
Según Valter Longo, de University of Southern California, se están sentando las bases para la reprogramación de una vida larga y sana.
El estudio apareció el 25 de enero en PloS genetics. Y en un estudio paralelo, que apareció publicado el pasado 14 de enero en Journal of Cell Biology, se muestra que los mismos cambios genéticos de las levaduras invierten el curso del síndrome del envejecimiento prematuro.
El grupo de Longo sometió a las levaduras a una dieta de restricción calórica y desactivó los genes RAS2 y SCH9 que promueven el envejecimiento en levaduras y cáncer en humanos.
Con este sistema lograron multiplicar por 10 la esperanza de vida de las levaduras, logro que constituye una marca mundial en la extensión de la vida un organismo vivo. Ya en 2005 el mismo grupo de investigadores informaba haberla multiplicado por 5.
La levadura utilizada (Saccharomyces cerevisiae) es un organismo que está entre los más estudiados y mejor comprendidos a nivel molecular y genético, siendo el típico modelo de laboratorio. Aunque comparadas con otros organismos superiores las levaduras son muy sencillas, han permitido descubrir algunos de los genes y caminos reguladores más importantes en el proceso de envejecimiento y en diversas enfermedades, tanto en ratones como en otros mamíferos.
Esta levadura es un organismo microscópico emparentado con los hongos. Gracias a ella obtenemos productos como el pan o la cerveza. La levadura vive alrededor de una semana.
Los científicos esperan que ciertos fármacos remeden de algún modo los efectos conseguidos sobre estas levaduras y se puedan aplicar en humanos para así aumentar la esperanza de vida sana de los mismos.
En un estudio reciente (Cell 130, p247-258, 2007) se informaba que un ratón con una mutación genética identificada anteriormente por el grupo de Longo vivían un 30% más que los ratones normales, y que además era resistente frente a problemas de corazón y huesos sin que se observaran efectos secundarios.
El grupo de Longo planea investigar sobre el aumento de la vida en ratones y además estudiar una población humana en Ecuador cuyos individuos portan una mutación análoga a la descrita en la levadura.
Las personas con dos copias de esta mutación tienen una estatura pequeña entre otros defectos. Ahora están ya identificando familiares con sólo una copia de esta mutación y que aparentemente parecen normales. Esperan que muestren una incidencia reducida a ciertas enfermedades y una esperanza de vida mayor que el promedio.
Longo advierte que una mutación que alargue la vida puede que lleve aparejado el precio de un déficit en el crecimiento y otros problemas de salud, y que encontrar a gente con vidas alargadas por encima de lo normal sin que padezcan efectos secundarios no va a ser fácil.
En el artículo de Cell del pasado 14 el grupo de Longo describe haber desarrollado una levadura que es un modelo para los síndromes Werner/Bloom que afectan a los humanos. Las personas que están afectadas por estos síndromes (incurables a día de hoy) sufren de envejecimiento prematuro y de una alta incidencia de cáncer que finalmente les termina matando.
La misma mutación que juega un papel central en la multiplicación por 10 de la vida de las levaduras invierte el proceso de envejecimiento en esta enfermedad según los autores.
Longo sugiere que, a pesar de haber usado para el estudio un organismo tan simple, se debería de considerar la realización, en humanos afectados de Werner/Bloom, de un ensayo con fármacos que alteren estos caminos de antienvejecimiento, especialmente el camino molecular relacionado con el factor IGF (Insulin Growth Factor). Quizás no funcione, pero cree que merecería la pena.
En el artículo de PLoS genetic, Longo y sus colaboradores identifican el mayor solapamiento de genes previamente implicados en el alargamiento de la vida en levaduras o mamíferos y aquellos relacionados en la expansión de la vida bajo restricción calórica.
Han identificado tres factores de trascripción, que son muy importantes en el efecto de la restricción calórica, pero a la misma vez han mostrado que no son suficientes, porque incluso sin estos factores la restricción calórica puede seguir alargando la vida un poco más. Es de suponer que debe de haber algún factor más todavía por descubrir.
La restricción calórica, que consiste en mantener al organismo hambriento de manera controlada, consigue que el sujeto (en general un modelo animal) aumente su esperanza de vida y sufra menos enfermedades.
Los científicos creen que la escasez de nutrientes dispara en el organismo un modo de mantenimiento que le permite redirigir la energía, en lugar de al crecimiento y reproducción, hacia los sistemas antienvejecimiento hasta el momento que pueda comer y reproducirse con normalidad.
Este sistema se está ensayando ya en primates y humanos por parte de otros grupos de investigación.
Quizás algún día podamos vivir mucho más, o incluso ser virtualmente inmortales. Y a usted, ¿le gustaría ser inmortal?

