NeoFronteras

La mentira se ve en el rostro

Área: Psicología — Martes, 13 de Mayo de 2008

El rostro humano puede ser descifrado de manera novedosa en busca de emociones ocultas. Esto tendría aplicaciones en interrogatorios policiales y situaciones similares.

Foto

¿Cómo podemos saber si alguien está mintiendo o no? Una investigación llevada a cabo en Dalhousie University afirma que el rostro puede ser descifrado de manera novedosa en busca de emociones.
Un ejemplo lo tenemos en Michael White, que entre sollozos pedía en julio de 2005 que encontraran a su esposa desaparecida. Días después, ante la supuesta incompetencia de la policía, organizó una batida de búsqueda lidera por él mismo que dio directamente con el cadáver de su mujer en las afueras de la ciudad. Más tarde fue acusado del asesinato de su esposa. Había estado mintiendo todo el tiempo.
¿Cómo saber cuando se están mintiendo? En el laboratorio de psicología forense de la Universidad de Dalhousie un grupo dirigido por Stephen Porter ha determinado que la cara delata al mentiroso si se es capaz de descifrar las emociones que muestra. Estas señales a descifrar no son las habituales que la gente cree, como un parpadeo de los ojos o una frente sudorosa. Las señales son más sutiles, tal que unas arrugas breves, que dejen escapar las emociones a través del rostro. Este grupo de investigadores comprobó con éxito sus ideas con los vídeos grabados a White. Analizando esos vídeos, fotograma a fotograma, comprobaron que manifestaba señales de indignación y rabia en su rostro que pasaron desapercibidas al resto de la gente.
El rostro humano tiene una musculatura muy compleja. Hay algunos músculos en la cara que simplemente no podemos controlar conscientemente y que solamente se activan bajo emociones genuinas. Si alguien está diciendo una mentira realmente grave, que implique que pueda ir a la cárcel o no, ésta se manifiesta de todos modos en el rostro. A diferencia del lenguaje corporal que podemos controlar si tenemos mucho cuidado, no tenemos un control total sobre nuestro rostro.
La investigación se realizó experimentalmente basándose en el análisis de las caras de la gente cuando fingen o inhiben emociones. Un artículo (“Identifying Concealed and Falsified Emotions in Universal Facial Expressions”) basado en esta investigación se publica en el número de mayo en Psychological Science. Representa el primer estudio amplio que revela las emociones secretas a través del rostro humano: alegría, tristeza, indignación y miedo.
Además comprobaron la hipótesis de Darwin, que en 1872 propuso que ciertas acciones específicas del rostro humano no pueden recrearse a voluntad si no hay emociones genuinas.
En el curso de la investigación de Porter y colaboradores se solicitó a unos voluntarios que vieran imágenes que se correspondían con sentimientos variados, como una foto en la que apareciera alguien jugando con su mascota (en este caso se representaría alegría), y que correspondieran con una expresión genuina o fingida. Por ejemplo, tenían que sonreír cuando veían una foto de algún suceso grave. Las reacciones, gravadas en vídeo, fueron juzgadas por otros voluntarios que no podían ver las fotos.
Después de analizar 697 vídeos y 100.000 fotogramas llegaron a la conclusión de que ningún participante pudo fingir perfectamente sus emociones. Aunque algunas emociones fueron más difíciles de fingir que otras; así, fingir alegría era más fácil que por ejemplo miedo.
Los investigadores fueron capaces de discernir microexpresiones, flashes de emoción verdadera que se mostraban brevemente. La mayoría de estas manifestaciones de emociones inconsistentes se mostraban solamente en la parte superior o inferior de la cara. Algunos músculos se activaban a veces inesperadamente, incluso durante las emociones genuinas, lo que significa que la interpretación correcta sólo puede darse cuando se siguen las preguntas adecuadas.
Detectar a los mentirosos puede ser una tarea difícil y la mayoría de la gente, especialmente los que están más motivados para cazar mentirosos, son particularmente malos en ello.
En cuanto a las aplicaciones de este resultado, estarían su uso en interrogatorios policiales, puntos de control en los aeropuertos, etc.
Es de suponer que los guionistas de CSI ya tienen un nuevo argumento para algún episodio.

Fuentes y referencias:
Dalhousie University
Foto: Danny Abriel.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

7 Comentarios

  1. Emilio:

    Lo primero: Viva Darwin !

    Lo segundo: se dice que se aplicará a los “malos” detenidos… ¿y que hay de aplicarlo a políticos? ¡Ay! qué bien nos hubiera venido un detector de esos con el “Créame, Irak tiene armas de destrucción masiva, puede estar usted seguro”. Nos hubiera ahorrado cientos de miles de muertos… que son muchos.

    Saludos!

  2. Alejandro Sánchez:

    Lamentablemente, hay muy buenos actores que han encontrado más redituable la arena política que la farándula. ¡Lamentable!

  3. Xabi:

    Intuitivamente, somos bastante buenos “leyendo” en el rostro. Creo que una de las posibles ventajas selectivas del lenguaje pudo ser la capacidad para distraer la atención del “mensaje” del rostro. ¿Qué me dice?

  4. Ricardo Mostajo:

    Creo que sería muy provechoso aplicar esas “huellas” en la Terapia Psicológica, para ver qué grado de autenticidad tienen los pacientes al enfrentar ciertos temas conflictivos y desde ahí trabajar esa represión o manipulación de la emociones.

  5. tomás:

    Emilio:
    La cuestión no es si Irak tenía o no armas de destrucción masiva sino que ello justificase la guerra en ese caso y no en todos los demás: Israel, Pakistán, Corea, etc. Está clarísimo cual fue el motivo, pero no podía decirse: petróleo, negocio bélico; todo piadosos motivos.
    Tampoco en España había crisis hace unos días y ahora parece galopante.
    Si el presidente del Congreso mandase en una sesión: “Que levanten la mano aquellos que no mientan”. Todos la levantarían: estarían mintiendo, naturalmente; es lo suyo.
    Quiero suponer que habrá alguna excepción, pero no soy optimista en ello. Y desde luego esa cualidad le invalidaría para medrar.

  6. GABRIELA JACQUEZ GOMEZ:

    Me agrada esta página, si es posible que pueda recibir mas información acerca de ella, me gusta mucho la psicología, quisiera recibir toda la información de todo esto.

  7. Juan E. Díaz:

    Excelente. Con apoyo de alta tecnologia digital, el estudio de la expresividad puede ser más preciso. Hipótesis: las mujeres pueden simular emociones sutiles mas sofisticadamente que los hombres de la misma edad y condicion sociocultural…

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.