NeoFronteras

Dudas sobre la extinción del Pérmico

Área: Paleontología — Jueves, 12 de Marzo de 2009

Según un nuevo estudio la extinción del Pérmico se prolongaría durante cientos o miles de años y no sería un evento único y puntual.

Foto

Ha habido cinco grandes extinciones masivas en la Tierra, entre muchas otras menores. Ahora probablemente nos encontramos embarcados en la sexta, esta vez por culpa de la estupidez humana.
Se cree que la mayor de todas las extinciones masivas fue la del Pérmico. Fue anterior y mucho más importante que la del Cretácico que se llevó por delante a los dinosaurios.
Esta extinción marca el límite entre dos eras: la Paleozoica y la Mesozoica. Hace 250 millones de años se llevó por delante al 90% de las especies marinas y al 70% de las terrestres: no más gorgonópsidos ni dicinodontos.
Existen pruebas de la presencia de varios cambios en la estructura física de la Tierra, los océanos y la atmósfera durante el Pérmico tardío que figuran en las hipótesis explicativas de esta extinción.
Una teoría hace referencia a una actividad volcánica inusual en lo que ahora es Siberia y que llegó a emitir tanto dióxido de carbono como para hacer subir la temperatura cinco grados. El calor haría que los clatratos oceánicos liberaran metano, elevando la temperatura en otros 5 grados adicionales.
Otra hace referencia a una pérdida de oxígeno en los océanos y el consiguiente florecimiento de bacterias anaeróbicas (por ejemplo, las bacterias verdes del azufre) que producirían sulfuro de hidrógeno. Este gas es altamente tóxico, por lo que al liberarse en la atmósfera mataría a la mayoría de los seres vivos. También existe una teoría de impacto meteorítico cuyo cráter se encontraría en la Antártida.
Algunos expertos ya ha señalado que algunas de estas circunstancias se están dando ahora debido a la actividad humana.
Pero, ¿cuánto duró esta extinción? ¿Se dio de un día para otro o se prolongó durante mucho tiempo? Según un nuevo estudio la extinción se prolongaría durante cientos o miles de años.
Desde que se descubrió la existencia de esta gran extinción masiva los científicos han estado buscando pista sobre lo que disparó este evento. Las pruebas físicas y los fósiles recolectados en los estratos de la época, sobre todo en la cuenca Karoo en África sugieren que las plantas y animales empezaron a desaparecer debido a alguna de esas hipótesis antes mencionadas, como la de las erupciones volcánicas. Sin embargo, algunos investigadores se muestran escépticos.
Los miembros de uno de esos equipos de investigadores excépticos, liderados por Robert Gastaldo del Colby College (Waterville, Maine), decidieron examinar rocas sedimentarias de la época en detalle. En seis expediciones a África visitaron repetidamente a lo largo de varios años los lugares donde previamente otros investigadores identificaron depósitos químicos ubicados entre el Pérmico y el Triásico. Según ellos la extinción del Pérmico no fue un fenómeno global. Un artículo con sus resultados se publica en el número de marzo de la revista Geology.
Estos investigadores sostienen que algunos de los sedimentos asociados a la extinción están situados en estratos geológicos 8 metros por debajo del borde del Pérmico, por lo que fueron depositados mucho tiempo antes de que ocurrieran otros casos relacionados con esta catástrofe. Si dos eventos no están en la misma posición del registro geológico es que no pertenecen a un mismo y único evento (es decir, no se dieron a la vez).
Neil Tabor de la Southern Methodist University en Dallas, y que no participó en el estudio, dice que este trabajo es fundamental y que tendrá un influencia importante en la comprensión de esta extinción.
Es de esperar que los expertos del campo analicen este estudio y otros futuros y nos puedan decir si se dio una gran extinción masiva o una cadena de extinciones. Averiguar la estructura fina temporal en la historia geológica nunca ha sido sencillo.

Fuentes y referencias:
Noticia en Science.
Foto cabecera: Arctops watsoni, un gorgonópsido. Pintado por ДиБгд.

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.
Compartir »

3 Comentarios

  1. tomás:

    Si se encuentran estratos ocho metros por debajo del borde del Pérmico, está claro que la diferencia temporal hubo de ser grande, mucho más que cientos de años; incluso los miles pueden quedarse cortos. En referencia a las calamidades provocadas actualmente por la actividad humana, si ahora son tan evidentes, conviene notar que también se iniciaron hace miles de años, en cuanto la acción del hombre fue capaz de modificar su entorno significativamente, auxiliado por sus herramientas, el fuego, la agricultura, etc.

  2. Tay:

    Muy de acuerdo con Tomás. La extinción provocada por el ser humano hace unos 30.000 años que se inició.

    Respecto a la extinción del Permo-Trias, duró, no cientos, ni miles de años, sino varios millones de años.

    Un saludo

  3. NeoFronteras:

    El daño que el ser humano ha infringido desde hace decenas de miles de años es tremendo. Entre otras cosas ha liquidado o ayudado a liquidar a las megafaunas de varios continentes. Las únicas megafaunas que sobrevivieron fueron las que coevolucionaron con el ser humano y aprendieron a huir de él.
    Incluso los moahs fueron exterminados hace pocos cientos de años. Los dodós, la vaca marina de Steller, el lobo marsupial o las palomas viajeras de Norteamérica se extinguieron incluso más recientemente.
    Algunas especies y ecosistemas absolutamente únicos ha sido barridos por la codicia humana o por una necedad supina hace escasos años. La introducción de la perca del Nilo en los lagos africanos, por ejemplo, está eliminando uno de los ejemplos más preciosos que jamás ha habido de evolución, mucho más rico que los pinzones de Darwin.
    Y estamos hablando solamente de especies singulares, únicas, las capaces de captar la imaginación y fantasía de la gente, no de las plantas, insectos y animales menores que a nadie parece preocupar que se extingan y que desaparecen continuamente. Se estima que el ritmo actual de extinción es 120.000 veces superior al natural. La extinción del Pérmico se queda en nada en comparación.
    No se trata de la pérdida de belleza, de la destrucción de un legado que no nos pertenece, de las supuestas medicinas, de nuestra supervivencia… Se trata de la destrucción de información, de la incapacidad absoluta de poder alcanzar un mayor conocimiento y sabiduría que nos estamos imponiendo a nosotros mismos. ¿Si no estamos aquí para aprender, para qué diablos hemos venido?
    Si la justicia cósmica existiera hace tiempo que la raza humana hubiera sido eliminada. Afortunadamente el Cosmos es más neutral y sordo de lo que a veces creemos.

RSS feed for comments on this post.

Lo sentimos, esta noticia está ya cerrada a comentarios.