Fuentes y referencias:
– Nota en University of Southern California.
– Longevity mutation in SCH9 prevents recombination errors and premature genomic instability in a Werner/Bloom model system (resumen).
– Life Span Extension by Calorie Restriction Depends on Rim15 and Transcription Factors Downstream of Ras/PKA, Tor, and Sch9.
– Gusanos tratados con antidepresivos viven más.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

13 Comentarios

  1. Martín:

    No creo que se pueda reorganizar un organismo ya desarrollado para que pueda ser inmortal o que se le pueda alargar la vida significativamente. Somos replicantes en un mundo Blade Runner creado por un dios tenebroso. No obtendremos las respuestas a muchas de nuestras preguntas e incluso se nos vedará la visión del futuro de nuestra estirpe, de nuestra herencia… Pero en un futuro nacerán humanos modificados genéticamente que quizás se acerquen a eso que llamamos inmortalidad. Podrán contemplar la vida de un modo en que nosotros sólo podemos soñar y serán más libres. Tendrán una oportunidad más para todo, tiempo para leer todo lo interesante que se haya publicado, de amar todas las veces necesarias, de equivocarse y aprender, de conocer a multitud de personas interesantes, de encontrar respuestas, y podrán quizás alcanzar una sabiduría que no somos capaces de soñar. Creo que ya expresé todo esto en otro comentario.
    Pero probablemente muchos no lo lleguemos a ver, puesto que lo peor de ser mortal es que cuando te mueres te pierdes todo lo interesante que pasa después.
    Sólo los mezquinos, simples y cobardes quieren ser mortales, porque probablemente ya están muertos en vida.

  2. tomas:

    Muy educado Martín al final de su comentario.
    ¿Por qué razón seríamos más libres alargando más la vida? Si es por el conocimiento ¿ello garantiza alguna libertad?. Según mi criterio y el de muchos neuropsicólogos no somos libres en absoluto. No pensamos lo que deseamos pensar, sino lo que de forma compleja aparece en nuestra mente, producto de nuestro estado mental anterior más lo que recibimos en ese instante; así, ni nuestros deseos son previamente elegidos. Sería una paradoja.
    Por otra parte, aun con más sabiduría y libertad, ¿seríamos más felices?
    ¿Qué solución daríamos a una humanidad que crece exponencialmente pero a cuyo exponente quitamos su único freno? La Tierra no tiene recursos para los que ya estamos. ¿Donde encontrar otras Tierras que ya precisaríamos ahora?
    A no ser que se trate de una inmortalidad restringida a unos pocos, aquellos que se la puedan pagar. Antes que inmortal prefiero ser lo más feliz posible. Y pensando en la humanidad, primero eliminemos el sufrimiento, luego solucionemos cuantos problemas adivinemos en esa inmortalidad y entonces sí. Pero me parece muy difícil tan ambiciosa meta.
    A propósito, ¿no elimina NeoFronteras los comentarios descorteses?

  3. NeoFronteras:

    En la lista del filtro automático no está la palabra mezquino porque se consideró que no necesariamente es un insulto. Pruebe con otras palabras y ya verá como no ve el comentario ni en modo provisional.
    Tampoco se juzgó la última frase de Martín como descortés. Dado el contexto hay que interpretarla desde un punto de vista más bien metafórico dada su tendencia al lírismo.
    Pero mejor que se intente defender él si lo desea.

  4. Jose M Piñeiro:

    Aunque la política de NeoFronteras es que no se dejen comentarios superfluos, me voy a aprovechar de la pregunta final.

    Supongo que la pregunta es retorica, y que el redactor tenia en mente una respuesta afirmativa. ¿Me equivoco?
    El ser inmortal es inalcanzable, pues en el supuesto de que no envejeciéramos con el tiempo la acumulación de cicatrices haría que nuestros cuerpos no fueran funcionales. Probablemente antes de llegar a esto un accidente o una enfermedad nos mandaría a la tumba.
    No morir de viejo no quiere decir que no seas inmortal. De hecho morir de viejo solo es popular en el ultimo siglo y en una parte muy restringida del planeta. La mayoría de las personas no mueren de vejez.
    No envejecer seria un sueño hecho realidad para la mayoría de las personas, y las que no gusten de ello siempre pueden suicidarse pronto para hacer un cadáver bonito. En ningún momento es incompatible con la meta de una vida plena y feliz.
    Respecto al problema de superpoblación, no se va a agravar por el incremento de la esperanza de vida. Precisamente los que mas están superpoblando el planeta son los que tienen una esperanza de vida mas corta. Alargar la vida igual es una solución y no un empeoramiento.

    Mi respuesta es, por tanto, Sí. ¡¡¡Me encantaría ser inmortal!!!

  5. NeoFronteras:

    La pregunta no era del todo retórica, se pretendía también dar pie a comentarios.
    Muchos seres unicelulares son inmortales. Seres pluricelulares inmortales no se conoce ninguno. La inmortalidad absoluta es imposible (unicelular o multicelular) porque tarde o temprano el organismo, modificado o no, puede tener un accidente y morir o quedar mutilado.
    Nosotros nunca seremos inmortales como dice Martín, aunque quizás nos alarguen un poco la vida. Un humano modificado sí que podría vivir mucho más tiempo de lo que vive. Extrapolando el resultado de las levaduras en los humanos nos darían 800 años de esperanza de vida. Se trabaja ya seriamente en ratones modificados que vivan mucho más tiempo.
    Si se consigue alargar mucho la vida de los futuros humanos la estructura social probablemente cambiará mucho. La superpoblación no debe de ser un impedimento. Con no reproducirse o reproducirse menos se soluciona. Probablemente muchos problemas en el mundo se solucionarían con el mismo mecanismo, aunque ése es otro tema.

  6. Martín:

    No quería decir que los mortales sean mezquinos y cobardes sólo los que quieren serlo, y además hablaba en sentido metafórico.
    Probablemente no somos libres y probablemente nunca lo seremos. No voy a entrar en esta cuestión entre otras cosas porque los filósofos llevan siglos discutiéndola sin muchos resultados. No sé siquiera lo que es el libre albedrío, si éste es sólo una ilusión o si la ilusión del mismo es precisamente el libre albedrío en sí.
    Pero siempre se es un poco más libre si se tiene más tiempo. Dímelo cuando tu momento se acerque y estés cerca del abismo. ¿No comprarías un poco más de tiempo? ¿Qué darías a cambio?
    Lo de la superpoblación ya te lo han respondido antes, así que no voy a insistir en ese punto. Y lo de solucionar otros problemas primero es el mejor camino para que la humanidad no avance, entre otras cosas porque esos problemas nunca se solucionarán del todo.
    El sufrimiento es consustancial al ser humano. No sé si realmente quieres ser feliz como dices. ¿Es la felicidad tan importante? ¿Cuanta felicidad es necesaria? Supón un pacto con el diablo, supón que te ofrece la felicidad a cambio de algo. ¿Qué cambiarías Tomás? ¿Qué es para ti lo más precioso después de la felicidad para ti? Supón, por ejemplo, que te cambia cada unidad de tu inteligencia por cada unidad de felicidad. ¿Cuantas unidades cambiarías? Si así fuera sólo necesitarías ser absolutamente tonto para ser absolutamente feliz. Quizás los más bobos son los más felices, no lo sé. Sólo sé que no se puede tener todo.
    ¿Es un estado de simple euforia el mejor estado para un hombre? Si buscas algo así la heroína y similares te lo pueden proporcionar. Incluso el estado que las almas adquieren en el cielo se parece bastante a él. Triste idea de lo que es ser humano.
    Bueno, sólo quería reflexionar un poco.

  7. lluís:

    Pues ahi va mi respuesta. Sí, Me gustaría ser inmortal, o al menos decidir si quiero vivir 100, 1000,10000 0 1 billón de años. No sería moco de pavo poder ver como el Sol consume su energía y convierte la Tierra en carbonilla. O asistir al cambio de la raza humana por otra especie. En realidad hay tantas cosas por ver y que, aún, necesitan tanto tiempo para poder ser vistas, que sabe mal morirse sin enterarse de ellas, por ejemplo, quien sabe si en cincuenta años más no tendríamos una “teoría del todo”. Sí, ya se que a muchos esto de la “teoría del todo”, no les “entra” demasiado bien. Isn’it, guys? Ah! permítanme decirles que en algunos comentarios veo un cierto “moralinismo meapilas”.

  8. tomas:

    Contestaré por interlocutores porque pretendí hacerlo de una vez y el extraño funcionamiento de esto me lo impide aunque lamenta las molestias.
    Luis, a mí también me gustaría asistir a todo cuanto nombras. Pero detenerse ahí es ver el tema con orejeras. Imagino que lo de moralina y meapilas va por mí. Si me conocieras no pensarías así. Sólo un estúpido opina ofendiendo. Espero que no sea tu caso.

  9. tomas:

    Vale, Martín. Yo también soy dado al “ataque”, pero cuando escribo, al tener más tiempo, puedo moderarme.
    A mi parecer, libre albedrío es hacer aquello que se desea, dentro de las limitaciones que nos impone la naturaleza, es decir sin coacción. Eso puede ser posible. Pero libertad sería la capacidad de pensar aquello que se desea, mandar sobre la propia mente y ello es una paradoja. Por tanto son conceptos distintos.
    No sé si me interesaría un poco más de tiempo; para saberlo sería necesario estar en ese trance. He visto morir con grandes sufrimientos, suplicando el final y morfina, cuando eso era tabú. Por el contrario tengo el ejemplo de un hombre de 95 años, afectado de varias enfermedades graves que, por fortuna, sólo le originan molestias y algún dolor soportable. Es lúcido, inteligente y con buen sentido del humor, feliz porque se siente querido. Y no teme morir, según me ha dicho, aunque nunca se sabe.
    Lo que el diablo me concediera sin duda me daría alguna satisfacción, es decir alguna clase de felicidad, por tanto, no me parece una pregunta apropiada.
    Parece identificas felicidad con ignorancia, lo que es un lugar común que no comparto, aunque pueda darse, pero no necesariamente. No me interesa la euforia de la droga. Deseo una felicidad serena, con preocupaciones y contratiempos soportables, salud, amar y ser amado y como soy un incondicional del conocimiento, tener algún placer al acertar en algo en ese campo.
    Por último el elegir solucionar antes otros problemas no es para obstruir el progreso sino un camino prioritario al que aplicar los esfuerzos. No propongo abandonar esas investigaciones, en absoluto. Pero habría que dar más importancia de la que se da a la justicia social junto con trabajos para evitar lo que se nos viene encima por nuestro maltrato a la naturaleza.
    Bueno, ya hemos reflexionado juntos.
    Un saludo.

  10. tomas:

    Sres de NeoFronteras: Es casi seguro que un logro así, la gran longevidad -teniendo en cuenta los razonamientos de Piñeiro- haría cambiar las estructuras de la sociedad. Dan Vds. el remedio, en el que no desean entrar, pero que es obvio: una bajísima tasa de reproducción, la estrictamente necesaria para la sustitución o menos, para lo que sería necesaria algún tipo de control legislado. Si ya duplicamos, como mínimo -según Lovelock sextuplicamos- la capacidad del planeta, ¿qué sería con una longevidad generalizada? De momento nada se ha hecho, ni se ve movimiento alguno en ese sentido.
    Olvidan Vds. fuerzas poderosas: las religiones más extendidas propugnan la reproducción según el mandato “creced y …” A igualdad de PIB per cápita, un país es más influyente y poderoso cuanto mayor es su población, y todo político que ambicione algo, se promociona prometiendo un mayor desarrollo económico. Le basta decirlo, ¿para qué entrar en detalles? Las empresas de todo tipo planean objetivos cada año más ambiciosos que el anterior, por lo que bien les viene un mayor número de consumidores. Pero de hecho, es patente que ya estamos superpoblados; lo demuestra el agotamiento de los recursos naturales.
    Yo no estoy seguro de que nos adaptemos inteligentemente a la vista de lo que en estos momentos acontece: el mundo tiene un problema común y real y se le están poniendo parches que no pueden solucionarlo. Cada uno proteje sus intereses y hasta se niega la realidad por científicos de prestigio bien pagados.
    De todas formas, repito, no estoy contra la mayor longevidad. Pero no se pueden despachar los problemas previsibles con un ” ya se arreglarán” impreciso.

  11. NeoFronteras:

    Primero una aclaración. En estos casos no se pretende alargar la vejez y dejar al individuo sufriendo. Se trata de alargar la vida con buen estado de salud.

    Respecto a lo de vivir por muchos siglos… Vamos a ver, estamos pensando filosóficamente, haciendo una especie de experimento mental idealista. La realidad es mucho más dura y triste. La realidad es que efectivamente ya hay exceso de población.
    Se tardarán muchos años en llegar a multiplicar la vida de ratones o hacerlos inmortales y muchos más en probarlo en simios y todavía más en humanos si se consiguen los respectivos permisos. Para ese entonces la humanidad se compondrá de 20.000 millones de personas o más. Pero la Naturaleza lo solucionará o habrá solucionado antes con una gran pandemia o algo similar. Una población pobre, malnutrida, hacinada en suburbios pestilentes y compartiendo espacio vital con aves y cerdos es el mejor caldo de cultivo para toda clase de microorganismos y su propagación. Incluso en zonas ricas pasará lo mismo gracias a los aviones, el metro o los grandes edificios con ventilación interna. Como tampoco habrá recursos para crear una vacuna y repartirla instantáneamente a todos morirá el 50% de la población o más. Esto es inevitable con un nivel de población como el que ya tenemos y se hará más probable según aumente la población. Se podrá quizás retrasar, pero tarde o temprano ocurrirá con un 100% de certeza. Quizás lo mejor será que pase cuanto antes y no hacer mucho para evitarlo. A la larga sería positivo. Será el precio a pagar por tanta inconsciencia y tanta religión irracional. Pero, efectivamente, es difícil luchar contra las religiones, porque las religiones, como las patrias, son de las cosas que más excita el cerebro de la gente.

  12. tomas:

    Amigos, si me permitís, de NeoFronteras:
    ¡Caramba! -iba a decir algo menos fino, pero seguro que no me deja el código ese que tanto me mortifica- La pregunta no es retórica, es filosófica e idealista.
    Como ni en mis peores pronósticos, que son muy malos, pude imaginar el futuro que presentan, echémosle sentido del humor.
    En un bar, uno rechaza la invitación de su acompañante: -No, yo no bebo nunca, pero ¿quieres tu una copa?
    -Gracias, pero tampoco; yo también soy abstracto.
    Bueno, perdón por hacer un chistes malos a los que soy muy aficionado.
    Yo no sé si el optimista y eufórico Piñeiro querrá acompañarme, pero, de todas formas, vayan frenando el planeta que me bajo en el primer equinoccio, o en la próxima estación, que llega antes. Un saludo.

  13. RicardM:

    En un cuento corto titulado “Ave Fenix”, el excelente escritor de ciencia ficción Fredric Brown postula que la humanidad nunca se extinguirá, porque una vez ha alcanzado un determinado nivel de desarrollo sobreviene un suceso de autoaniquilación (guerra global, pandemia, hambruna planetaria…) que reduce la población mundial a unos pocos miles de seres en condiciones de “edad de piedra”, a partir de los cuales renace una nueva humanidad. Y así cíclicamente.

    Es plausible. Me pregunto cuanto nos falta para la próxima autoaniquilación. Y si yo seré uno de los supervivientes.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.